ALFIL NEGRO

235
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Política Empantanada

Aumentan los enfrentamientos verbales entre los políticos mexicanos, sobre todo entre ex gobernantes y ex funcionarios federales, contra el actual mandatario nacional y su gabinete, que han demostrado ser de ‘mecha corta’.
Para nadie es secreto que el actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, juró y perjuró al inicio de su administración que su política no era de venganzas, dejando en claro que no enjuiciaría a los ex gobernantes y políticos señalados por actos de corrupción en las administraciones pasadas, aplicándoles “el borrón y cuenta nueva”.
Explicó que no alcanzarían las cárceles para encerrar a tanto político corrupto si decidiera procesarlos y castigarlos, además, tendría que empezar por los de arriba. Luego reconoció que, de llevar a cabo las investigaciones y detenciones de los ex depredadores de las arcas públicas, sería meterse en el pantano de la confrontación.
A contrapelo de los deseos del presidente López Obrador, quien trató de olvidarse de los pecados capitales de sus antecesores en el Palacio Nacional, la furia gringa lo ha venido acorralando con la política internacional y obligándolo a cumplir con la ley, caiga quien caiga; el ex Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, ha sido otro botón de muestra del poderío de los gringos.
Entrampado en los caprichos del ‘Rey pelos de elote’, el gobierno mexicano ha tenido que cambiar su estrategia del ‘borrón y cuenta nueva’, para dar paso a la de ‘quien le haga algo a los gringos, lo pagará muy caro’; no concluye el 2019, sin embargo, la lista negra de los que van a morir quemados en la hoguera del circo romano, sigue creciendo cada día.
Con la detención de Genaro García Luna, los norteamericanos destaparon la caja de Pandora y ahora los demonios andan sueltos, antes de finalizar este año están balconeando a varios de los ex presidentes de la república, sacándoles sus trapitos sucios al sol y amenazándolos con llevarlos al patíbulo político.
Ayer, Vicente Fox, se defendió como gato boca arriba y dijo que, López Obrador, está utilizando ‘las mañaneras’ como una hoguera pública en la que pretende quemarlos, por lo que ha convertido dicho programa en un circo, en el que se ve únicamente “la paja en el ojo ajeno”; mencionó que el gobierno de la Cuarta Transformación ha destrozado la economía del país en solo 45 días, afirmó el ‘ranchero con botas’ que gobernó sin pena ni gloria en el sexenio del ‘hoy, hoy, hoy’.
El guanajuatense le reclamó al tabasqueño, que al igual que Peña Nieto, no cumpliera con su promesa de bajar los precios de las gasolinas y la energía eléctrica, que todo fue pura baba de perico y que a un año de gobernar, todo se ha ido en palabrería hueca en donde se ha falseado la realidad, empezando por la guerra del huachicol que hasta ahora, no ha logrado ningún detenido y procesado: ”Nos siguen dando atole con el dedo, puro pan y circo”, afirmó Vicente Fox Quesada, en una entrevista en red nacional.
En medio de estos pleitos de lavaderos provocados por los políticos, que le siguen perdiendo el respeto a los ciudadanos mexicanos, está concluyendo el 2019; desafortunadamente el pueblo sigue pagando los platos rotos, los problemas socio económicos aumentan, además de la inseguridad, las enfermedades se están convirtiendo en verdaderas pandemias; existe falta de medicamentos, médicos e infraestructura en los hospitales, la obra pública federal brilla por su ausencia en la frontera sur, únicamente algunos empresarios extranjeros de la iniciativa privada han decidido invertir en Puerto Chiapas, siendo un proyecto a mediano plazo en el que ninguna de las tres instancias de gobierno arriesgará un solo peso.
Aunque los gobernantes juran y perjuran que en el 2020 México se va a levantar de entre sus cenizas, como el Ave Fénix; vamos a ver , dijo un ciego.
Otro que no canta mal las rancheras es el gobierno de Estados Unidos, donde actualmente los parlamentarios se están dando hasta con la cubeta, sin embargo, ya tienen sentado en el banquillo de los acusados al presidente Donald Trump; por mayoría, acordaron hacerle juicio político para desconocerlo como mandatario de ese país.
Lo acusan de ser una amenaza para la seguridad de ese país; falta ver qué va hacer el soberbio y arrogante ‘rey del norte’, al que han logrado poner contra la pared. El temor de los norteamericanos, es que su presidente pueda hacer otra locura de graves consecuencias políticas para ese país.
Es claro que lo que suceda en el gobierno estadunidense puede afectar o beneficiar a otros países, principalmente a México que, por su cercanía geográfica, será quien más resienta un movimiento tan abrupto en el ajedrez político de Estados Unidos. Dios nos agarre confesados.
En Tapachula Chiapas, infinidad de automovilistas ya no saben a qué autoridad dirigirse para que corrijan los abusos de agentes de vialidad y tránsito del estado, que en estas fechas decembrinas se han convertido en un enemigo público para los conductores que se estacionan o circulan por el centro de la ciudad, principalmente los turistas centroamericanos que en su mayoría, deciden visitar las grandes tiendas transnacionales de la periferia para no ser atracados por estos ‘servidores públicos’.
Por otro lado, los cafres del volante siguen causando tragedias al conducir en forma irresponsable, vehículos del transporte público, destacando por su irresponsabilidad los choferes de las rutas de combis Indeco, Bonanza, 5 de Febrero, Cobach, Solidaridad 2000, Cafetales y Pemex, que casi a diario causan un accidente con terribles resultados de pasajeros heridos o muertos.
Lo raro del asunto, es que a estos cafres nadie los mete en cintura y corren como alma que lleva el diablo, frente a las narices de los ‘cumplidos’ agentes de vialidad y tránsito del estado, que siempre están al acecho de sus víctimas que estacionan sus carros sobre las principales calles de la ciudad.
Ojalá que alguna autoridad llame a cuentas y castigue a estos irresponsables chafiretes, así como también los jefes de los agentes de vialidad y tránsito, deben aplicar correctivos o despedir a quienes se dedican a extorsionar automovilistas, sin velar que los combistas y taxistas cafres, respeten la ley de vialidad.