ALFIL NEGRO

154
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“No hay que buscarle tres pies al gato, sabiendo que tiene cuatro”. (refrán popular)

El ‘Fuchi’ a la Vacuna

Oscar D. Ballinas Lezama

Inició el nuevo programa federal de vacunación contra el Covid-19 en Chiapas, luego de la llegada de aproximadamente unas 300 mil dosis  se dio inicio a las aplicaciones del antivirus, aunque en el  arranque mucha gente no acudió porque no fueron informados, apuntaron.

Los módulos de vacunación se vieron casi vacíos, algo falló en este nuevo arrancón de las aplicaciones de la vacuna anticovid; la población opina que debe hacerse más publicidad a este programa, por todos los medios necesarios.

Las autoridades de salud en  los tres niveles de Gobierno en Chiapas deberán analizar qué está provocando la inasistencia de quienes deberían vacunarse desde el pasado 9 de Julio, principalmente  las personas cuyas edades oscilan entre los 40 y 49 años de edad, así como también los que se rezagaron de las dos primeras etapas.

Se ignora quién o quiénes son los responsables de la publicidad de  este programa para que se les obligue a mejorar la invitación, y con ello, lograr mejores resultados y se cumpla el objetivo de salvaguardar la salud y la vida de los chiapanecos.

La ausencia de la gente en los módulos de vacunación en los dos primeros días de haberse iniciado la nueva etapa, podría tener varias aristas y entre estas, una presunta irresponsabilidad de quienes a sabiendas que una de las formas para detener el virus es vacunándose, optaron por quedarse en casa a  esperar qué sucede. Hay gente que aunque quisieran no pueden vacunarse porque viven en lugares muy lejanos a los módulos de vacunación, sobre todo, los ejidatarios de la zona alta y baja de la región; cuando pueden salir por esos caminos inaccesibles para cualquier vehículo, se encuentran con que tienen que gastar el dinero que les ayuda comer durante tres o cuatro días.

Expertos en salud mencionan que para abonar al éxito del programa federal de vacunación en Chiapas, los encargados ahora de realizarlo deberán nadar a contracorriente, sobre todo, en la zona de los Altos de Chiapas, en donde la cerrazón e ignorancia de los indígenas y campesinos, sigue siendo un hueso duro de roer; para nadie es secreto que en esos lugares la gente ha quemado  clínicas, los carros oficiales del Sector Salud y amenazan a los médicos y enfermeras con golpearlos o lincharlos, siendo esta otra de las causas que dificultan cumplir la misión de vacunar a todos en el combate contra el Covid-19.

Como una motivación para los que temen vacunarse, porque dejarían de ingerir bebidas embriagantes, el subsecretario federal de Salud, Hugo López Gatell, dijo que no está prohibido consumir alcohol para recibir la vacuna anticovid 19; lo que de ser cierto va a caerles como anillo al dedo a los adoradores del Dios Baco.

El funcionario federal afirmó que vacunarse reduce muy significativamente el riesgo de tener esa enfermedad y la muerte, reduce el cien por ciento el riesgo de muerte, añadiendo que ‘no hay abstinencia de alcohol por la vacuna Covid-19’.

Zoé Robledo, titular del IMSS en el país, pidió a los jóvenes chiapanecos que convenzan a  sus padres de vacunarse, sin embargo, a estas alturas, en que una gran parte de las personas de la tercera edad ya se inyectaron el antivirus contra la peste del siglo XXI, sería bueno que ellos (los vacunados) exigieran a sus hijos y nietos que se vacunen.

Desafortunadamente, la cultura que tenemos los mexicanos nos evita cumplir con lo que debiera ser una obligación, vacunarse para evitar la propagación del contagio de esta terrible enfermedad; la mayoría de la gente ni siquiera respeta las medidas sanitarias preventivas, basta ir a verlos en las discotecas, los bares, cantinas y casinos, convertidos en peligrosos focos de infección de Covid-19.

Las autoridades de los tres órdenes de Gobierno, deben unir fuerzas y coordinarse para ‘tapar el pozo antes que el niño se ahogue’; es necesario, urgente y obligatorio que se cancelen las actividades que no son esenciales; se viven tiempos de una guerra y el enemigo es un virus invisible, salir a exponerse en lugares cerrados o abiertos con la presencia de más de 150 personas, es como jugar la ruleta rusa y llevarse entre las patas de los caballos a quienes intentan burlar la enfermedad, cuidándose sin pensar en que un miembro de la familia o amigo será finalmente quien se convierta en el caballito de Troya, que meta el virus mortal a su hogar.

Dios es grande, nos da los medios para cuidarnos de la peste destructora, más no hace milagros cuando nosotros abusamos de su amor y buscamos nuestra propia destrucción; es hora de que las iglesias y templos sean cerrados, los que buscan a Dios pueden hacerlo desde su hogar, tomando en cuenta que el Señor está en todas partes y encuentra el mejor templo en los corazones de las personas.

En las últimas 24 horas, el sistema de salud estatal reportó 35 casos de contagios por Coronavirus: Tapachula, con 9 infectados; Tuxtla Gutiérrez 8; Comitán 4; Palenque y Pichucalco, dos cada uno; Huehuetán, Huixtla, Mazatán y Tuxtla Chico, con un contagiado, según las cifras oficiales. (Entre los infectados un adolescente de 14 años).

                El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.