Desde mi Trinchera

464

El Dirigente no Tiene Quién le Escriba
Diego Victorio

Y sí, el presidente Andrés Manuel madrugó a Morena.
En mi columna de 15 de Julio señalé que el comportamiento indiferente de López Obrador a las escaramuzas protagonizadas por las alas antagónicas de su partido tenía un sentido común.
Escribí que, en los cuartos de ideas contiguos a Palacio Nacional ya habían echado a andar una estrategia que le restaba poder de decisión, control y operación electoral a Morena.
Precisamente, argumenté que, Obrador no va a dejar en manos de sus camaradas una elección tan delicada que lo puede poner en jaque en San Lázaro.
El que manda en el país quiere a los mejores hombres y mujeres en los 300 Distritos Electorales.
Agregaría que, con esa escuela pragmática, López Obrador, va a construir las alianzas que sean necesarias.
Un indicativo de que el presidente Andrés Manuel se anticipó a Morena es el posicionamiento que fijó, desde Chiapas, el dirigente nacional interino Alfonso Ramírez Cuéllar, respecto de las alianzas futuras del partido guinda.
Ramírez Cuéllar se exhibió no solo de desinformado, sino de aislado de Palacio Nacional.
Sobre todo porque la semana anterior el coordinador nacional de Programas Integrales Gabriel García Hernández, había estado en Chiapas para, en petit comité, confirmarle a las huestes aldeanas la alianza Morena- Partido Verde y del Trabajo, en el cuadrante de diputaciones federales.
Inclusive, Gabriel García recorrió Distritos de la Frailesca, Sierra y Costa y, habría sostenido una reunión de evaluación en Escuintla, referente a los mapeos y distribución de candidaturas a aspirantes al Congreso de la Unión, guindas y verdes.
Me queda claro que, Cuéllar, ha sido orillado de las decisiones electorales y, estas se toman en el Consejo Nacional que lidera Bertha Luján y Palacio Nacional, sin que haya interlocución con el interinato del vino tinto.
En paralelo, un incomunicado dirigente interino de Morena nos da elementos para confirmar detalles que se especulaban de él:
1).- Qué la relación entre Obrador y Cuéllar es fría.
La sana distancia se dio desde aquella reprimenda pública que el mandatario nacional le dedicó a Ramírez Cuéllar, quién, en un pronunciamiento improvisado similar al que hizo en Chiapas sobre las alianzas, había discrepado de las medidas de austeridad del Gobierno Federal.
2).- Que Alfonso Ramírez no precisa cuándo sus posturas en público son a título personal y cuándo son como vocero de su partido y portavoz de los acuerdos del guinda.
Tan marcado ha sido ese desorden que, la misma militancia se ha encargado de ubicar al morenista.
Verbigracia, propuso aumentar impuesto a cigarros y refrescos de cola y, la nomenclatura lo desoyó.
Sugirió incrementar la deuda pública, en seguida, radicales y moderados lo rechazaron.
Recomendó suspender los pagos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y, presurosos duros y reformistas lo batearon.
Insinuó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), midiera la riqueza de los mexicanos y, la militancia monumentalmente denegó su bodrio.
Incluso, la semana pasada comenté en este mismo espacio que Alfonso Ramírez Cuéllar, habría impulsado los deseos del regidor Isidro Ovando Medina, de ser el edil sustituto de Tapachula, tras el deceso de Óscar Gurría Penagos.
Una influyente llamada telefónica hizo que el dirigente interino del vino tinto retirara el padrinazgo ofrecido al regidor huacalero.
Las constantes equivocaciones han hecho de Alfonso Ramírez una fuente no segura.
La alianza con el PVEM y PT va y avanza en su configuración, solo que Alfonso Ramírez no tiene quién le escriba desde el edificio más poderoso del país. Al Tiempo.
Comentarios Atrincherados
*La alianza Morena-Partido Verde y del Trabajo, iría parcialmente en alcaldías y congresos locales, como aquí lo he analizado.
En no más de diez presidencias municipales y Distritos locales. Solo dónde haya acuerdos y, la necesidad así lo requiera.
*Mención especial merece el delegado en Chiapas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Enrique Ureña Bogarín, que desde que tomó el control operativo regresó el orden a tan noble institución.
*La delegada del Instituto Nacional de Migración(INAMI), Yadira de los Santos, seguía firme, hasta ayer, en el encargo.
Su llegada a esa posición fue bajo un acuerdo político de altura.
Pareciera que alguien de la aldea quisiera desinflarla para pegarle colateralmente a su padrino, pues de darse su remoción sería señal inequívoca de que su protector habría perdido la confianza del Presidente.
El proceso electoral ya inició y algunos ni en cuenta. Hasta pronto.