ALFIL NEGRO

369
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“En río revuelto, ganancia de hambreadores” (refrán popular)

Mano Dura Contra los ‘Totorecos’
Oscar D. Ballinas Lezama

Mientras unos andan con la pena, otros andan en la pepena; el asunto de la pandemia es aprovechado por comerciantes y empresarios hambreadores que están haciendo su agosto desde el mes de marzo próximo pasado, vendiendo sus productos y servicios al precio que les da la gana.
Lo más triste es que, a empresas del Gobierno como la Comisión Federal de Electricidad, no les importa el impacto económico que está sufriendo todo el pueblo mexicano, siguen cobrando el servicio a precio de oro en estos tiempos de crisis sanitaria; no se tientan el alma para aumentar los costos en los recibos, provocando que los usuarios ya no vean lo duro sino lo tupido.
Al igual que la CFE, que se presume es semiprivatizada, está la voracidad de las empresas transnacionales y nacionales que venden productos de la canasta básica a precio de oro, sin que exista autoridad alguna que detenga y castigue a los infractores, aplicando a conveniencia (de los comerciantes) la ley de la oferta y la demanda, sin tomar en cuenta que son tiempos de guerra y no aplica esa norma.
La Profeco, por su inoperancia, siempre ha sido como un mal chiste del Gobierno Federal, para nadie es secreto que esa institución está de florero; solo sirve para darle chamba a los amigos, parientes y concubinas de algunos políticos de los que tanto desprecia públicamente el “Señor de Macuspana”.
Como botón de muestra de su inoperancia y del abuso de los empresarios y comerciantes en la región del Soconusco, un casillero de huevos puede costar entre 90 y 120 Pesos, dentro de una de las tiendas trasnacionales que siguen enriqueciéndose con la necesidad y el sudor de los tapachultecos; también algunas tortillerías locales están cobrando el kilo a 16 Pesos, otras, venden este producto hecho con masa ‘shuca’ (pasada) y los empleados que atienden esos lugares carecen de protección, como tapabocas y gel.
Por cierto, hay incertidumbre en mucha gente que ve diariamente al Presidente de la República y a sus funcionarios del Sector Salud sin cubrebocas en las mañaneras u otros eventos políticos, en repetidas ocasiones sin guardar la sana distancia; deberían de cambiar esta mala imagen que es imitada por mucha gente irresponsable ante la pandemia, considerando que el buen juez por su casa empieza.
Para nadie es secreto que en Chiapas, las autoridades de Salud a diario siguen informando del aumento de contagiados y fallecidos por causa del coronavirus, sin embargo, hay personas que se comportan en forma cerrada e irresponsable, negándose a obedecer las medidas preventivas que les exigen los Gobiernos en turno.
En Tapachula, pese al esfuerzo de las autoridades porque la gente se mantenga en cuarentena, hay muchas personas deambulando en la calles y avenidas, así como reuniéndose para efectuar cultos en varias iglesias, asistiendo a los centros de abasto y tiendas de autoservicio, donde la mayoría no guarda la sana distancia ni usa cubre bocas; estos lugares pueden convertirse en verdaderos focos de infección y los ‘cabeza dura’, en portadores del virus.
Desafortunadamente, no todas las personas obedecen por la buena las medidas preventivas contra la peste, es urgente que las autoridades implementen medidas más drásticas, sobre todo en estas semanas, cuando los mexicanos están montados sobre al pico de una pandemia que no se ha podido domar.
La intervención del Ejército, la Marina, Guardia Nacional y demás corporaciones policiacas, se hace necesaria para vigilar los centros de abasto, calles, avenidas, iglesias y cantinas, en donde deben poner orden en este tema de seguridad nacional.
La salud y la vida de la población entera se encuentra en riesgo, no se vale que por unos ‘totorecos’ (rebeldes y desadaptados) que no se cuidan, el resto de la población que sí se está cuidando, pague las terribles consecuencias al contraer el Coronavirus.
En otras cosas, algunas denuncias que en estos días han llegado a EL ORBE, acusan a funcionarios de Banorte en la Perla del Soconusco, por su presunta irresponsabilidad para atender a sus cuentahabientes que no pueden retirar un Peso de los cajeros, ya que todos están vacíos desde hace tres días, lo que en estos tiempos de crisis sanitaria es un abuso más contra los usuarios de esa institución; desafortunadamente, la Comisión Bancaria resultó otra Carabina de Ambrosio.