ALFIL NEGRO

383
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Agricultura en el Abandono

“Los rambutaneros y cafetaleros del Soconusco están abandonados a su suerte, no han tenido ningún apoyo del gobierno de la Cuarta Transformación; por si fuera poco, la federación acaba de despedir a más de 80 ingenieros que se dedicaban a combatir las plagas de la roya y la broca del café en esta región, dejando los productores en total desamparo”, afirmó Víctor Pérez Saldaña, quien se encuentra al frente de una empresa pionera en la producción del rambután.
El entrevistado aseguró que desde hace algunos años los productores del Soconusco han estado viviendo un calvario al bajar los precios del café y el rambután, amén de no tener un mercado más amplio, por la falta de promoción y difusión de este producto, afectado también por las inclemencias del tiempo, que ahora está sufriendo muchos cambios con el calentamiento global.
Explicó que el 80 por ciento del rambután es exportado a los Estados Unidos, sin embargo, a nivel nacional es poco conocido y ese mercado está virgen, consumiendo apenas un 10 por ciento de lo que se produce en Chiapas, mientras que el 10 por ciento restante es comprado por Guatemala, de ahí la importancia de su promoción.
Mencionó que se necesita mejorar los canales de comercialización a nivel nacional, para que los más de dos mil rambutaneros que viven de la venta de esta fruta puedan salir adelante; estos a su vez ,continúen dando trabajo a cientos de chiapanecos y no sufrir las consecuencias de las lluvias atípicas del 2018, que dejaron a muchos pequeños productores en la total bancarrota.
Añadió que actualmente están tocando puertas en el gobierno del estado, confiando que, a través de la Secretaría de Economía, que preside el tapachulteco Yamil Melgar, pudiera el gobernador apoyar a quienes con la producción del rambután generan miles de empleos de manera directa e indirecta, al grado que este cultivo ha logrado emparejar al del plátano, que se considera uno de los más fuertes en Chiapas.
Argumentó que desgraciadamente, parecer ser que para el gobierno federal el rambután no forma parte de los cultivos primordiales y por ello, los ha dejado huérfanos y rascándose con sus propias uñas, como le está pasando a quienes siembran café, que no cuentan con muchos canales de comercialización y tienen como su mayor enemigo el precio de ese producto, ya que apenas les alcanza para pagar la mano de obra; si correen con suerte, salen tablas en cada cosecha del aromático grano, que ya dejó de ser rentable.
Pérez Saldaña, afirmó que la producción de café tiene además mucha competencia, dependiendo de los precios que se da en la bolsa de valores conforme a las ventas que hagan Colombia o Brasil, considerados entre los países con mayor producción de este grano; y ahora, con el despido de los encargados de combatir las plagas, los cafetaleros seguirán yendo a la ruina.
Apuntó que el apoyo federal dentro del programa ‘sembrando vida’, es una buena medida del Presidente de la República, quien pretende ayudar así a cientos de personas del campo, que en esta región del Soconusco han empezado a sembrar rambután a diestra y siniestra en forma desordenada, sin que exista un programa de comercialización para cuando llegue el tiempo de cosechar, ya que hay mucha competencia y el mercado es pequeño.
“Si el Gobierno Federal no proyecta bien sus programas en el campo, solo estará originando el caos y la ruina no solo de quienes recibieron un apoyo para comprar semilla y cosechar, sino para quienes sin ayuda gubernamental lograrán levantar sus cosechas y no tendrán a quién vender; es necesaria que se incursione en otros cultivos”, terminó diciendo Víctor Pérez Saldaña.
En otras cosas, la Organización Mundial de Salud, finalmente dio a conocer que el coronavirus es una pandemia, luego de que el virus ya está en casi todos los países del mundo, sin embargo, a los mexicanos no parece inquietarlos mucho, porque no se ve ningún cerco sanitario, sobre todo en la frontera sur del país, donde los migrantes entran como Pedro por su casa, sin ningún documento de identificación, mucho menos que la Secretaría de Salud que se preocupe y ocupe de analizarlos si vienen enfermos.
Por cierto, trascendió que los que cometieron el fraude en contra de una ancianita, con la finalidad de despojarle de una propiedad y para ello contaron con la presunta complicidad de dos notarios públicos y una doctora trabajadora de la Jurisdicción Sanitaria Número VII, lo que fue denunciado aquí en EL ORBE, ayer fueron desalojados de esa propiedad, por las autoridades que conocieron del caso, se espera que ahora la Fiscalía investigue a fondo si se cometió el delito de fraude y quiénes fueron los implicados.
Ángel Ocampo, titular de la Jurisdicción Sanitaria Número VII, dijo a EL ORBE, que el asunto de la doctora Yanet Martínez Flores, quien se le comprobó haber extendido y firmado un certificado de defunción de una persona que no estaba muerta, foliado con el numero 1985491 y en papel membretado de la SSA, sería solucionado en forma interna en esa dependencia de salud. Con ello, podría darse carpetazo a este novelesco asunto que destapó algunas cloacas.