Desde mi Trinchera

171

Diego Victorio
Las Dos Caras de la Tómbola

El extraño algoritmo artesanal cuatroteista permite que se instalen en curules federales y locales.
Si de repartir culpas se tratara, quizá, la mayor parte sería para la suerte, y, por supuesto, para el inventor de ese procedimiento rudimentario, propio de Morena.
La tómbola, como en la populachera kermés, ha sido el colorido proceso para designar a los diputados de representación proporcional, comúnmente conocidos como plurinominales.
La democracia se acomoda a un juego de azar, si la casualidad juega de tu lado ya la hiciste. Exacto, ¡golpe de suerte!
Dicen los defensores del método que es la excepción a aquella muy priista regla del dedazo.
Yo no la comparto, al menos allá tenías margen de maniobra para descartar perfiles, aunque al final fuese la moneda con que pagar favores a los poderes fácticos.
Con sutileza podemos llamarles diputados “de pura suerte”, aplica el eufemismo para no tildarlos vulgarmente como “de a chipo”.
Sea como fuere, llegar a legislar a través de ese tropical instrumento casero no debería ser motivo de nulidad y, pobreza de resultados.
Y, en efecto, saco a colación dos ejemplos de legisladores agraciados por la tómbola:
El primero, rompe con todos los paradigmas.
Con él se comprueba que la vía de llegar al Congreso de la Unión, es solo una liturgia, y no debe ser sinónimo de mediocridad.
Es el caso del coleto Guillermo Santiago Rodríguez, el jovencito del Valle de Jovel, es el diputado federal más joven de la historia del país, con 22 años de edad.
Encarador, punzante, de buena retórica. Se entendió bien con la tribuna.
Subió “n” número de veces y, fue un impulsor de observatorios ciudadanos.
Su aporte y desenvolvimiento en la Cámara de Diputados fue fundamental para que, concluida su legislatura, en Palacio Nacional, lo contemplaran en el gabinete federal.
El Presidente Andrés Manuel, a la sazón, lo designó Director General del Instituto de la Juventud en México, cargo que ostenta en la actualidad, con el orgullo de que México lo conoció por ser afortunado en la tómbola.
Un caso peculiar, por no decir único de entre los legisladores con fortuna.
La otra cara de la tómbola se ciñe en una dama, igual oriunda de San Cristóbal de las Casas.
Emeteria Claudia Martínez Aguilar, no aporta una sola coma a su fracción parlamentaria de Morena.
No ha presentado un solo punto de acuerdo y no hay indicios de que lo haga en lo que resta del periodo.
Se esconde entre sus camaradas y, solo vota en bloque, no hay esperanzas de que alguna vez la veamos fijar postura en el púlpito de San Lázaro.
Emeteria Martínez fue doblemente “suertuda”, pues el día que su asamblea distrital la eligió para ser tomada en cuenta en el juego de azar, no se presentaron más mujeres.
Su boleto lo obtuvo por default.
No existen aportaciones de Emeteria en el Congreso de la Unión, por ende, en la prensa no hay registros de ella.
El doble filo de la tómbola hace mucho daño al oficio legislativo. Casos como este último son el común denominador. Al Tiempo.
Comentarios Atrincherados
*** En un inédito programa de rescate económico, Tapachula ya benefició a más de 500 comerciantes, entre formales e informales.
Son más de 4 millones de pesos los que se han dispersado a pequeños y medianos empresarios del Centro Histórico, que habían bajado la cortina por la pandemia.
Hay que resaltar la visión de la alcaldesa Rosa Irene Urbina Castañeda, por diseñar tan oportuno esquema. Bien.
***Mil 177 servidores públicos cobachenses fueron capacitados en materia de derechos humanos, vía virtual.
Con esta primera fase, llamada jornada de instrucción, la directora General del subsistema Nancy Hernández Reyes, sostuvo que en el Colegio de Bachilleres de Chiapas se fomenta la cultura de los derechos de hombres y mujeres. HASTA PRONTO.