En 600 Pesos Venden Certificados Falsos de Vacunación

146

Manuel Espino

Personas que tienen temor y no quieren vacunarse contra el Covid-19 acuden a Santo Domingo por un expediente o un certificado falso de vacunación, ya sea para utilizarlo en un viaje al extranjero o para presentarlo en el trabajo.
EL UNIVERSAL constató la venta de ambos documentos apócrifos durante un recorrido por esa zona del Centro Histórico, con un costo que oscila entre 500 y 600 pesos, a una semana de que la Secretaría de Salud (Ssa) puso a disposición el certificado en un sitio web.
Apostados desde la calle República de Brasil, los vendedores ofrecen a los interesados tanto el expediente de vacunación contra el virus SARS-CoV-2 como el certificado de vacunación contra el coronavirus. Este último acredita que se completó el esquema de dos dosis.
Como es conocido, los llamados coyotes se acercan a las personas en las calles aledañas y en la Plaza de Santo Domingo para ofrecer facturas, sellos, así como pruebas de laboratorio positivas o negativas del nuevo coronavirus.
En un primer punto, sobre la calle República de Brasil se preguntó a uno de los vendedores si contaba con el expediente o certificado de vacunación, a lo que de inmediato respondió que sí.
Pidió seguirlo hasta una oficina en el interior de un edificio de la calle de Palma Norte, donde operan, y ya había personas esperando documentos falsos como actas de nacimiento y facturas.
Después de cerrar con llave el despacho, equipado con cámaras de videovigilancia, el vendedor mostró un expediente de vacunación falsificado expedido que, según él, es el más solicitado entre las personas que no quieren vacunarse.
«Aquí pura calidad porque entre lo chueco, lo más derecho», dijo al solicitar el nombre, dirección, la Clave Única de Registro de Población (CURP), la marca de la vacuna y las fechas de la vacunación para el llenado del documento.
En menos de una hora, el sujeto y sus compañeros completaron e imprimieron el expediente apócrifo a nombre de Manuel González Félix y con el folio A40-31801272, por un costo inicial de 600 pesos que después bajaron a 500.
Con una credencial falsa en mano para demostrar la calidad de su trabajo, el coyote entregó el documento, cobró su comisión y regresó a la calle de República de Brasil para seguir con su actividad ilegal.
En otro punto de Santo Domingo, uno de los vendedores ofreció el certificado de vacunación contra la Covid-19 con código QR y membretado con el logotipo del Gobierno de México y de la Secretaría de Salud.
Para ello solicitó el traslado a una vecindad de la calle Luis González Obregón, donde expidieron el certificado falsificado después de dos horas, pues apenas están siendo solicitados esos documentos en la zona.
«Tenemos el comprobante de vacunación y los certificados, pero nos siguen pidiendo de todo, certificados, pruebas, registros. El otro día vinieron como seis personas que no querían vacunarse porque dijeron que las iban a matar», dijo uno de los vendedores.
El documento falso contiene el tipo de vacuna recibida, la fecha de inmunización, un código QR y el nombre completo del vacunado, tal como el certificado original.
La semana pasada, la Secretaría de Salud (Ssa) puso a disposición de la población que ya ha sido vacunada contra el Covid-19 con el esquema completo la página cv.covid.salud.gob.mx, para obtener el certificado de vacunación contra la Covid-19, el cual puede servir para viajar a países con restricciones de entrada debido a la pandemia.
«Si usted quiere tener un comprobante oficial de que ya ha sido vacunado, con qué biológico y en qué fechas, aquí está el certificado», señaló el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.
El funcionario explicó que este documento es útil especialmente para quienes tienen la necesidad u oportunidad de viajar a otros países, dado que algunas naciones mantienen restricciones para las personas no vacunadas.
En marzo pasado, EL UNIVERSAL publicó que en la Plaza de Santo Domingo se venden certificados pirata de pruebas Covid-19 de diversos laboratorios, práctica que aún continúa en la zona, con un costo de más de 500 pesos, según se pudo constatar. Sun