ALFIL NEGRO

194
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO


“Si ven las barbas del vecino cortar, hay que poner las suyas a remojar”(refrán popular)

Primera Llamada
Oscar D. Ballinas Lezama

Con la finalidad de que los Gobernadores, legisladores y Alcaldes electos el pasado 6 de Junio pongan sus barbas a remojar, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, puso las cartas sobre la mesa y les advirtió que será un serio vigilante de sus acciones, quien se salga del huacal pagará cara las consecuencias.
A  quienes  más se refirió el hijo pródigo de Macuspana, fue a los Alcaldes y Alcaldesas entrantes que siguen lanzando las campanas al vuelo para celebrar su popularidad, que según ellos (los que ganaron las elecciones), los llevó a que el pueblo bueno y sabio los votara a su favor.
“Los presidentes municipales llegan con el único propósito de robarse el dinero del presupuesto, son ambiciosos y vulgares, es oportuno decirlo ahora, porque se están renovando  muchos gobiernos municipales y estatales, nosotros no queremos ladrones en el Gobierno”, afirmó el inquilino del Palacio Nacional, que confeccionó un saco para que se lo pongan al que le venga. (Seco el elotazo)
“Ojalá que los Presidentes que van a entrar a cumplir con su función actúen con responsabilidad y con honestidad; ahora les vamos a entregar a ellos los recursos para que hagan las obras, eso sí, si vemos que no aplican bien el presupuesto entonces nosotros vamos a aplicar muy bien la ley; les vamos a dar maniquiur a todos aquellos que les vayan creciendo las uñas, se las vamos a quitar con hachuelas”, sentenció el Ejecutivo Federal.
Más adelante, añadió que no deben olvidarse que el poder solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás: “La parafernalia del poder no debe continuar, como sucedía cuando algún gobernante preguntaba al subalterno: ¿qué horas son?, la respuesta generalmente era: las que usted diga Señor; esa lambisconería, esa vanidad no tiene nada que ver con el poder ni con la política, ni con el servicio al prójimo”, describió en su discurso mañanero López Obrador.
Sobre aviso no hay engaño, sin embargo, la sociedad le exige al Presidente de la República, que esta advertencia, y posible castigo para los servidores públicos corruptos, no sea únicamente para los que tomarán posesión como nuevos gobernantes y legisladores el próximo mes de Octubre, sino que se aplique también a los que van a salir y quienes entraron a la par de su administración en el 2018; todos coludos o todos rabones.
En otros temas, la pandemia sigue cambiando de color el semáforo sanitario en el país, sin embargo, en lugares como la urbe de hierro (Ciudad de México) sus gobernantes se niegan a dejar el verde y persisten en poner en riesgo a la población, sabiendo que el Coronavirus ha vuelto a cobrar víctimas y se ha convertido en una ‘ruleta rusa’.
Los Estados ‘sandías’ (por aquello que son verdes por fuera y rojo por dentro), empiezan a resentir nuevamente los estragos de la peste del siglo XXI, para nadie es secreto que los enfermos están llenando nuevamente los hospitales Covid-19; desafortunadamente no hay medicamentos, ni otros insumos necesarios para atenderlos, por lo que pudiera darse una tercera ola de infectados por Coronavirus, el sol no puede taparse con un dedo.
En Chiapas, no obstante el esfuerzo del Gobierno Estatal que preside Rutilio Escandón Cadenas, los casos de enfermos por esta terrible enfermedad cada día aumentan, a pesar del programa de vacunación que está funcionando a toda su capacidad, el reporte técnico de la Secretaría de Salud en esta entidad, arrojó que en las últimas 24 horas se confirmaron 24 contagios en 11 municipios, así como la defunción de una persona.
En esta ocasión Tuxtla Gutiérrez, notificó oficialmente 10 casos de infectados, Tapachula tres, Comitán y Palenque dos cada uno; Amatenango del Valle, Frontera Comalapa, la Trinitaria, Pantelhó, San Juan Cancuc, Santiago El Pinar y Tenejapa, con un contagio por municipio.
No obstante estas señales de alerta la sociedad chiapaneca, al igual que la mayor parte de la República Mexicana, sigue comportándose de manera irresponsable al realizar fiestas y todo tipo de reuniones con grupos de personas que rebasan las 50 en lugares cerrados y 200 en zonas abiertas.
Para nadie es secreto que en la recién pasada campaña electoral, cientos de militantes de todos los partidos se reunían, organizaban mítines sin control sanitario suficiente y el número de personas que llegaron a reunirse en lugares cerrados, fueron más de 2 mil que hoy están llevando en el pecado la penitencia.
Por otro lado, las autoridades de Salud y la misma Organización Mundial de la Salud (OMS), han reconocido que las vacunas siguen siendo experimentales, por lo que constantemente insisten los Gobiernos a que nadie baje la guardia y sigan protegiéndose al obedecer los protocolos sanitarios (sana distancia, no saludar de beso, ponerse cubrebocas, no efectuar reuniones con muchas personas, etcétera).
Los bares, cantinas, discotecas, mercados públicos y tiendas de todos tamaños no dejan de tener mucha afluencia, sin embargo, el argumento para permitirlo es que no quieren morirse de hambre o avasallados por las deudas, empezando por los cobros estratosféricos de la energía eléctrica, así como el aumento en el precio de las gasolinas y el gas, que ha conllevado a subir el precio de todos los productos y servicios.
Se sabe que el precio de las tortillas podría aumentar nuevamente en los primeros días de julio, según lo han manifestado algunos empresarios de la masa y la tortilla en Tapachula, quienes aseguran que si no lo hacen, irán a la quiebra de sus negocios.
Ayer, cientos de maestros manifestaron su inconformidad contra la reforma educativa, que se dio en la administración de Enrique Peña Nieto, sin embargo, dijeron, el actual Gobierno prometió iba a cambiarla y hasta ahora, no le ha quitado un solo un punto, ni una coma. Aseveraron los protestatarios.     
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.