ALFIL NEGRO

726
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

No tenía fin la muchedumbre del pueblo que le seguía; sin embargo, los que vengan después tampoco estarán contentos con él (Eclesiastés 4:16)

Borrón y Cuenta Nueva
Oscar D. Ballinas Lezama

“Antes de entrar ya se dieron cuenta que va a ser imposible, no sólo bajar el precio de las gasolinas, sino también evitar que los costos de los hidrocarburos sigan subiendo”, dijo Javier Corral, gobernador de Chihuahua, refiriéndose a las promesas hechas en campaña por el ‘Santón de Macuspana’.
Explicó que varios integrantes del gabinete de Andrés Manuel López Obrador ya reconocieron que será muy difícil realizar cambios abruptos y que se esperan aumentos nominales conforme a la inflación.
Luego añadió, “a como está la economía del país que afecta las finanzas públicas, será un verdadero trabuco cumplir a corto plazo las promesas hechas en campaña por el nuevo Presidente de la República, quien tendrá que ajustar muchas propuestas”, afirmó Corrales.
El Gobernador chihuahuense confía en que al menos las propuestas relacionadas con el combate a la corrupción, la impunidad, las que atajan la pobreza y la desigualdad, así como las que tienen que ver con la transformación del sistema político, puedan mantenerse; considerando que para lograrlo, será necesario que todos ayuden sin importar la trinchera desde la que cada quien vea la política, aunque sea de manera distinta al punto de vista de los que pronto tendrán el sartén por el mango.
Difícil tarea para el hombre que a partir del 8 de Diciembre próximo ocupará la ‘silla del águila’ y buscará realizar sus sueños de dar a este país una verdadera transformación, lo que desde luego no se antoja una tarea sencilla, sin embargo, tampoco podría decirse que es imposible.
De entrada, algunos integrantes del gabinete presidencial han hecho declaraciones que se contraponen a las promesas de López Obrador, lo que ha generado incertidumbre en los mexicanos que esperaban que construiría Roma en un día; el hecho de haber dado impunidad a los de la mafia del poder para que se vayan como el jibarito, con su cargamento locos de contento, ha causado desánimo y preocupación en sus seguidores.
El ‘borrón y cuenta nueva ‘es algo que no ha gustado a mucha gente, sobre todo a los que votaron por los nuevos ungidos a nivel federal, ya que es opuesto a la cacaraqueada cantaleta de terminar con la corrupción y la impunidad dentro de las filas del Gobierno.
Es triste saber que nadie investigará ni perseguirá al Presidente saliente, por sus posibles actos de corrupción en contra de los intereses de los mexicanos, como tampoco se ‘pasará a la báscula’ a sus presuntos cómplices que conforman la ‘mafia del poder’; no serán tocados ni con el pétalo de una rosa porque al parecer, ‘pactaron con el diablo’.
Aunque habrá que ver primero si ya estando en el poder el nuevo Presidente de México, saca la casta y ordena que se haga justicia a sus conciudadanos, que no solamente fueron llevados al despeñadero por una caterva de truhanes de cuello blanco, sino que los dejaron con una ‘deuda eterna’ más grande y pagando a precio de oro la luz eléctrica, las gasolinas y todos los productos y servicios. Hasta ahora deben de pagar esos que dejaron endeudados a México, ya que no es posible que tanta gente vote para que se haga justicia y con López Obrador sea más de lo mismo.
Chiapas ha sido hasta ahora una de las entidades más golpeadas en su débil economía, no obstante ser productor de petróleo y energía eléctrica, paradójicamente es el Estado en donde más caro llegan los recibos de luz, así como donde más cuesta un litro de gasolina, sin que nadie pueda o quiera hacer algo para evitarlo, la Profeco solo es otro mal chiste.
Los chiapanecos deben ahora unirse a su gobernador electo, quien tendrá que buscar como Diógenes, con una lámpara al mediodía a los hombres y mujeres honestos que conformarán su gabinete; sólo así y con la ayuda del pueblo, se podrá sacar el buey de la barranca; ya no más una frontera en la que se cobren impuestos superiores a los que se pagan en el centro y el norte del país.
Andrés ‘Manuelovich’, como bautizaron en Tuxtla Chico al Presidente de la República recién electo, tiene el destino de todo México en sus manos, incluyendo Chiapas; con un Congreso donde su partido obtuvo la mayoría, no tendrá pretextos para hacer justicia y cumplir con echar abajo las reformas educativa y energética, sobre todo ésta última, que está ahorcando la precaria economía de los chiapanecos.
Los mexicanos están listos para ver si los nuevos gobernantes y sus funcionarios, así como legisladores recién electos, ‘como roncan duermen’, han dicho hasta el cansancio que quieren hacer la cuarta reforma, la nueva historia de esta nación; de eso está pidiendo su limosna el pueblo que espera ansiosamente el cambio de estafeta y que los nuevos servidores públicos, pasen de las palabras a los hechos.