Polígrafo Político

258
Polígrafo Político
Polígrafo Político

¡El que se Mueve no Sale en la Foto!
Darinel Zacarías

Malas noticias en la radio, ya viene dicen los diarios, la Tercera Guerra Mundial. Los azules culpan a los rojos, los verdes a los amarillos. Los rojos gritan: ¡me defiendo! Los verdes dicen “yo no he sido”.

Joaquín Sabina

La sobrevivencia en el poder y en la política depende mucho de la serie de estrategias que se implementen. Y en Chiapas, los juegos del hambre están ya a tambor batiente.
Enfilar la tropa al 2021 es la primera tarea. Promover una política de continuidad y no ceder el poder, es la primera batalla que debe librar el Movimiento de Regeneración Nacional en Chiapas.
Y, para ello se comenzó ya a crear una serie de estrategias desde el penthouse de Gobierno de Chiapas. Una especie de plan B.
En primer lugar, Roberto Aquiles Aguilar fue activado para reclutar una serie de políticos que en los últimos meses estaban en la congeladora. Sí, una especie de reciclaje y con ello, instruir cual será la estrategia a seguir.
Una Asociación Civil bajo el nombre de “Avanza Chiapas” saltó a la opinión pública. Con el argumento de que su aparición consiste en ser aliados de la nueva política chiapaneca.
Dicen ellos, que vienen a sumarse. A fortalecer la gobernabilidad y abonar a la paz social. Además de gestionar proyectos de justicia social.
Y el hilo conductor, es el mismo. Transformado político.
Por su parte, Conrado Cifuentes Astudillo, el nuevo dirigente de Chiapas Unido también ya fue instruido.
Caminar, edificar, enlistar y sostener una tropa más de lobos políticos, que puedan aportar buenos números en la jungla política.
Conrado Cifuentes Astudillo se le ha visto en los últimos días como visitador en gran parte de la geografía chiapaneca.
Su principal tarea es vender una liturgia de trabajo, bien común, de una nueva política con una serie de soflamas que le permitan reclutar.
Sin embargo hasta allí, todo es normal. No es delito alguno querer afianzar el poder y sostener las estructuras en esta danza de la política.
El despliegue de las tropas dependerá en mucho, de la elección de los líderes nacional y estatal de Movimiento de Regeneración Nacional.
Lógicamente, este es el plan B, de quién lleva los temas políticos electorales de Chiapas. Y su calidad de estratega, lo constriñe a ser previsor.
Los grupos de Morena en Chiapas son dos: el del súper delegado José Antonio Aguilar, que tiene supuesto respaldo de Yeidckol Polevnsky Gurwitz y Bertha Luján Uranga.
El grupo del penthouse, totalmente aldeano y que trabaja fuertemente. Y un posible tercer grupo, que surgiría con el destape de Mario Delgado Carillo apadrinado por Monreal y Ebrad.
Así que por lo pronto, una AC y un Partido Político ya trabajan la encomienda. El objetivo es el mismo: promover la línea política, que libre el escenario 2021.
Sin menospreciar las posibles alianzas. Y en eso, el PVEM es un enorme alfil que en mucho ha ayudado a los que encabezan formulas.
Así el panorama. ¡El que se mueva, no sale en la foto! Advertidos.
¿Quién dijo que tengo sed?