Tras Bambalinas

398

“Regreso a Clases sin Acceso a Tecnología”.
César Solís

El regreso a clases está la vuelta de la esquina y aunque en esta ocasión no se observarán las escenas melancólicas de los padres de familia con sus hijos, en las cuales muchos terminan en lágrimas; sí habrá tristeza y preocupación porque en Chiapas existen comunidades a donde la tecnología sigue carente.
Colegas periodistas han documentado esta difícil situación que se vive en la región de los altos de Chiapas, como en la zona del Volcán Tacaná de la que pocos hablan, en los municipios de Unión Juárez y Cacahoatán con comunidades colindantes con el vecino país de Guatemala a donde la única señal telefónica que llega es la de ese país, sin embargo no existe el poder adquisitivo (dinero), para comprar un celular inteligente.
Recientemente platiqué con dos amigos, el primero docente del plantel 29 del Colegio de Bachilleres ubicado en la cabecera municipal de Unión Juárez, me contó que son varios los alumnos de Chiquihuites, Talquián Viejo, Córdoba entre otras comunidades a donde es difícil acceder a través de la señal de telefonía celular para comunicarse con ellos. “La tarea hoy será difícil porque nos obliga a ir a buscarlos para darles a conocer la forma de cómo se va trabajar, lo irrisorio es que las autoridades educativas no contemplen este tipo de aspectos”, me dijo molesto.
Otro amigo maestro de primaria en Cacahoatán también compartió lo mismo, pues asegura que hay casas en comunidades como Agua Caliente y otras mas donde los caminos aún son difíciles, las personas no cuentan con una televisión para estar al pendiente de las programaciones.
Y aunque eso parecería fácil de solucionarse para los conocedores, la realidad es triste porque todavía existen comunidades donde no llega la energía eléctrica, aunque tengan la televisión que les regaló Peña Nieto en el sexenio pasado de nada sirve, ahí la seguirán teniendo guardada.
Cacahoatán y Unión Juárez comparten comunidades con caminos sumamente accidentados considerados ruta de evacuación por el Volcán Tacaná, que conducen a comunidades consideradas bastión de la etnia Mam, sin embargo el rezago sigue siendo el mismo, los accesos a los servicios de salud, educación como de sus caminos aún sigue siendo un renglón sin atenderse.
Ojalá que las autoridades reconsideren esta situación, porque de lo contrario el proceso enseñanza-aprendizaje no cumplirá con sus parámetros y desde el nivel básico hasta el medio superior seguiremos teniendo un déficit en aprovechamiento.
Reflectores.
Luego de más de 40 días de la desaparición de Dylan Esaú en un mercado de san Cristóbal de Las Casas, por fin fue localizado tras un operativo efectuado en la comunidad Nueva Esperanza del municipio de Cintalapa.
La presión social fue la causa primordial para que la Fiscalía de Chiapas se pusiera a trabajar y por ello aunque tardíos los resultados, hoy, el pequeño regresó a los brazos de la angustiada madre que nunca dejó de creer y tocar puertas para que le hicieran justicia.
Ahora, la Fiscalía General del Estado dice que pedirá la pena máxima, de 75 años de prisión, para Margarita «N» de 23 años, acusada por el robo del pequeño Dylan. Según la inculpada no podía tener hijos; tuvo muchas dificultades con su pareja por no poder darle un bebé, por lo cual tomó la decisión de robar al menor.
Nos leemos en la próxima.