Opacidad: Presidencia no Transparenta Gastos

209

Alexis Ortiz

La opacidad en la Oficina de la Presidencia de la República en el actual sexenio ha provocado que esta institución no transparente ni el gasto que ha realizado en la compra de papel higiénico.
Según cifras del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), la oficina presidencial está dentro del top ten de dependencias que menos solicitudes de información responden, bajo el argumento de que los datos solicitados no existen o que la petición no corresponde al marco de la ley.
Entre el 1 de diciembre de 2018 y el 26 de febrero de 2021, la Oficina de la Presidencia ha desechado 386 solicitudes de información, al señalar la inexistencia de los datos requeridos; negó otras 177 peticiones porque, argumentó, supuestamente no correspondían a ley.
En el rubro de inexistencia de la información, la oficina presidencial ocupa el octavo lugar entre las dependencias que más recurren a este argumento. En el caso de la negación porque la petición no corresponde al marco de la ley es el tercer lugar.
En total, en los primeros dos años de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Oficina de la Presidencia rechazó 563 solicitudes de información con estos dos argumentos.
En el actual sexenio se han rechazado más peticiones por inexistencia de la información, respecto a los primeros dos años del gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, en los que la Oficina de la Presidencia desestimó menos de 351 solicitudes con este argumento y no estuvo en el top ten de opacidad.
De igual forma, en los primeros dos años del sexenio de la 4T, la oficina presidencial de López Obrador superó a la del exmandatario Felipe Calderón en los rechazos con el argumento de que las solicitudes de información no corresponden al marco de la ley, ya que el panista sólo negó 133 peticiones de esta manera.
Niegan Hasta el Papel de Baño.
Una de las solicitudes de información que la Oficina de la Presidencia rechazó en 2020 es la relacionada con el dinero invertido en la compra de papel higiénico. En conferencia matutina, el presidente López Obrador dijo que un ciudadano les hizo llegar este cuestionamiento y que él ordenó que se respondiera.
Sin embargo, EL UNIVERSAL rastreó dicha solicitud con folio 0210000126320 en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) y detectó que fue rechazada, alegando que se hizo una «búsqueda exhaustiva» y que no se encontró evidencia documental para responder.
«¿Qué papel de baño usa el presidente y cuánto se gasta?», preguntó un ciudadano en agosto de 2020, a lo que la oficina presidencial respondió: «A la fecha no se localizó evidencia documental que atienda el requerimiento del solicitante, enfatizando que se realizó una búsqueda exhaustiva, amplia y razonable en los archivos que obran en poder de esta unidad administrativa, sin encontrar elemento alguno que permita advertir o suponer qué se generó en dichos archivos».
Algo parecido ocurrió con la solicitud de información 0210000071019 de marzo de 2019, en la que otro ciudadano pidió un reporte del gasto mensual que se hace en Palacio Nacional para la compra de artículos como papel de baño, jabón, toallas, café, agua de tomar, galletas, así como bocadillos, bebidas y comida en general.
El Top Ten.
Según las estadísticas del Inai en la Plataforma Nacional de Transparencia, otras dependencias federales que tienen el mismo nivel de opacidad, en cuanto a la negación de la existencia de la información, son la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Petróleos Mexicanos (Pemex), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las comisiones Nacional del Agua (Conagua), la Nacional de Acuacultura y Pesca, la Nacional Bancaria de Valores, el Banco Nacional de Obras y Servicios, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente.
Las mismas cifras del instituto revelan que en los dos primeros años de la 4T, el Inai ha aumentado sus intervenciones hasta 63% para defender el derecho de acceso a la información.
En ese sentido, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales interviene a través del análisis de los recursos de revisión que los ciudadanos interponen por no estar de acuerdo con las respuestas que las dependencias dieron a sus solicitudes de información.
Sobre el tema, en 2018 se registraron 9 mil 231 recursos de revisión contra las respuestas que la administración federal dio a distintas solicitudes de información, mientras que en 2019 la cifra se incrementó a 15 mil 107, y en 2020 fueron 13 mil 376. Sun