ALFIL NEGRO

229
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Bailando en la Tablita
Oscar D. Ballinas Lezama

El planeta está ardiendo por el calentamiento global, provocado por la contaminación brutal que realizan los seres humanos, sin que la mayoría de los gobernantes en el mundo implementen programas que eviten la extinción de la Tierra; pocas son las personas preocupadas por esta calamidad que podría llevarnos a la total destrucción de los seres vivos.
Los científicos coinciden en que se tienen 12 años para tomar las medidas urgentes que eviten un desastre mundial por culpa del cambio climático; así lo confirman también los expertos que asesoran la ONU, señalando que el planeta está a punto de rebasar los tres grados en la temperatura, si esto sucede, habrá consecuencias desastrosas para todo el mundo, afirman.
Aseguran que únicamente con un medio grado más, el planeta y sus habitantes estarán ‘bailando en la tablita’; los conocedores del tema piden que se enciendan todas las alarmas porque un aumento de la temperatura global de 2 grados terminaría acabando todos los arrecifes de coral y un incremento de 1.5 lo reduciría, amén de que el nivel del mar aumentaría 10 centímetros y pasando de 1.5 a 2 grados, implicaría que millones de personas estarían expuestas a inundaciones.
La comunidad científica del mundo, juran y perjuran que, al aumentar el nivel del mar, también se vería afectada la capacidad de cultivar arroz, maíz y trigo, con consecuencias catastróficas en materia alimentaria en todo el planeta.
Todo esto pasaría sin contar con la prevalencia de enfermedades como el Dengue, (que en la costa del Soconusco tenemos hasta para tirar hacia arriba), así como la malaria, entre otras pandemias, según informes de la ONU, se revela que para comenzar a salvar el planeta, hay que disminuir las emisiones de dióxido de carbono en un 45 por ciento para el año 2030; para el 2050, ya no debe existir nada de este letal contaminante.
Por lo que debemos iniciar a comprar menos carne, leche, queso y mantequilla, consumiendo alimentos de temporada, así como conducir automóviles eléctricos y caminar o usar bicicleta para desplazamientos cortos, tomar trenes y autobuses en vez de aviones, entre otras medidas.
En el Soconusco, la ola de calor sofocante está causando estragos entre las poblaciones de los municipios de la Costa, principalmente en Tapachula, Huixtla y Tonalá, que parecen haberse convertido en portales al infierno, no solamente por las intensas temperaturas que han sobrepasado las acostumbradas, sino porque ahora los soconusquenses también están entrampados en la migración de extranjeros, que desde hace cuatro meses se desbordó por la frontera sur.
Por si fuera poco este sufrimiento físico en vísperas de la Semana Mayor, continúa el desabasto del agua rodada que vende Coapatap y no parece que el Director sustituto vaya a solucionar este grave problema que sufren los usuarios de ese organismo descentralizado, que no surte diariamente el preciado líquido a la población, sino que lo da a ‘cuenta gotas’, tandeando’ el servicio a los diferentes sectores en Tapachula.
Lo malo del asunto es que no se han rehabilitado los pozos que anteriormente ayudaban a la planta ‘potabilizadora’ en tiempo de sequía, para que no hubiera desabasto, sin embargo, debido a la falta de mantenimiento que sufrieron desde hace varios trienios terminaron secándose la mayoría de ellos (los pozos).
Los usuarios de Coapatap coinciden en que es urgente la gestión ante el Gobierno Estatal y Federal para que se bajen recursos suficientes que permitan construir una nueva y moderna planta potabilizadora, con la que se pueda otorgar un mejor servicio de agua a la población, que casi todos los meses del año sufre el desabasto de este preciado elemento, sobre todo en los meses de Febrero, Marzo y Abril.