OPINIÓN PÚBLICA

510
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Cúmulo de Funestos Accidentes
Gonzalo Egremy

*Ante el alto número de percances que provocan choferes del transporte público, urge reformas a la ley en la materia para cancelar concesiones.

*Fiscalía General de la República investiga a Álvarez Puga y a su esposa, la presentadora de televisión.

Los accidentes en tránsito vehicular ha ido en aumento por lagunas en las leyes de las que se aprovechan compañías de seguros.
El aumento en los percances, con saldo funestos y en daños materiales, también tiene otros factores, como la prevención, así como la impericia y la ingesta en el consumo de alcohol o de drogas de los choferes.
En las calles y avenidas de Tapachula se registran diariamente entre siete y nueve accidentes u hechos en tránsito; mientras que un número similar ocurren en las carreteras estatales y federales de la zona.
Lo anterior debido principalmente a que los concesionarios del transporte público se escudan en que “pagan un seguro contra daños”, pero las empresas aseguradoras casi nunca hacen efectivo las indemnizaciones a los deudos, lesionados y perjudicados materialmente.
En el cúmulo de accidentes diarios, se ven involucrados en su mayoría, taxis, combis y microbuses de transporte de pasajeros.
Una medida que surtiría efecto inmediato para frenar de tajo los accidentes viales, sería reformar la ley en la materia, para la cancelación de las concesiones de las unidades de transporte público involucrados en esos hechos.
En ese sentido, coinciden familiares de pasajeros muertos, lesionados y otros ofendidos, quienes piden la reforma la ley en materia de concesiones de transporte público para la cancelación del permiso a todo aquel taxi, combi, microbús y autobús participante en percances de tránsito vehicular.
Lo anterior, opinan conocedores del Derecho, debe ir aparejado a la reforma en materia penal para aumentar la penalidad por la muerte de los pasajeros.
Así también para elevar el monto de la indemnización por muerte y también para el pago a los lesionados y por daños a terceros materiales a vehículos particulares.
Para nadie es secreto que la escalofriante cifra oficial de que diariamente en Tapachula se registra un promedio de entre siete y nueve accidentes automovilísticos con un alto saldo en pérdidas de vidas humanas, lesiones y daños materiales, en la que intervienen en un 90 por ciento combis, taxis y microbuses de pasajeros, obedece a la corrupción de agentes de diversas dependencias.
De acuerdo con Peritos en hechos de tránsito (vehicular), con el citado promedio de percances, en Tapachula, los microbuses, taxis y sobre todo combis de pasajeros, enlutaron muchísimos hogares, dejaron lisiados a mujeres, niños y ancianos y dañaron el patrimonio de otras personas.
Los bienes más preciados de toda sociedad (la vida, el patrimonio y la integridad física de sus ciudadanos) están siendo descuidados por el Estado Mexicano, al permitir a concesionarios de combis, taxis y microbuses, a autoridades y a empresas aseguradoras, victimar a usuarios del servicio del transporte colectivo.
Los “pulpos del transporte”, en momentos de los percances, han llegado al cinismo de externar de que “no hay problema; la empresa aseguradora pagará las indemnizaciones y los daños”.
Lo que no dicen es que las compañías de seguros mediante acciones legaloides, lagunas en la ley y corrompiendo a empleados de diversas oficinas, alargan por años los procesos y nunca liquidan el pago a los deudos, lesionados y terceros perjudicados.
Mientras las autoridades “investigadoras” de estos hechos de sangre continúen protegiendo a los acaudalados empresarios del transporte público, a través del otorgamiento de la libertad de los choferes con fianzas mínimas exhibidas por las compañías aseguradoras, los usuarios seguirán corriendo el peligro de perder la vida o de resultar heridos en las combis, taxis, microbuses, o camiones de pasajeros, ¿no cree usted?
Bisbiseo
El tema de la subcontratación de empleados es añejo en México, e inclusive, dueños de despachos contable-fiscales se hicieron multimillonarios con esa práctica asesorando a empresas y hasta instituciones de Gobierno//Aquí en Chiapas, desde antes del año 2000, una compañía propiedad de hermanos de apellido Álvarez, era reconocida en esa materia//La subcontratación, también conocida como outsourcing, es uno de los temas que los Diputados no dejaron en claro en las reformas a la Ley Federal del Trabajo. Aunque en teoría está regulado desde 2012, se sigue abusando de los mexicanos bajo este régimen de contratación porque pierden muchos derechos//Por cierto, Jacqueline Cruz, abogada de la presentadora de televisión, Inés Gómez Mont, dio a conocer la situación en que se encuentran (Inés) y su esposo Víctor Manuel Álvarez Puga, luego de que saliera a la luz que son investigados por la Subprocuraduría de Delincuencia Organizada de México, por una discrepancia respecto al pago de impuestos//En 2018, la Fiscalía General de la República de México comenzó una investigación contra Inés Gómez Mont y su esposo Víctor Manuel Álvarez Puga, de acuerdo con fuentes periodísticas//Salud