OPINIÓN PÚBLICA

365
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

De Chofer a Millonario
Gonzalo Egremy

*A dos meses de que un chofer del ex Oficial Mayor de SEDESOL, fuera descubierto que compró un millonario rancho, y no han dicho si es investigado.
*El Gobierno de AMLO tiene la obligación moral de someter a juicio a exfuncionarios acusados de enriquecimiento ilícito, como en el presente caso.

Hace hoy exactamente sesenta días que lectores de medios, nos enteramos de un siniestro acto de corrupción más del anterior sexenio.
Para la ciudadanía de esta región la noticia, al menos, nos provocó alzamiento de cejas al saber quiénes eran los personajes involucrados.
Sobre todo porque no es la primera vez que los señalados en ese reportaje son sindicados de cometer irregularidades y la serie de interrogantes que aún no tienen respuesta de las autoridades encargadas de la impartición de la justicia.
“Este próximo 1° de diciembre el sexenio terminará, pero las historias de enriquecimientos inexplicables de muchos funcionarios sin duda poco a poco saldrán a la luz”, indicaba la plataforma digital Debate.com.mx
Y agregaba “ejemplo de ello es el primer caso de Roberto Gómez Morales, un funcionario menor que paso de ser chofer en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) se compró un rancho de 42 hectáreas en Chiapas, con ayuda de notarios.
Lo anterior fue publicado por el medio de Noticieros Televisa, el cual además dio a conocer que Gómez, de 42 años de edad, provenía de una familia de comerciantes, se dedicaban a vender tacos en la calle.
Desde hace 15 años trabaja con Emilio Zebadúa González, quien fue oficial mayor en la Secretaría de Desarrollo Social y la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, con Rosario Robles (la Estafa Maestra, subrayado de quien esto teclea)
En 2012 Gómez ingresó a Sedesol como chofer de Zebadúa, y tres años después su suerte cambió, pues el mismo Zebadúa se convirtió en Oficial Mayor y nombró a su chofer, Director General Adjunto con un sueldo de 63 mil pesos mensuales.
Todo pareciera una historia de superación personal, pero la incógnita surge cuando un funcionario que gana 63 mil pesos mensuales haya adquirido, cuando todavía era chofer, un rancho llamado “La Gloria” de 42 hectáreas en el ejido Guadalupe, en (vecino municipio, subrayado de quien esto teclea) Huehuetán.
De acuerdo con la investigación de Noticieros Televisa, se supo que para comprar dicho “terrenito”, se cambió su apellido materno y se hizo pasar como hijo de Gloria González Fuentevilla.
En la escritura pública se indica que la señora Gloria González Fuentevilla dona a título gratuito, en forma pura y simple a favor de su hijo Roberto Gómez González y que para efectos fiscales correspondientes al inmueble se le asigna un valor de 816 mil pesos.
El acta de nacimiento de Roberto Gómez Morales, indica que su madre es otra persona.
Asimismo, ante el Notario Público (número) 78, dijo llamarse Roberto Gómez González y para identificarse presentó una credencial de elector, pero a nombre de Roberto Gómez Morales, con domicilio en la 31 Calle Poniente número 2, colonia 5 de Febrero, aquí, en Tapachula.
Es la credencial número 1275052050916. A pesar de la inconsistencia, el Notario aceptó realizar el trámite.
El rancho “La Gloria” no tenía ningún tipo de construcción ni de producción cuando Gómez Morales lo adquirió.
Las investigaciones arrojaron que entre 2015 y 2016 se le invirtieron más de 20 millones de Pesos, dinero que se usó para construir casas de descanso con alberca, se instalaron granjas de producción piscícola, de lácteos, de borregos, ganado y cerdo, así como maquinaría agrícola, camiones de carga y vehículos.
La dirección general de Vida Silvestre de la Semarnat le otorgó permisos de aprovechamiento para fines de subsistencia para tener un zoológico de animales exóticos con venados, hipopótamos y guacamayas.
En julio del 2017, Gómez Morales simuló la venta de dicho rancho. Un contrato por un millón 210 mil pesos a Aarón Péres Liy, quien vive en una colonia popular aquí en Tapachula, sin embargo, aseguran que en el rancho siempre se ve a la familia del exchofer Roberto Gómez.
Incluso las construcciones no paran, pues en la Colonia 5 de Febrero, aquí en Tapachula, construye una casa, con alberca y jardín de eventos sociales. En el patio se aprecian varios vehículos de transporte público.
Y lo más reciente que se dio a conocer es que tiene permisos de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte para conducir unidades de servicio público federal”, hasta aquí lo publicado hace dos hoy meses por Debate.com.mx.
¿Pero quién es Emilio Zebadúa González? Recordemos que fue miembro del Consejo Ciudadano que administró el Instituto Federal Electoral durante las elecciones de 2000.
De 2001 a 2003 se desempeñó como Secretario de Gobierno de aquí de Chiapas, con Pablo Salazar Mendiguchía, y en 2003 fue postulado y electo Diputado Federal por el PRD.
En 2006 intentó ser candidato a la gubernatura por el PRD, sin embargo en una Convención de ese partido, decidieron la postulación del Presidente Municipal de Tuxtla Gutiérrez, el expriista Juan Sabines Guerrero.
Zebadúa protestó ante el hecho y posteriormente resolvió renunciar al PRD y aceptar la candidatura por el Partido Nueva Alianza.
El 10 de Agosto de 2006 declinó su candidatura en favor de José Antonio Aguilar Bodegas, para hacer un frente común contra el candidato de la Coalición Por el Bien de Todos, Juan Sabines Guerrero, al considerar que este tiene el apoyo del gobierno de Pablo Salazar Mendiguchía.
Posteriormente fungió como Presidente de la Fundación SNTE. El 12 de Diciembre de 2012 fue nombrado Oficial Mayor de la Secretaría de Desarrollo Social por el entonces presidente, Enrique Peña Nieto.
A dos meses exactamente que salió a la luz pública el presente caso, dudoso de buena suerte de un simple chofer a millonario, el nuevo gobierno que encabeza, AMLO, y que ofreció en campaña combatir toda clase de corrupción, no se ha visto que alguna oficina de la hoy Fiscalía General de la República investigue lo ocurrido en la adquisición y remodelación del rancho “La Gloria”.
Sí es producto del erario, y con la nueva Ley de Extinción de Dominio, bien pueden las autoridades asegurarlo y destinarlo para familias pobres, además de retirar la patente de los Notarios Públicos que se han prestado a “chanchullos”, ¿no cree usted?//Salud