DEUS EX MACHINA

311
DEUS EX MACHINA
DEUS EX MACHINA

Los Oscars, la Voz del Espectáculo Contra las Discriminaciones
Oscar Sieber
@neosieber

La premiación de los Óscars, como en todos los años, ha funcionado como plataforma poderosa de manifestaciones políticas.
Para su edición 91º, el tema de protesta se sustrajo en la discriminación hacia los inmigrantes, mexicanos, negros e indígenas. Éste último esbozado en la figura de Yalitza Aparicio, protagonista en la película “Roma” de Alfonso Cuarón.
Pero este discurso mediático no hubiera sido posible si no fuera por la coincidente coyuntura en las que se derivaron las diversas propuestas fílmicas, ya sea en cuanto al tema, conflicto o curiosidades internas y externas de la producción, y que a la postre definieron el guión del show.
Por ejemplo, películas como “El Infiltrado del Kkklan”, que habla sobre el primer detective de Colorado que se infiltra en el Ku Kux Klan.
“Bohemian Raphsody” cuenta la historia del grupo Queen pero con Rhami Malik, actor e inmigrante egipcio en el papel de Freddy Mercurie.
“Black Panther”, basado en la historieta de Marvel, que narra la pelea de poder familiar sobre un superhéroe de origen africano.
“Green book”, cuya obra recibió el máxima galardón, describe la amistad que se desarrolla entre un italoamericano y un músico negro.
Y “Roma”, una historia centrada en Cleo, una indígena de Oaxaca, que vive bajo el yugo de la doble moral como servidumbre en una familia de clase media.
Aunque estuve en desacuerdo en varias ocasiones con ciertas premiaciones, al final del evento reflexioné que la hegemonía cinematográfica de Hollywood no deja de ser una influencia cultural que afecta en gran medida la opinión pública, y por ello sus decisiones contienen un tajo de carácter político, antes que lo artístico.
Gran parte de su objeto social proviene del trasfondo histórico que está marcado en su sanguinario pasado: judíos inmigrantes.