Remesas, con Músculo por Reactivación en EU

319

Con la reactivación de la economía estadounidense se hará más necesaria la mano de obra de migrantes, lo que favorecerá a los mexicanos y por ende a las remesas que envían a sus familiares, afirmó el Ceo y fundador de PagaPhone, Ulises Téllez.
Además, con los demócratas en el poder, que si bien no son los mejores amigos de nuestros paisanos, se augura un repunte en los envíos desde Estados Unidos por el cambio en la retórica en comparación al gobierno anterior, estimó.
En entrevista con EL UNIVERSAL, el directivo de la empresa de tecnología especializada en pago de remesas en México consideró que con la pandemia las perspectivas son favorables.
Dijo que aunque está el proceso de vacunación, el Covid-19 vino a cambiar la forma de recepción de los "migradólares", pues con las fintech no es necesario que sea de manera presencial.
Ya con tener un teléfono inteligente, la mamá, la esposa o los hijos de los migrantes de una localidad alejada pueden recibir sus remesas sin necesidad de ir a las grandes ciudades. La cobertura de telefonía celular está aumentando con 10 mil sitios aproximadamente, enfatizó.
"Puede no haber banco o cajero, pero sí hay cobertura de internet (en lugares lejanos) que permite recibir las remesas y que los beneficiarios puedan pagar en comercios, comprar tiempo aire, pedir un Uber, comprar en Amazon y hacer transferencias a otros familiares en México", destacó.
Sólo necesitan bajar la aplicación, registrarse con un biométrico y una prueba de vida (tomarse una selfie, parpadeando o sonreír) como medida antilavado.
"Estos medios remotos de personalización son claves para identificar al usuario y pagarle su remesa", enfatizó.
Después se les da una tarjeta ligada a Carnet, que es Prosa (empresa mexicana de medios de pago), sin costo para hacer todas esas operaciones.
Aseguró que es una aplicación sencilla. Incluso mencionó que así como hay personas de la tercera edad que viajan en bicicleta para ir a vacunarse han bajado la aplicación de PagaPhone.

El Envío.
Para el envío de la remesa, los migrantes que trabajan del otro lado de la frontera norte lo hacen por los canales de siempre, explicó.
Dijo que por décadas mandan el dinero de su trabajo a través de pequeñas agencias; son en donde está la tortillería, el supermercado local o la gasolinera.
Lo hacen así por temor a que los deporten o porque carecen de una cuenta bancaria, matizó.
Al hacerlo por PagaPhone no es necesario que el migrante abra una cuenta bancaria ni acudir a alguna institución financiera.
Simplemente tiene que hacer el envío desde una agencia.
Pero el cobro en México, la fintech fue lo que cambió radicalmente en el mercado de remesas, pues el beneficiario en lugar de ir a un establecimiento lo puede hacer en cualquier momento.
El saldo lo tendrá en su wallet PagaPhone; así de llegar a tener una emergencia en la que se necesite dinero, en vez de esperar al siguiente día para ir a cobrar la remesa la recibe en el momento.
La operación de transferencia es segura, toda vez que la fintech mexicana hizo una alianza estratégica con MoneyGram, uno de los transmisores de dinero más importantes en Estados Unidos.
Es decir que para que pueda llegar la remesa a la tarjeta de PagaPhone, el migrante tiene que hacer el envío en una de las 250 mil agencias de MoneyGram.
Medidas Antilavado.
Para cobrar la remesa en el celular se integró tecnología entre los servidores de MoneyGram y los de la fintech mexicana.
«Tenemos tecnología de punta que nos permite que, a través de esta integración, se puedan transferir y operar las remesas», explicó el directivo.
El receptor de la remesa o titular del wallet de PagaPhone lo que tiene que hacer es poner es el número de identificación personal o PIN (personal identification number) que le proporcione el familiar que se la envió para cobrarla en pesos mexicanos.
En promedio están enviando a través de este mecanismo 300 dólares, pero puede ser un monto mayor; el tope son 2 mil dólares al mes e incluso hasta 5 mil, pero para evitar el lavado de dinero esta plataforma permite un máximo de 2 mil.
Cuando rebasa se prende automáticamente una alarma y se hace el reporte antilavado para enviarlo a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Sun