ALFIL NEGRO

498
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Oscar D. Ballinas Lezama

El Soconusco Arde

La costa de Chiapas sigue ardiendo, las altas temperaturas están pegando muy fuerte al organismo de todo ser viviente; la tierra sin lluvia provoca que la vegetación continúe secándose al igual que los mantos freáticos, dejando sólo charcos en los que se han empezado a incubar moscos transmisores de enfermedades como el Dengue, Chikungunya y Zika.
El agua entubada sigue faltando por la falta de pozos suficientes, quienes han estado al frente del Coapatap no han podido, no han querido o han sabido encontrar la solución adecuada para rehabilitar ese organismo, que sigue operando con una red conductora deteriorada por los muchos años de utilizarse, amén de una planta ‘potabilizadora’ de los tiempos de Matusalén, que murió en el año del diluvio.
Para nadie es secreto que esa planta ‘potabilizadora’ fue hecha cuando la población de Tapachula no excedía los 50 mil habitantes, sin embargo, hoy se cuenta con más de 600 mil gentes, consecuentemente existen un enorme número de colonias aledañas conectadas a este servicio, el cual es casi imposible que los litros cúbicos que arroja la destartalada maquinaria alcancen para todos, aún en la forma tandeada y chambona en que la surten.
El problema del desabasto de agua entubada debe ser una prioridad para las tres instancias de Gobierno, hasta ahora, quienes han desfilado en los últimos cuatro trienios en la ‘silla china’, han minimizado el problema y se concretaron a tener esa dependencia municipal como una ‘caja chica’, en la que solamente hacen las ‘cuentas del gran capitán’.
La falta de agua está creando sicosis en la población, sobre todo en temporadas de sequía extrema como la que se está viviendo actualmente, de ahí la importancia de que la sociedad exija, a través de los Diputados y Senadores, quienes deberían estar haciendo su chamba de gestores ante las instancias federales, estatales y municipales para bajar los recursos necesarios y construir la planta; Tapachula merece tener una potabilizadora moderna y a la altura de las grandes ciudades.
Estamos viviendo tiempos críticos y muy difíciles de manejar, no solamente por acomodos en los cambios de la política de los nuevos gobiernos en nuestro país, sino por lo que está ocurriendo en casi todo el planeta; la ambición y perversidad de muchos líderes gubernamentales está llevando al precipicio a la humanidad, que en su necedad y ceguera no quieren ver que la tierra sigue contaminándose y aumentando el calentamiento global, al grado que ahora nadie sabe en qué irá a parar este mundo.
Pocos se dan cuenta de estos acontecimientos, están más preocupados por el incendio de la catedral de Notre Dame, por los partidos del futbol, las peleas de box del Canelo, la vida licenciosa de artistas que son llevadas como novelas a la televisión o el cine y solo sirven de malos ejemplos a nuestra juventud; ni siquiera la Semana Santa que representa la muerte y resurrección de Jesucristo llamó la atención a una sociedad que parece haberse perdido en los laberintos de una modernidad con ausencia de valores morales.
Cómo puede salir adelante una nación donde sus habitantes están olvidando los principios más elementales que les enseñaron sus padres y abuelos, somos los sobrevivientes de una generación única nacida hace 50 o 60 años, que desafortunadamente ya se está terminando, sin embargo, no supo sembrar ese ejemplo en la actual juventud y niñez, que en el pecado está llevando la penitencia.
Pareciera que el diablo y sus ángeles malvados arrojados del cielo hace siglos, vinieron a la Tierra sólo a causar el caos, la maldad, la perversidad, el dolor, el desamor, el odio y el orgullo; ay de la Tierra, porque el Diablo ha descendido a ustedes, teniendo gran cólera, sabiendo que tiene corto espacio de tiempo. (Apocalipsis 12:12).
En otras cosas, miles de seres humanos que buscan refugio, compasión y una esperanza para mejorar sus condiciones de vida, son tratados como los peores criminales, encarcelados en condiciones deplorables, sin comida suficiente ni medicinas; lo peor de todo es que no se les deporta ni se les libera; los organismos de derechos humanos se hacen de la vista gorda, dicen que muchos son delincuentes, si es así, entonces deberían ser puestos a disposición de las autoridades de sus países, pero no se les debe tener encerrados en forma infrahumana. ¿No cree amable lector?
Mañana se celebra en el Planetario del Colegio de Bachilleres el Día del Niño, habrá regalos y diversión para quienes visiten esa casa de ciencia y cultura universal. Por cierto, los Dinosaurios seguirán ahí hasta el dos de Mayo y el martes 30 de Abril, la entrada para los niños será al dos por uno.