Polígrafo Político

327
Polígrafo Político
Polígrafo Político

Darinel Zacarías
¡Justicia Ejemplar en Chiapas!

“Para que mis allegados, condenados a un ingrato futuro, no sufran lo que he sufrido, he decidido, no dejarles ni un duro, sólo derechos de amor, un siete en el corazón y un mar de dudas, a condición de que no los malvendan, en el rastro, mis viudas”
Joaquín Sabina

Golpe mediático o caldo de morbosidad. Un tema del que muchos estamos expuestos se viralizó.
Litigio familiar llevado a las redes sociales, el objetivo era acaparar los reflectores.
La cascada de opiniones, no tardó en dejarse caer. Escarnio y demás, a rio revuelto ganancia de pescadores, reza el adagio.
El caso es que el mandatario de Chiapas Rutilio Escandón, no dudó en salir a la palestra y reiterar la liturgia de la Cuarta Transformación y la sentencia de López Obrador ¡Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie!
Y de inmediato giro instrucciones al Fiscal General Jorge Luis LLaven Abarca de ejercer el estado de derecho y aplicar sin distingo la ley.
Alberto Consospó fue el primero en ser sometido a proceso y su detención fue inmediata.
Beto, como se le conoce, era el guarura que ocasionó herida con arma de fuego a Juan Carlos Armendáriz, mismo que desde el inicio del proceso jurídico se aclaró no era empleado del gobierno ni pertenecía a ninguna corporación de seguridad oficial.
Este sujeto, Beto Consospó Flores tenía un historial delictivo en su natal Suchiapa.
Se le acusa del asesinato de un joven deportista de nombre “Wilber” bajo la averiguación previa 1664/CAJ4b/2002 por el delito de homicidio.
Por alguna razón fue liberado y de nuevo empezó su actuar con ínfulas de judicial. Hoy ya se encuentra recluido en el penal del Amate en Cintalapa, por el delito de tentativa de homicidio.
El siguiente el girarle orden de aprehensión fue a Juan Carlos Armendáriz, acusado de violencia intrafamiliar en agravio de su expareja, María Escandón.
En este contexto, la FGE cateó la casa de Juan Carlos Armendáriz, la madrugada del sábado pasado, sin que se lograra su detención y hasta hoy, se encuentra prófugo de la justicia.
Sin embargo, hasta hace un par de días, la Fiscalía General del Estado informó que elementos de la Policía Especializada cumplimentaron orden de aprehensión en contra de Diego Alberto “N” por la comisión del delito de homicidio calificado en grado de tentativa cometido en agravio de Juan Carlos Armendáriz en Tuxtla Gutiérrez.
Según la carpeta de investigación, los hechos ocurrieron el pasado 20 de junio al exterior de un fraccionamiento ubicado en la zona sur-poniente de Tuxtla Gutiérrez, donde el ya mencionado imputado intentó atentar contra la persona de Juan Carlos Armendáriz, utilizando un vehículo a motor.
Por lo pronto Diego Alberto “N” fue trasladado al Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados, número 14 “El Amate”.
Por su parte, el fiscal general Jorge Llaven Abarca, refrenda su compromiso de que ninguna conducta antisocial quedará impune y reitera que hoy en Chiapas no existen privilegios para nadie, ni se van a tolerar nada que esté por encima de la ley.
Además, es importante mencionar que la Fiscalía General del Estado mencionó que hará uso de todos los mecanismos legales para que los imputados enfrenten la justicia y sus conductas criminales no queden impunes.
De igual manera Llaven Abarca dejó muy claro que se realizan las diligencias de investigación necesarias para determinar si existe o no responsabilidad penal en contra de María “N” u otros involucrados en estos hechos, así fue la instrucción del Gobernador Rutilio Escandón.
En Chiapas parece que lo de aplicar la justicia no es letra muerta ni simulación. Y el Gobierno Estatal, a través de Jorge Luis Llaven Abarca se ejerce una justicia ejemplar.
PD: El Senador por Chiapas Eduardo Ramírez Aguilar, reconoció de suma importancia para el país y la entidad, la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos, en el marco de la entrada en vigor del T-MEC, toda vez que con ello se fortalecerán nuestros lazos comerciales con aquel país.
¿Quién dijo que tengo sed?