ALFIL NEGRO

474
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

Adiós al Año Viejo
Oscar D. Ballinas Lezama

Hoy termina el año viejo, quienes seguimos con vida debemos dar gracias a Dios porque no todos han corrido con esta suerte; algunos quizás estén enfermos o con problemas financieros, sin embargo, tienen la esperanza de seguir siendo bendecidos con los nuevos vientos del 2019.
Para nadie es secreto que la vida cada vez es más difícil vivirla en este planeta, sobre todo, en los países del tercer mundo que a veces se convierten en las puertas del infierno, no obstante, Dios, en su misericordia, les provee para que no se mueran de hambre, sin importarle que las personas sean de alma buena o mala, sabe que al final todos tendremos que entregarle cuentas claras.
‘El que esté libre de pecados, que tire la primera piedra’, dijo alguna vez Jesucristo, tiempo después murió crucificado para lavar los pecados de la humanidad; de ese amor y esa misericordia hemos abusado muchos seres humanos para portarnos mal, sobre todo en México, donde ahora el ‘borrón y cuenta nueva’ podría beneficiarnos hasta en el juicio final.
Cobijados en la buena voluntad de ‘amarás a tú prójimo como a ti mismo’, enseñada hace miles de años por el Mesías de Jerusalén, quien pidió a los hombres y mujeres de buena voluntad que llevaran esa acción a los hechos; la que a muchos exgobernantes y políticos les cayó como anillo al dedo, ya que el actual Presidente de México es un hombre temeroso de Dios y optó por el ‘borrón y cuenta nueva’; ni tardos ni perezosos los hampones de cuello blanco le tomaron la palabra, como los sapos que de castigo los echan al agua.
Bajo ese panorama, la sociedad mexicana recibirá esta noche al año nuevo, la gente que ha puesto su esperanza en Dios y los nuevos gobernantes de la nación azteca están aguantando a pie firme la tormenta provocada por quienes administraron el Gobierno Federal, así como la mayoría de los Estados y municipios en este país, siguen confiando en que la calma llegará y un nuevo amanecer va a resplandecer en México.
El cambio anunciado por quienes brincaron la barrera para lidiar el toro, en las primeras de cambio están entendiendo que gobernar un pueblo tan lleno de contrastes no es están fácil, sobre todo si tiene una sociedad tan dividida y con tanta falta de amor entre sus semejantes; con una población que en su mayoría es pobre, que ha estado condenada a la marginación y hundida en la cloaca pestilente de la corrupción.
La violencia ejercida desde la trinchera del crimen organizado no ha dado un respiro a la población, que ya no mira lo duro sino lo tupido; la falta de fuentes de trabajo al igual que la delincuencia, tendrá que ser abatida por quienes ahora tienen el pandero en sus manos, jurando y perjurando que no darán tregua a los males de esta nación.
Los mexicanos bien nacidos en estas tierras todo paridoras, desean que los nuevos gobernantes y sus equipos de trabajo en verdad puedan sacar avante la problemática por la que atraviesa este país; el pueblo en su mayoría está consciente de que van a tener que echarle una mano a quienes mediante el voto electoral les otorgaron la confianza para que administraran el Gobierno en sus tres instancias.
Con bombos y platillos se ha anunciado que el Gobierno Federal iniciará mañana dando todo su apoyo a los habitantes de la frontera sur, afirmando que lo hace como un acto de justicia social; sin embargo, en el sur-sureste sus habitantes están pidiendo a través de la Canaco, Coparmex y otras organizaciones sociales, que la frontera con Guatemala reciba también el mismo trato; todos coludos o todos rabones, afirman las voces protestatarias.
Por otro lado, mucha gente tiene confianza en el ‘Señor de la silla del águila’, así como en el gobernador chiapaneco, Rutilio Escandón Cadenas, quienes han anunciado que esta entidad tendrá un apoyo histórico, por lo que de entrada ya se autorizó la obra del tren maya en la zona norte de la entidad.
Es cuestión de tiempo y voluntad política, nos parece que lo segundo ya está dado, será cuestión de un poco de paciencia para ver en acción al ‘dúo dinámico’; con esa confianza los chiapanecos despedirán esta noche el año viejo y recibirán un 2019 lleno de esperanza.
Que Dios nos ayude a todos, pasen este día y esta noche en paz, en armonía, con amor y los mejores deseos para el planeta Tierra y sus habitantes, llenémonos con esos pensamientos positivos para atraer buenas vibras, pidamos al Señor de Señores, Rey de Reyes, que perdone nuestros pecados y siga teniendo misericordia de nosotros.
Abrazos y besos para mi nieto Alfredito Nájera Ballinas y mi hijo Daniel Ballinas Márquez, en su cumpleaños.