EL QUINTO PODER DE MEXICO

481
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Se Incrementa la Contaminación
Ernesto L. Quinteros

Las primeras lluvias de la temporada representan un aliciente para los ganaderos, se alegran porque nuestra tierra es tan bendecida que en pocos días los potreros reverdecen, y ya hay alimento para el ganado.
De igual forma, las primeras lluvias de Mayo son aprovechadas por todos los productores para iniciar los procesos de siembra de diferentes cultivos, principalmente el maíz.
Sin embargo, hay algo que no se puede esconder, la impresionante y desmedida contaminación en ríos y arroyos de la región, que están llenos de basura.
Desde hace varios días, en el centro del país se viene viviendo una contingencia ambiental inédita, sobre todo por la quema desmedida de enormes zonas de bosques y pastizales.
La calidad del aire es pésima y puso al descubierto los nulos protocolos y medidas de seguridad que deberían de implementar las autoridades de los tres niveles de Gobierno para proteger a la población.
Eso quiere decir que en nuestro país no estamos preparados para enfrentar un problema mayor por los altos niveles de contaminación en el aire debido a los incendios forestales. En unos días se quemaron miles de hectáreas de bosques y zonas protegidas, y la actuación de las autoridades dejó mucho qué desear.
Hoy, con la entrada de las lluvias, los escurrimientos naturales, más los desechos que a diario tiran en la vía pública, van a parar a los ríos y arroyos.
No hay programas y proyectos de parte de las autoridades que permita la recuperación de nuestros ríos, que lamentablemente son utilizados como basureros al aire libre.
Cientos de toneladas de desechos son los que están dispersos a lo largo de los afluentes que existen en la región Costa-Soconusco, principalmente los que cruzan por las ciudades.
Un ejemplo claro es la ciudad de Tapachula, en donde los ríos Coatán, Coatancito, Texcuyuapan, entre otros, se puede ver la enorme contaminación.
Es triste pero real, de parte de las autoridades no hay programa o proyecto relevante al respecto.
Esta situación me hizo recordar unos reportes que eran parte de una investigación que hizo El Colegio de la Frontera Sur en el 2004, en donde se desnudaba la realidad que se vivía en aquel entonces.
Dicho informe decía que posterior al muestreo de agua y residuos recolectados en los afluentes, se habían detectado contaminantes delicados, que esa agua no era apta para el consumo humano.
La misma situación arrojó el muestreo que se hizo en las bocabarras de la costa de Tapachula y algunos municipios costeros, zona en donde concluyen los ríos y se unen con las aguas del Océano Pacífico.
Posterior a ese análisis de laboratorio, se habían detectado residuos de algunos pesticidas y químicos utilizados en el campo, que en nuestro país siguen siendo utilizados, y que son prohibidos en Estados Unidos desde hace muchos años, en su mayoría llegan a territorio nacional procedentes de Centroamérica.
Hoy, a quince años de distancia, vino a mi mente la pregunta ¿cómo estaremos en estos momentos?
Sin duda la responsabilidad es compartida, sociedad y Gobierno debemos hacer conciencia y actuar en consecuencia para cuidar el medio ambiente.
Desgraciadamente en muchos municipios, como en Tapachula, la autoridad local no tiene liderazgo y responsabilidad, no tiene iniciativa de emprender programas o proyectos de protección al medio ambiente.
Por todo lo anterior comentado, estimado lector, es muy lamentable que el Ayuntamiento de Tapachula que aún preside Oscar Gurría siga sin dar una atención adecuada al tema de la recolección de la basura.
A casi ocho meses de su gestión, sólo ha hecho anuncios de que se van a contratar, mediante un proceso de arrendamiento, 30 camiones recolectores de basura. Aunque no ha dicho de qué partida presupuestal van a pagar la millonaria renta, y tampoco han transparentado el proceso de licitación.
Es decir, seguimos en las mismas o peor, porque ahora con las lluvias los desechos que la población deja en las calles, van a parar a alcantarillas, y finalmente a los ríos y arroyos.
Y viene de nueva cuenta la pregunta ¿y la Cuarta Transformación?, ¿y el cambio?
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx