ALFIL NEGRO

524
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“La ciclovía es un remedo de obra que no debe hacerse en la 8ª. Norte; es una burla al pueblo de Tapachula” (Tapachultecos)

Nos Ronda la Muerte
Oscar D. Ballinas Lezama

El gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, insistió en que la población debe continuar cuidándose ya que existe un rebrote muy fuerte en el mundo y, desafortunadamente, en algunas entidades de nuestra querida nación; Chiapas sigue con una baja muy importante en la curva de contagios y también en la tasa de defunción.
Advirtió que nadie debe confiarse ante la pandemia del Coronavirus, al ser una enfermedad muy grave y por ello, todos deben cuidar a todos, ya que la salud y la vida de cada persona depende de seguir las instrucciones de las autoridades de salud, y eso puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.
En las últimas 24 horas, la SSA en esta entidad dio a conocer ocho casos nuevos de contagio, sin que se diera ninguna muerte por causa del Covid-19, lo que en Chiapas se suma un acumulado de 6 mil 790 infectados en lo que va de la pandemia.
De los últimos casos, tres se presentaron en Tapachula, mientras que, en Tuxtla Gutiérrez, Huixtla, Suchiate y Villaflores, entre otros, solamente se detectó un caso de contagio por coronavirus, las edades de los enfermos oscilan entre 20 a 49 años de edad; las defunciones mantienen la cifra de 566, al no reportarse otras muertes por el virus en las últimas horas.
En otras cosas, gran parte de la ciudadanía tapachulteca ha venido mostrando su inconformidad por la mal llamada obra de la ciclovía, que presuntamente tendrá un costo de aproximadamente 200 millones de Pesos, lo que se autorizó por la Sedatu en la administración municipal del extinto alcalde Oscar Gurría Penagos; los inconformes aseguran que esa ‘obra’ que se construye sobre la 8ª. Norte rumbo a la carretera a Nueva Alemania está a cargo de la constructora propiedad de uno de los hermanos del fallecido Edil.
“La Sedatu en forma absurda, está ‘haciéndonos el favor’ a quienes vivimos en Tapachula de construir una ciclovía que parece no tener pies ni cabeza, considerada por las diversas asociaciones de Arquitectos e Ingenieros, como una verdadera porquería de obra que representa un peligro para los transeúntes por obstaculizar tan vital vía”, dijo el cafeticultor Tomás Edelmann.
Afirmó que los recursos del pueblo se están mal aplicando y la Sedatu se niega a reconsiderar la detención de los trabajos de lo que pretenden sea esa obra, sin que exista un espacio para que los ciclistas transiten con fluidez, lo que a toda vista se nota que eso no va a suceder porque existen diversas entradas y salidas de estacionamientos sobre ese sector, lo que pondrá en peligro a los que utilicen esa mal llamada ciclovía.
El Expresidente de la FIT, manifestó que el recorte de medio carril que le están quitando a un costado del boulevard que es usado por el tráfico pesado, debió evitarse si hubieran usado un espacio de los seis metros del terreno que ha sido invadido por los propietarios de las viviendas de esa avenida, quienes se han apropiado para instalar sus negocios sin que ninguna autoridad se los impida, desde hace muchos años.
“Aclaramos que no estamos en contra de la movilidad urbana, pero sí de la forma de cómo están haciendo este proyecto en particular, habiendo espacio de sobra en calles laterales, en donde tanto el peatón como los ciclistas estarían más seguros, sin que se afectara la rúa del transporte agroindustrial de dos carriles, que sirven para que miles de vehículos a transiten hacia la zona alta de este municipio y viceversa”, afirmó.
Finalmente, mencionó que hace aproximadamente unos 20 días funcionarios de la Sedatu, autoridades municipales, así como representantes de las Cámaras y Colegios, sostuvieron una reunión de trabajo en el cabildo del Ayuntamiento Municipal, en donde le exigieron a los de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, que explicaran los motivos por los que decidieron construir una ciclovía en el lugar más inadecuado, sin seguir los protocolos oficiales en el que toman parte representantes de la sociedad; la respuesta quedó en el aire, concluyó diciendo.
Por cierto, la Carretera Costera sigue como para llorar por el abandono en que la mantiene la constructora encargada de su rehabilitación durante 10 años y, por lo cual, se dice, el Gobierno Federal pagó por ese financiamiento a largo plazo 10 mil millones de Pesos, aproximadamente.
“Cuántos accidentes más y cuántas muertes más necesitan las autoridades federales para obligar a la empresa constructora que cobró por adelantado, a darle el mantenimiento adecuado y pronto a esa ruta o cancelarle el contrato para dárselo a empresas más responsables”, argumentan los expertos en construcción.