ALFIL NEGRO

348
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Aclaran Paradas
Oscar D. Ballinas Lezama

“No vamos a tirar la toalla, estamos más fuertes que nunca y las elecciones del seis de noviembre podrían realizarse en enero, si Dios nos deja entrar en semáforo verde”, dijo, Esdras Humberto de León Pinto, aspirante a ocupar la secretaría general del sindicato de los trabajadores del Colegio de Bachilleres en Chiapas.
El cobachense explicó que debido a la pandemia del Coronavirus, atendieron la sugerencia de la Secretaría de Salud de posponer el proceso electoral, el cual tendrá que efectuarse en el 2021 atendiendo las medidas sanitarias y las nuevas reglas del juego que impiden al actual dirigente reelegirse por tercera ocasión.
Argumentó que su movimiento sindical está más fuerte que nunca, que el posponer la elección de ninguna manera significa que estén arreando banderas, como mañosamente sus adversarios están dando a conocer con la finalidad de confundir a los sindicalizados.
“Vienen nuevos vientos que favorecerán a los trabajadores del Cobach, solo pido a nuestros compañeros trabajadores, sindicalizados o no, tengan un poco de paciencia para esperar se desarrolle el proceso electoral que más temprano que tarde se llevará a cabo”.
Al preguntarle sobre si no consideraba que hubo ‘mano negra’ en la suspensión y solicitud de posponer las elecciones al cuarto para las doce, el aspirante a la dirigencia del Suicobach manifestó que no se trató de una orden, sino de una petición de la Secretaría de Salud por razones sanitarias ante la presencia del Covid-19.
En otras noticias, muchos Ediles y Alcaldesas chiapanecos deben estar tronándose los dedos porque al parecer las cuentas no les cuadran y otros no acaban de explicar las razones que han tenido para dar las obras públicas a sus parientes y amigos, generando los conflictos de intereses que se supone deben ser castigados en forma severa en este nuevo Gobierno de la Cuarta Transformación.
Este vicio que genera corrupción parece ser que aún no se corta de tajo a lo largo y ancho del país; algunos ciudadanos como Javier Kildare Ernest Vázquez, opinan que debería crearse la figura del fiscal ciudadano anticorrupción.
El entrevistado asegura que, en México, los dos grandes flagelos son la corrupción y la impunidad, los cuales algunos gobiernos tratan de combatir y terminado cayendo en el encanto del poder usar el cargo público, para obtener lucros indebidos, antimorales y criminales.
Javier Kildare explicó que se espera que, en esta nueva administración federal y estatal en Chiapas, se investigue a todos los Presidentes Municipales para saber si tomaron o no dinero público para su beneficio o lo destinaron a otros fines, si hicieron compras amañadas justificándolo con facturas falsas o de empresas fantasmas.
“En forma muy especial tendrán que poner los ojos en lo que hicieron con la obra pública los alcaldes y alcaldesas, ya que es ahí, en donde muchos encuentran un jugoso negocio con el presupuesto de la construcción a realizarse, acordando diezmos o moches con los constructores; un vicio que al parecer no se ha podido erradicar por completo”, afirmó el ex Ministerio Público Federal.
Agregó que muchas veces los gobernantes efectúan simulaciones tratando de aparentar transparencia en sus administraciones, por lo que se implementan figuras como las contralorías internas o auditorías o fiscalías como áreas de combate a la corrupción; se ha demostrado que muchas veces tienen poca efectividad, siendo utilizadas únicamente como instrumentos de coacción a conveniencia y de esa manera, tratan de tapar el sol con un dedo, mencionó Ernest Vázquez.
Añadió que la figura del fiscal ciudadano anticorrupción provendría de una elección del pueblo recayendo en una persona con principios, de gran probidad, conocedor de las leyes, que realmente fuera una figura de moral y de alto prestigio, para que la sociedad crea en él y presenten sus denuncias como sociedad civil.
Para acabar pronto, en víspera de las nuevas elecciones para Alcaldes y Diputados, ya andan caminando algunos expresidentes municipales que al parecer no entregaron cuentas claras en sus administraciones, otros esconden la cola de corrupción impulsando a sus parejas sentimentales. En el Soconusco, hasta ahora, la caballada de la política sigue muy flaca.