Polígrafo Político

260
Polígrafo Político
Polígrafo Político

¡No más Fantoches y Perdonavidas!
Darinel Zacarías

“Para no comprarla con bisutería, ni ser el fantoche, que va, en romería, con la cofradía”
Joaquín Sabina

La liturgia que promueve Rutilio Escandón en Chiapas es promover una vocación de servicio alejado de simuladas pretensiones. Es más bien, erradicar viejas prácticas de corrupción y excesos.
Aquel 29 de marzo el mandatario chiapaneco exigió a las y los integrantes de su Gabinete Legal y Ampliado marcar claramente la diferencia y limpiar la corrupción con la que se encontraron en las dependencias estatales, lo que contribuirá a recuperar la confianza de la ciudadanía en sus autoridades.
La sentencia fue directa y certera “No somos corruptos ni asaltadores de instituciones (…) Debemos tener mucha disciplina y colaborar en unidad y congruencia con las propuestas más sensibles del pueblo”.
No más una retórica. El mensaje y su arenga siempre han sido claros. El que no entienda las dimensiones de su nueva política de gobernar y le gane la avaricia, deberá afrontar las consecuencias.
Nuevamente vuelve a enfatizar hace un par de días su ideología y textualmente expresó “Me da gran satisfacción, porque estamos cumpliendo lo que en otros años dejaron de hacer, hoy somos un gobierno transparente y honesto”.
El aviso vino en cascada “hay funcionarios que son ambiciosos o ambiciosas, apenas están empezando el gobierno y ya quieren aspirar a la política, presidentes municipales, diputados, senadores y hasta gobernadores, eso es perder el tiempo”.
La mejor manera de hacer política, es que cumplan con su responsabilidad. Que dejen de andar de fantoches y de presumidos.
Así que sobre aviso no hay engaño. Quién tenga aspiraciones prematuras que vaya bajándole dos flamas a su paludismo.
No por mucho madrugar amanece más temprano, dice el adagio. Ni aquel aforismo de la vieja política que dice que quien se mueva no sale en la foto.
Para nadie es novedad que ya empieza el reciclaje político. Los aislados se mueren por salir de la co ngeladora. Y los bufones, andan de maliciados y perdonavidas.
Pese a la nueva política federal y estatal de promover una ideología más transparente, cercana y de justicia social, muchos actores siguen rascándole la panza al tigre y se sienten intocables.
Ya mandó el mensaje el mandatario estatal. Que dejen de andar de samaritanos y de operadores políticos. Que no son tiempos de falsos profetas ni de promover la imagen de lobos con piel de ovejas.
PD1: Uno de los problemas que siempre habían mantenido en discordia en Tuxtla Chico era la distribución de fertilizantes a los campesinos. Sin embargo, en tiempos de la 4T, parece que ha facilitado la armonía con este sector. Muy bien por Deysi Lisbeth y su trabajo de cercanía y justicia social.
¡Quién dijo que tengo sed?