EL QUINTO PODER DE MEXICO

131
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Víctor Pinot, Envalentonado
Ernesto L. Quinteros

Parece que el todavía dirigente del Sindico Unido Independiente de los Trabajadores del Colegio de Bachilleres de Chiapas (SUICOBACH), anda muy envalentonado, echado para adelante.
Sin embargo, la suerte se le puede acabar, ya que el pasado lunes una persona que pidió audiencia en Palacio Nacional durante la conferencia de prensa (La Mañanera) del presidente Andrés Manuel López Obrador, expuso el problema del cacicazgo de Víctor Manuel Pinot Juárez, al frente de dicho sindicato, en las últimas dos décadas.
En términos generales se le explicó a AMLO que en varios sexenios anteriores se le permitió a Pinot, a su familia y algunos allegados, apoderarse de una serie de privilegios y a mantenerse en el poder, con la complicidad de algunas autoridades.
Asimismo, que ha impulsado en los últimos días actos fuera de la ley, como dos bloqueos carreteros en varias regiones del Estado, para exigir que lo sigan reconociendo al frente de ese sindicato y que le entreguen de inmediato varios millones de Pesos de cuotas sindicales y otros fondos.
La respuesta no se hizo esperar de parte de López Obrador y ordenó públicamente que la Secretaría de Educación investigue e intervenga en el asunto, así como de otras áreas federales.
Así que de nada le servirá a dicho dirigente sindical tratar de perpetuarse en el poder, ya que los mismos miembros de dicho sindicato aseguran que una auditoría no la aguanta, pues hay mucho qué explicar a los miles de trabajadores sindicalizados de este sistema educativo que mes a mes les descuentan una cuota de sus salarios, pero por años no les han informado en qué se han invertido ese dinero.
Desafortunadamente, dicho sindicato se ha vuelto una mina de oro para unos cuantos que se niegan a soltar la dirigencia, y por eso no han querido realizar unas elecciones democráticas que permita a los agremiados nombrar a sus nuevos líderes.
Este tema seguirá dando de qué hablar, ya que hay muchos intereses de por medio.
Desangeladas Campañas.
Siempre las campañas políticas intermedias son difíciles, tienen la particular característica de que, en nuestro Estado, los aspirantes a Diputados Federales, locales y Alcaldes, no van acompañados de un aspirante a Gobernador y Presidente de la República.
No hay tanta expectativa, y disminuye en mucho el interés de la población, por lo que se espera muy poca votación, que no va a superar ni el 40 por ciento del padrón electoral.
Y si a eso le sumamos que seguimos viviendo los estragos provocados por la pandemia generada por los rebrotes de Coronavirus, la participación ciudadana se complica más.
Pero eso no es todo, desafortunadamente en nuestra entidad los aspirantes a diputados federales de los diferentes partidos políticos, iniciaron campaña en días pasados, y no han levantado expectativas de la población. No hay efervescencia política, y menos interés de los ciudadanos de participar.
En pocas palabras las campañas que acaban de iniciar los aspirantes a una curul en el congreso de la unión esta de hueva. La oferta política que manejan también es decadente.
Lo que sí ha sonado bastante todavía en las benditas redes sociales, es la renuncia a la candidatura a la diputación federal por el XII Distrito Electoral Federal por la alianza “Va por México”, de parte de José Antonio Aguilar Bodegas.
Hay muchas dudas y especulaciones. Y lo que sí es una realidad, es que esta renuncia dejó mal parados a los dirigentes del PRI, PAN y PRD, que ahora tendrán que meter a un candidato de relleno, y posiblemente ya ni venga su nombre en la boleta electoral.
La repentina renuncia de Josean dejó entrever que en este proceso electoral ya todo está negociado, y las plazas están apartadas. ¿Será?
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias:
[email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx y
elquintopoderdemexico.com
#AplanaLaCurva
#QuedateEnCasa