ALFIL NEGRO

417
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Tiempos Decisivos
Oscar D. Ballinas Lezama

El combate que el Gobierno Federal está dando a la mafia del huachicoleo o el ‘cártel negro’ está poniendo al rojo vivo el sentir de los habitantes de al menos nueve Estados de la República Mexicana, donde ante el desabasto de gasolina los usuarios han puesto el grito en el cielo.
Para nadie es secreto que a estas alturas las entidades donde el ‘horno no está para bollos’ por la falta de combustible, son: Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Hidalgo, Estado de México, Aguascalientes, Querétaro, Tamaulipas y Oaxaca en donde a pesar de la promesa de Pemex para aumentar el abastecimiento a las gasolineras, al parecer no se cumplió y ha provocado ya enfrentamientos entre despachadores y público consumidor que sigue haciendo largas colas.
La Secretaría de Educación en Michoacán, llegó al grado de enviar a todas las escuelas de ese Estado una circular a los Directores de escuelas públicas y privadas con la finalidad de que pasen por alto los retrasos del personal y alumnos de las escuelas, ya que el transporte se ha semiparalizado.
El sector empresarial de esos nueve Estados ha manifestado su preocupación ante el fantasma de una crisis financiera que pueda arrastrar a todos por la falta de la gasolina, pues este combustible sirve para movilizar una diversidad de productos que son consumibles por los habitantes de esos lugares; pegándole fuertemente también al turismo y al mercado local cuyos consumidores ya no pueden desplazarse fácilmente en grandes distancias.
El Gobierno de la República pide a los medios de comunicación que ya no causen más sicosis entre la población, afirmando que el combate al huachicoleo rendirá frutos positivos en la economía nacional, una vez que se integren todos los expedientes en contra de los responsables, incluyendo las ‘ratas de cuello blanco’ que también serán huéspedes de la cárcel.
Quien al parecer está aprovechando el río revuelto’ es el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, quien con el escándalo del huachicoleo, ni tardo ni perezoso dio luz verde a los empresarios del transporte urbano, a fin de que aumenten el precio del pasaje.
Para nadie es secreto la peculiar forma de pensar del Ejecutivo Estatal neolonés, conocido también como ‘el bronco quita manos’, quien le advirtió a sus conciudadanos que el aumento va por que va y que él asume el costo político.
En Chiapas la ‘cosa es calmada’, ya que para fortuna de los habitantes de esa frontera del sur de México, la gasolina entra por vía marítima en Puerto Chiapas, de ahí que en esta región los propietarios de gasolineras no tienen ningún pretexto para aumentar el precio del combustible o argumentar desabasto.
Los mexicanos están pidiendo a gritos al nuevo Gobierno que no se concrete a hacer público los actos ilícitos que afectan el patrimonio nacional, sino Que es hora de castigar severamente a los ladrones de cuello blanco, sentar un precedente encarcelándolos y quitándoles el dinero mal habido que tienen en sus cuentas bancarias, así como las propiedades que pudieran haber comprado con lo que se robaron, solo de esa manera será más fácil que la ciudadanía coopere con gusto poniendo su granito de arena en la cuarta transformación, ’a Dios rogando y con el mazo dando’.
El borrón y cuenta nueva debe quedar atrás, el castigo debe ser severo y ejemplar para los que le han robado a los mexicanos el dinero de sus impuestos, que le costó sudor y lágrimas para pagarlos con el fin de que este país le brinde todos los servicios públicos a los que tiene derecho cada ciudadano.
Durante décadas, los que gobernaron abusaron del poder, se convirtieron en bucaneros de la política y robaron a placer, sin importarles que millones de mexicanos naden en los ríos de pobreza y cientos de niños y ancianos mueran víctimas del hambre o por enfermedades curables que no fueron atendidas ante la falta de servicios de salud pública.
Mientras unos cuantos se robaron todo y se convertían en los nuevos jeques del país, más de 80 millones de sus conciudadanos carecen de lo indispensable para vivir una vida digna; es por ello que si en verdad se busca un cambio para favorecer a los fregados de siempre, entonces López Obrador y su equipo de trabajo no deben perdonar, sino hacer un poco justicia a los olvidados y marginados de siempre.
La gente de la frontera sur de México ha sido invisible para los Tlatoanis que desfilaron en Los Pinos, sobre todo los muertos vivos de los Altos de Chiapas y los desesperanzados del Soconusco, quienes han aguantado, a pie firme y con una indiferencia y resignación que espanta, todos estos años para la llegada de gobernantes que volteen el rostro hacia estos lugares invisibles para los políticos del centro.
Mucha gente despertó en este 2019 en medio de una lucha feroz que sostienen ‘el Señor de Macuspana’ y la mafia del poder, el bien y el mal están midiendo fuerzas; son momentos cruciales para la nación aunque muchos no lo vean así, son horas de decidir el futuro de los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, hoy más que nunca, necesita del apoyo de quienes lo llevaron al triunfo, sólo en esta batalla será difícil que salga adelante; y como él afirma, solo el pueblo podrá salvar al pueblo.