OPINIÓN PÚBLICA

292
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Piden No Generalizar Diezmo
Gonzalo Egremy

*Personas que profesan la religión católica aquí, solicitan que el diezmo del salario o de las ganancias de católicos no se generalice en todo el país.
*El Vaticano tiene la obligación de sostener a los presbíteros que le sirven en todo el mundo, y hasta pagarles la jubilación y la curación de enfermedades.

La preocupación entre algunos católicos de esta ciudad se percibió ayer lunes luego de que se enteraran que la Arquidiócesis Primada de México, solicitará que su grey aporte el diezmo de un día de su salario.
Tras solicitar la omisión de sus nombres, los asistentes a la iglesia de San Agustín y algunos a la Catedral de San José, pidieron a alta jerarquía católica en el país, “no generalizar en México la entrega del diezmo del salario”.
Y es que la Arquidiócesis Primada de México, que preside el cardenal Carlos Aguiar Retes, dijo que este año impulsará la campaña para que los católicos aporten el diezmo correspondiente de, al menos, un día del salario que se percibe, o un día de las ganancias obtenidas en el comercio o en la empresa.
Agregaría que los recursos “serán destinados a financiar la atención médica de sacerdotes eméritos los cuales han aumentado considerablemente”, de acuerdo con la revista Desde la fe.
A través de su editorial de este domingo 05 de enero publicada en el impreso, la iglesia católica en México reconoce las “dificultades, tareas y responsabilidades de cada fiel cristiano”, pero insistirá en que cada uno aporte “una colaboración especial” en la medida de sus posibilidades.
“El Diezmo equivale a la décima parte de nuestros ingresos, ofrecidos en honor de Dios, para apoyar las actividades eclesiales y apostólicas; pero la Iglesia sabe de las dificultades, tareas y responsabilidades ordinarias de cada fiel cristiano, por ello, insiste en una colaboración especial en la medida de sus posibilidades: al menos un día del salario que se percibe o un día de las ganancias obtenidas en el comercio o en la empresa. Y siempre desde la generosidad del corazón, que agradece a Dios todos sus beneficios”, indica.
La Arquidiócesis de México menciona que el diezmo constituye una oportunidad especial de manifestar la gratitud y el amor a la Iglesia, de quien tanto bien se recibe en obras social y apostolado.
“El diezmo es una oportunidad especial de calibrar la seriedad con que asumimos nuestra fe, que no sólo consiste en esperar recibir de Dios bendiciones medidas en abundancia material, sino en corresponder, apoyando a la Iglesia para que realice el plan de Dios en el mundo con nuestro servicio y con nuestros bienes materiales que sostienen, respaldan, y hacen posibles tantas obras sociales”, destacó la Arquidiócesis en su editorial.
La iglesia en México informó que los apoyos económicos se pueden hacer vía transferencia o depósito bancario a dos cuentas bancarias que tiene, o directamente en la Curia (ubicada en la Ciudad de México) o en sobres para el diezmo que reparte cada parroquia.
“La responsabilidad de cada fiel en el sostenimiento del trabajo de la Iglesia, pues gracias a la colaboración ordinaria o especial, es posible llevar adelante obras de apostolado, iniciativas de caridad y solidaridad, promoción vocacional, sostenimiento de sacerdotes en activo y atender en su vulnerabilidad nuestros sacerdotes mayores que han dado la vida a nuestra Arquidiócesis, entre otras”, refiero la editorial.
Ante lo anterior, las personas con los que se platicó ayer aquí en Tapachula, solicitaron a alta jerarquía de su iglesia en el país, no generalizar en México ese programa de entrega del diezmo del salario o de las ganancias de las empresas o comercios.
“Difícilmente los católicos de entidades con añejos problemas sociales de atraso económico o falta de empleo bien remunerados, como Chiapas, Oaxaca y Guerrero, principalmente, no vamos poder contribuir con la iglesia entregando el diez por ciento de un día de salario o de la venta que hacemos en las plazas, mercados o en la vía pública”, expuso uno de los declarantes.
Otra persona señaló que El Vaticano, como sede de la iglesia católica del mundo, en Italia, “es poderosamente multimillonaria; con un banco que otorga préstamos a países o invierte en grandes compañías a nivel mundial, por lo que tiene la obligación, al menos moral, de sostener a la iglesia católica mexicana si ésta pasa por una crisis económica”.
Y bueno, en parte tienen razón los declarantes, porque en todas las parroquias (aquí en Tapachula, en la Diócesis) cobran todos los bautizos, las pláticas para los padrinos, las bodas en las iglesias, las misas a los difuntos, o por mencionar sus nombres en las ceremonias litúrgicas, en sí, todos los sacramentos, hasta por echar agua bendita en las cabezas de los asistentes a las iglesias, haciendo de esa religión, como otras más, un negocio, ¿no cree usted?//Salud