Polígrafo Político

363
Polígrafo Político
Polígrafo Político

 

Claman al Gobernador de Chiapas
Darinel Zacarías

Dicen los diarios, que han hallado muerto al niño que yo fui
Joaquín Sabina

En Chiapas el nuevo modelo de Gobierno de Rutilio Escandón Cadenas se apegó al esquema de austeridad obradorista.
Ha venido promoviendo la utilización de recursos en rubros de mayor importancia y prioridad. Es decir, optimizar la paga en lo que en verdad valga la pena.
No más derroche, ni compadrazgos. No más nominas con árboles genealógicos y evasión de recursos a través de aviadores, proveedores y “moches”. Esos es en discurso, hasta allí es bonito.
No se duda de que el Gobernador sea un hombre congruente. De esos que no se cuecen al primer hervor.
Desde su toma de protesta se mostró ecuánime y en su arenga dijo “No ha hay nada que ofenda más a la sociedad que el dispendio del presupuesto público”.
Ha venido reiterando “La cuarta transformación comienza en Chiapas: Haremos un gobierno honesto, austero, pero muy eficaz, los recursos públicos que lleguen a nuestra entidad serán para beneficio del pueblo, no habrá desperdicios ni gastos superfluos y tampoco insanas complicidades. Lo digo claro: no solaparé a ningún funcionario corrupto ni familiares traficantes de influencias”.
Sentencia clara y directa la del Gobernador de Chiapas. En estos primeros meses ha hecho ajustes y eso es muy bueno.
Lo que no es bueno es lo que hacen sus empleados, sus colaboradores. Confundir y tener mal el concepto de austeridad.
Un claro ejemplo de pena y tristeza es la negatividad tajante con que la Secretaría de Educación a través de la coordinación general de administración federalizada que representa Hernán López Vázquez, negó apoyo al Club de Robótica de Tapachula.
Sí, rechazó ayudar al club de robótica de la escuela primaria federal “México”, que actualmente ha buscado la ayuda de instituciones públicas y privadas para asistir al evento mundial de la disciplina que se realizará en Abril en Louisville, Kentucky, en Estados Unidos.
La solicitud numero SE/CGAF/00222/19, hecha por el director de la primaria “México”, con clave 07DPR1502Q, Adolfo Santiz Cordero, a la Secretaría de Educación en Chiapas, fue rechazada de manera tajante, bajo el argumento de que en Chiapas hay austeridad.
Se confía en que el gobernador Rutilio Escandón tome cartas en el asunto, seguros están en que sabrá buscar alternativas para ayudarlos.
Girar instrucciones tanto a Secretaría de Educación como al Instituto de Ciencia Tecnología e Innovación que dirige Helmer Ferras Coutiño.
Este club de robótica se llama “Balam-Botix”, lo dirige el maestro Daniel Alfaro Solís. Cuenta en su catálogo con cinco prototipos de los cuales uno de ellos quedó campeón en el torneo internacional VEX en noviembre 2018 en Cancún, Quintana Roo, lo que les permitió ganar su pase al mundial de robótica en Abril de 2019.
Los niños quieren repetir la hazaña y seguro estamos, lo van a lograr. Dos años se les fue el sueño de las manos. El año anterior con mucho esfuerzo lograron ir e hicieron un papel fenomenal, 6° lugar de 300 instituciones, se debe mencionar que estos niños han puesto el nombre de Chiapas en alto, y si se quiere erradicar la corrupción se debe apoyar a la niñez y a la juventud.
PD1: Lo bueno es que la Secretaría de Educación, dicen, que bajo un criterio de austeridad, se optimizan los recursos humanos y financieros, por lo que se instruyó regresar a más de 2 mil docentes a sus centros de trabajo que estaban comisionados para echar “echar la concha”. Se estima eso en una primera remesa, porque son cerca de 10 mil los angelitos que sangraban a esta institución sin trabajar como tal.
PD2: Dice el dicho que “Chucho que come huevo, ni por qué le quemen el hocico”. El edil de Huixtla, José Luis Laparra Calderón, ya trae un catálogo de empresas fantasmas y otras más con prestanombres para desvalijar y saquear la Ciudad de la Piedra. Le platicamos con mayor detalle nombres, direcciones y conceptos. Por lo pronto, su alfil, Emiliano Castañeda Alfaro, (su yerno) ya maneja la Contraloría interna.
¿Quién dijo que tengo sed?