El INE Presenta Simulacro de Blindaje Anticovid en Casillas

105

Ciudad de México.- Las elecciones del 6 de junio están blindadas contra contagios de covid-19, garantizó el Instituto Nacional Electoral (INE), al realizar hoy el primer simulacro sobre la operación de las 162 mil casillas en tiempos de pandemia, con el que esperan convocar al voto sin miedo a la infección.
“Con toda seguridad le podemos decir a los ciudadanos que pueden acudir a las casillas, no van a tener ningún riesgo de contagio y van a poder emitir su voto de manera libre, ya ocurrió así en 2020 en las elecciones locales de Coahuila e Hidalgo”, sostuvo Donaciano Muñoz Loyola, titular de la Junta Local Ejecutiva del INE en la Ciudad de México.
“No estamos hablando a partir de lo que pudiera ser, sino de la evidencia que ya recabamos” en la experiencia del año pasado, recordó.
Sana distancia, limpieza de los lugares de contacto y uso continuo de insumos de protección, como careta y cubrebocas, son los componentes del protocolo, explicó el consejero electoral del INE, José Roberto Ruiz Saldaña.
Para ello el INE dispuso de un presupuesto de 350 millones de pesos para, en las 162 mil casillas que se instalarán en las elecciones federales y locales del 6 de junio, contar con gel antibacterial, toallas sanitizantes, cubrebocas, y otros insumos de limpieza.
Además, a diferencia de otras elecciones, debido a la pandemia los medios de comunicación serán conminados a no generar aglomeraciones en la cobertura de la emisión de votos de los actores políticos, expuso la directora de Información del INE, Karla Garduño.
“Los medios de comunicación también deberán cumplir los protocolos” y en todo momento el presidente de casilla decidirá los flujos de personas, reporteros y fotógrafos al interior de las casillas para evitar contagios, dijo.
En la sede de la Junta Local del INE en la ciudad de México, en la colonia Del Valle, se realizó el simulacro para presentar el modelo mexicano de mitigación de riesgos.
El protocolo
De entrada, todo ciudadano que entre a la casilla deberá portar en todo momento cubrebocas, y todos los funcionarios de casilla, presidente, secretarios y escrutadores, además de representantes de los partidos deberán portar cubre bocas y careta.
La logística busca impedir todo contacto físico con el elector y consistirá en que el presidente de casilla será el encargado de verificar la credencial de elector del ciudadano sin necesidad de tomarla, y que no tenga marcado su dedo, signo de que no ha votado.
El primer secretario verificará que el ciudadano está en lista nominal, y el segundo secretario será el que marque la credencial tras la votación.
Los escrutadores se dedicarán exclusivamente, mientras las casillas estén abiertas para la votación, a verificar las medidas sanitarias.
El primer escrutador aplicará el líquido indeleble al ciudadano que ya haya votado y la característica de ese líquido es que es biocida, es decir, mata al virus.
El segundo escrutador verificará el libre flujo de electores, para que no haya acercamientos y estará a la entrada de casilla para orientar sobre la sana distancia, aplicar gel antibacterial y entregar a cada votante una toalla desinfectante.
El cancel donde cada ciudadano irá a marcar su voto en secrecía no tendrá cortinillas para evitar el contagio y reducir superficies de contacto.
El INE instruyó a que las 162 mil casillas a instalar serán sanitizadas totalmente cada tres horas.
La presencia máxima será de dos electores simultáneamente y se les pedirá que de preferencia cada ciudadano lleve su bolígrafo para marcar su voto.
De los gastos a realizar en las medidas sanitarias, la mayor inversión se dedicará a la compra de cubrebocas (azules, tipo quirúrgico), pues se calculan 134 millones 766 mil pesos para contar con 450 de esos protectores en cada casilla.
En toallitas desinfectantes se pagarán 71 millones 579 mil pesos para contar con 5 paquetes por casilla, y su costo unitario estimado es de 87 pesos.
Para caretas protectoras se dedicarán 34 millones 55 mil pesos, una por funcionario de casilla (nueve propietarios y tres suplentes) y su costo unitario previsto es de 35 pesos.
Para gel antibacterial se calculan 15 millones 961 mil pesos, uno por cada una de las 162 mil casillas, y se tiene estimado un costo unitario de 97 pesos por botella. APRO