ALFIL NEGRO

156
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Infinidad de colonias sin agua de Coapatap, en plena pandemia”

Virus Apocalíptico
Oscar D. Ballinas Lezama

Las cifras de contagiados y muertos por el Covid-19 siguen aumentando en México, las autoridades de Salud han advertido que las siguientes tres semanas serán determinantes en el periodo de incubación del virus, por lo que la sociedad debería observar como obligatorias las medidas sanitarias preventivas solicitadas por los expertos.
Más allá de la interrogante que han abierto los medios de comunicación extranjeros, sobre el presunto maquillaje de los números de contagiados y muertos que existen en este país, existe una verdad amarga que nadie puede contradecir, la pandemia es real y está causando miles de muertos y una crisis financiera, con lo que ha puesto en el filo de la navaja a una sociedad que ha entrado en pánico y desesperación.
En Chiapas, como en algunas entidades más de la República Mexicana, el Gobierno Estatal decidió respetar el sentir de la mayoría de sus conciudadanos, para no dejar la cuarentena ni permitir la movilidad de la población, sobre todo, en el ámbito de la educación presencial que se prolongó hasta el mes de agosto, evitando con ello, que pudiera haber una segunda oleada de infección.
Rutilio Escandón Cadenas, actuó con inteligencia y prudencia al ordenar a los Secretarios de Educación y de Salud en la entidad, no permitir por ningún motivo el regreso a los salones de clases, buscando salvaguardar la salud y la vida de las niñas y los niños, así como de todos los que están inmersos en el sector educativo.
No obstante que la mayoría de la población de esta entidad fronteriza ha decidido poner sus barbas a remojar, ante el peligro mortal que representa la expansión del virus del Covid-19, existen muchas personas que ven la tormenta y no se hincan, negándose a obedecer las medidas de prevención ordenadas por la Secretaría de Salud, sin que, hasta ahora, las autoridades puedan obligarlos a respetar la vida de los demás.
Tapachula y Tuxtla Gutiérrez, son los dos municipios principales de Chiapas que están convertidos en el epicentro de la pandemia del Coronavirus, los infectados y muertos por esta peste van en aumento en dichas regiones chiapanecas, en donde a mucha gente irresponsable no parece importarle y continúan comportándose como mensajeros de la muerte.
Para nadie es secreto que los hospitales públicos de Tapachula están saturados por enfermos de Coronavirus, carecen de suficientes camas y de respiradores, amén de que se quedaron sin 24 de estos aparatos que ayudaban a salvar la vida de los contagiados en la Perla del Soconusco, ahora los contagiados tienen que hacer cola esperando turno para ocupar alguno de los 8 ventiladores de Covid-19, cuando lo deje un enfermo restablecido o que pasa a la otra vida.
Debido a la poco o nula cultura mucha gente en el Soconusco, desacata las indicaciones para no infectarse ni convertirse en medios de contagio del Covid, por lo que hay quienes opinan que las autoridades de las tres instancias de Gobierno, deberían poner mano dura contra estas personas y evitar así la expansión de la peste.
En los mercados tapachultecos, la mayoría de la gente que los visita y los comerciantes establecidos en esos lugares, no respetan la sana distancia ni utilizan el cubrebocas, al grado que mucha gente ya no quiere acudir de compras a esos centros de abasto por temor a infectarse; esto sucede también en el transporte público, los conductores de combis o taxis practican la ‘ruleta rusa’ y en forma irresponsable ponen en peligro la vida de los usuarios, de sus familias y las de ellos mismos.
Por otro lado, de muy poco sirve que las autoridades municipales acordonen el centro de la ciudad, porque la gente se establece a la orilla de ese perímetro, principalmente los extranjeros indocumentados de las comunidades negra, hondureña, salvadoreña y guatemalteca, quienes se niegan a obedecer por la buena las indicaciones preventivas contra el virus.
“Debería solicitarse a las fuerzas armadas y las diversas corporaciones policiacas, que implementen operativos permanentes en las zonas donde hay mayor movilidad de personas, para obligarlas a permanecer en sus casas; al parecer la mayoría de los indocumentados salen a delinquir o prostituirse para sobrevivir; luego de que el Gobierno Federal les abrió las puertas y los abandonó en este municipio, convirtiéndolos en otra cruz de las tantas que venimos cargando”, manifestó Caralampio Guillén Cabrera, Presidente de la Unión de Productores Independientes de Granos y Semillas de la Costa.
El también ex funcionario municipal, terminó diciendo que el Gobierno debería establecer el toque de queda en este municipio fronterizo, ya que los irresponsables difícilmente van a entender por la buena que deben acatar las medidas preventivas contra la peste, y nos están arrastrando a todos al infierno del Coronavirus, apuntó.
Ayer se cumplieron 8 días sin que los vecinos de la 13 Norte, entre 9ª y 11 Oriente, reciban una gota de agua; cuando se le hizo saber el problema al titular de Coapatap, éste hizo como si la Virgen le hablara. Esto, en pleno pico de la pandemia. ¡Que Dios ayude a esa pobre gente!