Desde mi Trinchera

175

Diego Victorio
Diputados: Otra Debilidad de Morena.

Es una constante, un común denominador, incluso yendo más allá, un síndrome: El diputado federal y local se aísla del votante, pierde contacto con quien lo llevó a la cámara.
Al menos esa impresión dejan al finalizar su gestión; obviamente, como en todo, hay sus honrosas excepciones.
Aducía no contar con un presupuesto para atender las demarcaciones que representa en las cámaras legislativas, so pretexto.
En parte esa vieja confiable que se utilizaba para malabarear las peticiones tenía cierto grado de razón, pues el presupuesto se centralizaba en el Poder Ejecutivo.
Los Diputados Federales, quizá tenían mayor margen de maniobra, toda vez que su fracción parlamentaria negociaba una especie de partida presupuestaria para que el congresista lo distribuyera en su Distrito, en obras o programas emergentes.
Inclusive, había facultades para que el diputado “gestionara” proyectos ante entes públicos ligados al Ejecutivo.
El caso es que esas limitantes, al final del día, terminaban por estigmatizar de improductivo el oficio de miembro parlamentario local o federal.
Entiéndase que los ejemplos son registros que quedaron en la historia de la era neoliberal, tercera transformación o antiguo régimen, como usted se acomode en el término.
Un fenómeno sin parangón que desde mi óptica tendrá consecuencias electorales para el partido gobernante salta a la vista de la 4T: La cuarta transformación vino a potencializar la de por sí, destruida, cuestionada y vilipendiada figura del legislador.
Estudiando el objeto desde una arista político-electoral, golpeará colateralmente a Morena, el partido de las mayorías.
Y es que en el afán de restarle poder a la oposición en el Congreso de la Unión y evitar que fuese un contrapeso del Ejecutivo, el Presidente desapareció las partidas secretas y “bolsas” que las bancadas negociaban para sus congresistas.
La Cuarta Transformación prohibió que sus diputados gestionaran proyectos ante instancias de Gobierno Federal.
Prácticamente los maniató y los concentró en la dinámica de que de la Cámara regresen a su casa, con las manos vacías.
No pretendo justificar la nulidad de los Diputados Federales de su Distrito, al contrario.
Este fenómeno que se traducirá en una debilidad electoral dentro del análisis FODA de Morena, tiene otros factores que agudizan el problema.
Y es que se debe agregar que, el algoritmo casero seis de seis, fue generoso con cada improvisado y desconocedor de lo más elemental del quehacer político.
Y, por si fuera poco, condiméntelo con que, un grupo radical de Morena no sabe ni qué es una iniciativa de ley, mucho menos presentarla y fundamentarla. Sin exagerar.
Con esos elementos, el ya cuestionado desempeño del legislador que arrastraba calificaciones negativas desde los gobiernos priistas y panistas, hoy presenta picos inusitados en ese renglón.
En teoría el legislador debía ser el embajador de Morena, de la 4T y del Presidente.
Empero, es todo a la inversa.
Ahora ni propone ni gestiona ni acude al territorio y ni sabe comunicarse con los suyos. No existe, pues.
En una óptica aguda esa debilidad podría escalar a amenaza para el partido guinda que, estará supeditado a la productividad de los programas sociales que, por como pinta el panorama, serán usados para fines electorales. Al Tiempo.
Comentarios Atrincherados
***De los diputados locales guindas mejor ni hablamos. Se salva uno o dos. Los demás están en confinamiento permanente.
*** Las Redes Sociales Progresistas y Chiapas Unido son dos partidos políticos que prometen protagonismo en 2021.
***En Mazatán, Vicente Justiniano Wong es el nombre que lideran las encuestas. Me lo confió un profesional del lenguaje demoscópico. HASTA PRONTO.