ALFIL NEGRO

348
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

Espantan al Turismo
Oscar D. Ballinas Lezama

La presencia de los migrantes en el centro de Tapachula ha generado desconfianza no solamente entre los comerciantes, sino entre toda la gente que tiene necesidad de transitar por esa zona, incluyendo los turistas que llegan vía Puerto Chiapas.
Empresarios que viven de la atención al turismo en esta región, manifestaron que ante la posibilidad de que los turistas extranjeros puedan ser víctimas de algún robo cometido por algún migrante, optaron por desviar los grupos de extranjeros que ayer arribaron en el buque ‘Serenissima’, proveniente de Puerto Quetzal, Guatemala.
Señalaron que la situación puede tornarse crítica en caso de que este éxodo continúe utilizando el corredor de la costa chiapaneca, en donde los más afectados son los municipios de Tuxtla Chico y Tapachula, considerados puntos turísticos para el itinerario de los recorridos de extranjeros que arriban vía Puerto Chiapas.
Añadieron que ya de por sí la inseguridad en el Soconusco ha traído en jaque a la ciudadanía, ahora con la constante presencia de los migrantes hasta los visitantes guatemaltecos que vienen semanalmente a comprar y divertirse en la Perla del Soconusco, están dejando de llegar a Tapachula.
Los quejosos mencionaron que otro sector importante que deja importante derrama de dinero en esta zona, son los turistas nacionales cuya presencia ha disminuido por temor al aumento de la delincuencia, lo que está afectando la economía de hoteleros, restauranteros, transportistas, agencias de viajes, artesanos, tiendas de abarrotes, ropa, cafeterías, etcétera.
Hace unos días la activista social, Irma Garrido, quien dijo ser exdirectora de Seguridad Pública en la Ciudad de México, buscó reunirse con empresarios locales para según ella, hablarles sobre los motivos de tanta migración centroamericana, en donde dio a entender que los Estados Unidos de Norteamérica pudiera estar metido en ‘el ajo’.
Luego manifestó que los migrantes solo buscan mejores oportunidades de vida ya que en sus países les está yendo muy mal, nada más que cuando llegan a la frontera se portan peor, por lo que invitó a que los empresarios se unieran con las autoridades para atender y ayudar a los centroamericanos y éstos pudieran seguir su camino, porque está segura que todos ingresarán a los Estados Unidos conforme a las leyes internacionales, y espera que antes de tres meses ingresen por la frontera sur, al menos otros 20 mil centroamericanos.
Como era de esperarse, la reacción de los empresarios de Tapachula fue manifestar que la presencia de los migrantes les está causando severas pérdidas económicas y que, además, muchos de estos han decidido quedarse a vivir en diversos municipios de la costa chiapaneca, en donde por la falta de fuentes de trabajo se están viendo obligados a delinquir.
Explicaron que más allá del espíritu humanitario que pueda tener cualquier persona temerosa de Dios, está la paz y la sobrevivencia de las familias que nacieron y viven en el Soconusco, en donde desafortunadamente con la presencia de extranjeros, cuyos antecedentes son desconocidos y viendo el carácter agresivo de la mayoría de ellos, se ha creado una psicosis de no salir a las calles después de las nueve de la noche por el temor a ser asaltados, y las jovencitas con el peligro de ser secuestradas y violadas, al grado que ya algunas Diputadas del Congreso veracruzano, en donde las cosas andan un poco peor que en Chiapas, han solicitado se decrete el toque de queda desde antes de las 10 de la noche.
Aunque en este tema las mujeres chiapanecas respondieron que no están de acuerdo, con una ley que las mande a casita antes de las diez de la noche, asegurando que la violencia contra ellas se ejerce más en sus domicilios que en la calle, por lo que ya empezaron a realizar marchas de protesta contra quienes intentan cancelarles la diversión nocturna.
En otros temas, vecinos del fraccionamiento Bonanza en Tapachula, solicitan a los titulares de Obras Públicas y de Coapatap, que ordenen a sus subalternos atienden la denuncia de los colonos; al parecer la nueva remodelación que se le hace a la ‘crayola’, ubicada en la entrada de ese conjunto habitacional, lleva varios días y no ven que los trabajos avancen.
Mientras que al sistema del agua que se consume en Tapachula, los habitantes de Bonanza juran y perjuran que llevan más de una semana sin una gota del preciado líquido, por lo que piden a los responsables que jalen las orejas a los encargados de darles agua, mientras tanto, pueden darle solución al problema enviando pipas de agua para abastecer a los colonos.