Desde mi Trinchera

96

Diego Victorio
PRI y Chiapas Unido: Oposición Real de la Alianza Morena-Verde, en 2021.

En el contexto nacional es el Partido Acción Nacional (PAN), quien se asume como real oposición del sistema.
Gobernadores en rebelión, senadores aguerridos que disienten iniciativas de ley y, diputados federales con una retórica exquisita en el debate, combativos, son el plus que le otorgan el título de antagónicos del lopezobradorismo a Acción Nacional.
El bloque opositor panista ha sido legitimado, mes con mes, por los ejercicios demoscópicos, pues el gobierno del yucateco albiazul Mauricio Vila Dosal, es el mejor calificado, información basada en firmas encuestadoras.
Incluso en la evaluación mensual a alcaldes del país, son las municipalidades emanadas del panismo las que acaparan los primeros sitios.
Lamentablemente esa coyuntura es insuficiente, en nada ayuda, a que haya un paralelismo en Chiapas.
Aquí, Acción Nacional se eclipsa y, si su actual dirigencia estatal no acuerda con los personajes del poder, la tendencia es que pierda el registro.
La crisis existencial del PAN se manifiesta en las menos de cinco alcaldías que gobierna, una representante en el Congreso local y ninguna voz chiapaneca en la Cámara de Diputados.
La estructura azul emigró por segmentos y, en su prospectiva se limita a administrar la derrota de 2021 que, lo desaparecería de la faz electoral.
Definitivamente, la lucha frontal del PAN contra la ideología “cuatroteista” en el centro del país, no oxigenará, ni será un respirador artificial para el panismo chiapaneco que, goza de su último hálito de vida.
Ese vacío que naturalmente habría de llenar el PAN, sin temor a equivocarme, será un espacio que ocupen dos partidos políticos: el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Chiapas Unido (PCHU).
En el lenguaje aritmético el PRI sería un contrapeso electoral de la inminente alianza Morena-Verde, toda vez que el tricolor posee un generoso voto duro.
La votación cautiva del Revolucionario Institucional difícilmente se movía hacia otras trincheras, se mantenía leal, al grado de hacer de Chiapas su bastión.
Recientemente, un fenómeno preelectoral empezó a horadar las fibras internas del expartidazo: la fuga de capital político hacia Chiapas Unido.
Ese éxodo, sin duda, no hará sucumbir al PRI, pero si lo debilita y lo enrola en una dinámica terciada.
Sí, en la jornada comicial de 2021, el PRI protagonizará una carrera de tercios en la lucha por espacios locales de elección popular.
Dejarse arrebatar -de Chiapas Unido- liderazgos con base social, significa, electoralmente hablando, jalar hacia la punta al partido local siglado como PCHU.
Liso y llano, las tres primeras fuerzas políticas estarán siendo disputadas por Morena, Partido Verde (en caso de que el partido guinda concrete la alianza con el PVEM), PRI y Chiapas Unido.
Las matemáticas son exactas. Al Tiempo.
Comentarios Atrincherados
***El tema de la notaría de Juan Oscar Trinidad Palacios, lleva un mensaje implícito.
Primero a los de casa.
***De acuerdo a fuentes de primer nivel, el periodo electoral de 2021 podría pasar a la historia, como el primero donde un Gobernador se mantenga al margen del proceso.
Hubo una instrucción, emitida desde palacio estatal, de no entrometerse en las elecciones internas de Morena y, a los que desatendieron la encomienda les costó la cabeza.
Otro ejemplo es el del Partido Verde que, en vez de nombrar como interlocutor del Ejecutivo con la dirigencia nacional al inquilino del Penthouse de segundo piso de palacio, se decantó por un integrante de un ente autónomo al gobierno estatal.
Inédito.
***El joven José “Pepe” Llaven va a estar en las boletas electorales del próximo año. Va a ser candidato a la alcaldía de Suchiapa, bajo acuerdos y pactos que garantizan su triunfo.
Está alineado a las directrices del Libramiento Norte.
*** Oscar Gurría Penagos, exuda su limitada capacidad cognitiva al balbucear en su montaje de mañanera que “confía que el Congreso de la Unión amplíe el presupuesto ante emergencia migratoria”, así textual.
Para empezar hablar del Congreso de la Unión es referirse a las dos cámaras: de diputados federales y senadores y, quien autoriza el presupuesto es solo la de diputados.
Segundo, de acuerdo a la legislación, el presupuesto no sufre modificaciones durante el año, el paquete fiscal se presenta en septiembre y se vota en noviembre.
Su ridícula y vergonzosa participación que lo exhibe de ignorante, tendría que ser integrada hasta septiembre de 2020 y revisada en noviembre, a finales de año, vaya.
La emergencia, causada por la crisis migratoria debe atenderse con urgencia, sin embargo, el médico de marras, pretende hacerlo un año después.
Su genial idea, va a ser escuchada, en el Presupuesto de Egresos de la Federación del próximo ejercicio, 2021.
Triste, pero esa es la realidad. Pobre Tapachula. HASTA PRONTO.