Polígrafo Político

392
Polígrafo Político
Polígrafo Político

Darinel Zacarías

La Plegaria ¡Ayúdanos!

“Y desafiando el oleaje sin timón ni timonel, por mis sueños va ligero de equipaje, sobre un cascarón de nuez, mi corazón de viaje, luciendo los tatuajes de un pasado bucanero de un velero al abordaje, de un liguero de mujer”
Joaquín Sabina

Uno de los aforismos más representativos del prócer chiapaneco Belisario Domínguez era ¡Si cada uno hiciera lo que nos corresponde, la patria estaría salvada! Y creo justo en estos tiempos, embona de maravilla.
Leo con atención la manera tan malévola con que muchos se suben a los lavaderos digitales y comienzan a escribir una serie de sandeces entorno a la pandemia del Covid-19.
Los mismos que nunca aportan nada y que viven bajo el anonimato o el infortunio.
Tildan y señalan al gobierno de maquillar cifras, se atreven a satanizar al personal médico. Ellos, tiradores de malignidad y de una serie de sandios epítetos.
No hay muestra de profesionalismo y de vocación, que la que hacen centenares de médicos, enfermeras, trabajadores de la salud en general que están en la primera línea de combate frente a esta pandemia.
Las cifras y los datos ilustrativos del mapa de Chiapas nos dejan cada día sorprendidos. La pandemia no quiere dar tregua y la incuria ciudadana parece se propaga de manera vertiginosa.
No se trata de tildar y buscar culpables. No es sólo obligación del Estado, de los alcaldes de las autoridades de salud, es responsabilidad ciudadana.
Es como la paradoja eclesiástica de ¡Salvación personal! El que quiere a su familia y se quiere así mismo, va atender las medidas y recomendaciones.
La terquedad, la ignorancia y la cerrazón en pleno siglo XXl parece que sigue apoderándose de quienes se sienten inmunes y que de manera imprudente, transgreden el llamado a las recomendaciones preventivas.
Vemos la tempestad y no queremos tragar el mar de un sorbo. Porfiados e insulsos ante el virus del Covid-19, vemos la danza de los números y en vez de preocuparnos por las consecuencias, empezamos a jugar el papel de jueces, analíticos y pitonisos.
El foco rojo de esta emergencia sanitaria parece ir en crecimiento. Aquí las cifras oficiales hasta este domingo: 1,897 casos positivos en Chiapas.
La letalidad es de 133 y los municipios con un acelerado número de casos positivos por coronavirus son Tuxtla Gutiérrez, Comitán, San Cristóbal y Tapachula.
Hagamos la labor ciudadana. El llamado es único y sencillo ¡Quédate en casa! Y promueve la ¡Sana distancia! Atendamos cada una de las medidas y estrategias, es por nuestro bien.
Dejemos de actuar como epidemiólogos o expertos en temas de salud, desistamos de jugar el papel de jueces, de nigromantes o agoreros. No se trata de defender al gobierno, se trata de hacer cada uno, nuestra parte.
Y este lunes termina en México la Jornada de Sana Distancia y comienza a su vez el regreso a la “nueva normalidad”. No me imagino un retorno sano, si seguimos actuando de manera intrépida.
Casi todo el país está en rojo. Aun así, mañana se retoman actividades laborales en casi todo el país.
¡Dios mío, ayúdanos!
¿Quién dio que tengo sed?