Embargan Muebles al Ayuntamiento de Tapachula, Donde Sesiona “El Torito” y Cuerpo de Regidores

1990
Habitantes de Tapachula advierten tomar justicia por propia mano, al incrementarse los asaltos, robos y crímenes y que ocurren a todas horas, ante el hartazgo de un gobierno como el de Neftalí del Toro y cuerpo de regidores.
Habitantes de Tapachula advierten tomar justicia por propia mano, al incrementarse los asaltos, robos y crímenes y que ocurren a todas horas, ante el hartazgo de un gobierno como el de Neftalí del Toro y cuerpo de regidores.

 

 

12a Avenida Norte y 5a Poniente
14 Norte entre 1a y 3a Poniente
La ciudad invadida de bares y cantinas, sin control.

Bandas operan mientras la policía brilla por su ausencia.

Calles y avenidas sucias, llenas de basura.

DEBIDO A LA FALTA DE PAGO, EL FABRICANTE MUEBLERO. Y CON ESAS DEUDAS PRETENDE REELEGIRSE “EL TORITO”. RECOMIENDAN AL EBANISTERO LE PIDA PERMISO AL “CHEQUE” PARA QUE AUTORICE EL PAGO ALMA ROSA CUETO, A QUIEN IMPUSO A LA ACTUAL ADMINISTRACIÓN.
*EL MUNICIPIO ESTA DE CABEZA, INVADIDA DE CANTINAS, BASURA; ESCASEZ DE AGUA; ASALTOS Y ROBOS A LA ORDEN DEL DÍA; LAS OBRAS BRILLAN POR SU AUSENCIA.
Tapachula, Chiapas; 15 de Febrero.- Ante la incapacidad del Ayuntamiento local de pagar sus propias deudas, se ha iniciado el proceso legal para embargar los finos muebles de madera que el expresidente de Tapachula, el priista Samuel Chacón Morales mandó a construir, pero que no pagó, ni tampoco sus sucesores, Venerando Díaz y Neftalí Del Toro.

Aparte de otros pendientes que dejó, Samuel Chacón no pagó el amueblado que adquirió en su administración, y Neftalí del Toro, pese al uso que le da tampoco dijo que tampoco liquidará la cuenta al señor Mardoqueo Carbot Trujillo.
Aparte de otros pendientes que dejó, Samuel Chacón no pagó el amueblado que adquirió en su administración, y Neftalí del Toro, pese al uso que le da tampoco dijo que tampoco liquidará la cuenta al señor Mardoqueo Carbot Trujillo.

De acuerdo al empresario afectado, Mardoqueo Carbot Trujillo, el embargo incluiría las mesas y sillas de la Sala del Cabildo, es decir, donde se sienta el Alcalde, la Síndico y todos los Regidores, incluidos los invitados especiales.
Además, los forros de madera de todo ese lugar; los tres escudos nacionales, el nicho para la bandera; los muebles de la Secretaría de Gobierno Municipal, la cocina integral de la oficina del Presidente y hasta la adecuaciones a su baño particular y la taza donde se sienta.
Durante varios años ha recorrido varias dependencias de Gobierno para que le pagaran esos trabajos que inicialmente ordenó Chacón, por cierto diputado federal del Distrito con cabecera en Tapachula, así como también pidió Venerando, en su corta estancia al frente de la alcaldía.
Durante ese largo calvario, ha presentado cada uno de los documentos legales que le han exigido, incluyendo varios contratos firmados por los entonces funcionarios.
Ahora, a un año y medio del cambio administrativo, el presidente municipal en turno, Neftalí Del Toro Guzmán, tampoco se ha dignado a pagar esos adeudos y se ha limitado a disfrutar de todos los muebles fiados que dejó su antecesor, como su propia silla y mesa que utiliza en las sesiones de Cabildo.
A la mitad de su periodo, no ha podido pagar las cosas elementales, como los muebles que ocupa para desempeñar su cargo.
El silencio de los Regidores hace entrever que solamente están de parapeto para respaldar lo que decida el Alcalde, y gozar también los muebles que les dejó Samuel, aunque sean fiados.
La sumisión de los Regidores, incluyendo a aquellos de los partidos de supuesta oposición, quedará grabada como un acto de ineptitud en la historia de Tapachula.
Con el embargo de los muebles, todo ellos, incluyendo al Presidente y la Síndico, tendrán que cargar con una mesita y banquitos para llevar a cabo las Sesiones del Cabildo, porque sería incoherente que compraran nuevos mobiliarios y desechar los que actualmente no han pagado, dando a entender con esto que el interés es no pagar lo que deben, primero Samuel Chacón, luego Venerando Díaz y ahora Neftalí del Toro.
Se desconoce qué pasará con el baño particular, porque se está en la disyuntiva de levantar las adecuaciones o dejarlo clausurado, por el hecho de que aún cuando es fiado, ya está usado por al menos tres Alcaldes.
Durante la semana pasada, las autoridades municipales citaron al empresario maderero para revisar la documentación y pagarle, luego de los reportajes que llevó a la opinión pública este rotativo sobre ese bochornoso caso.
En lugar de ello, le sugirieron que buscara al expresidente Ezequiel “Cheque” Orduña, porque supuestamente es el que gobierna Tapachula y ordena a la tesorera Alma Rosa Cueto, sobre a quién de los proveedores se les debe pagar. Fue quien impuso a la tesorera municipal ¿en manos de quien estamos con el actual presidente?.
Lo peor de todo es que Neftalí del Toro, grita a los cuatro vientos que quiere reelegirse, cuando Tapachula se debate entre la basura, cantinas, maras por dondequiera; letreros donde la población anuncia hacerse justicia por propia mano ante la ola de asaltos y robos, apenas antier fue asaltada la carnicería CIMA; el agua “potable” no llega a la ciudadanos; las obras que habían en los trienios pasados acabaron con la llegada del “Toro”, Tapachula es un desmadre.
Sería bueno que el gobernador Manuel Velasco Coello tomara medidas sobre el actuar del actual alcalde, ya que nada más se le localiza en los centros botaneros y se justifica diciendo que está en Tuxtla Gutiérrez para pedirle dinero al tesorero. La redacción.