Se Desborda la Inseguridad en Suchiate Delincuencia Rebasa a las Autoridades

1909
Se Desborda la Inseguridad en Suchiate Delincuencia Rebasa a las Autoridades
Se Desborda la Inseguridad en Suchiate Delincuencia Rebasa a las Autoridades

 
* ASALTOS, ASESINATOS, TRÁFICO DE MERCANCIAS Y DROGA SE REGISTRAN TODOS LOS DÍAS DE MANERA IMPUNE.
* SE ACENTÚA LA GUERRA DE PANDILLAS ENTRE “MARAS SALVATRUCHAS” Y “BARRIO 18”.

Tapachula, Chiapas; 10 de Junio.- La delincuencia organizada se ha apoderado del municipio de Suchiate, ante la incompetencia de las autoridades de las tres instancias de Gobierno y la complacencia de las corporaciones policíacas adscritas a esa región.
Los policías, que supuestamente vigilan la franja limítrofe entre Chiapas y Guatemala, han dejado de hacer su trabajo, y por ello miles de toneladas de mercancías de dudosa procedencia y de cualquier tipo, están siendo traficadas todos los días, a la vista de todos y sin problema alguno.
Además, los enfrentamientos y ejecuciones entre bandas delictivas de la Mara Salvatrucha 13 y Barrio 18, que a diario salen publicadas en este rotativo, se han incrementado alarmantemente en los últimos días, también sin que nadie haga algo para detenerlos.
La población ha caído en pánico y las autoridades se echan la culpa unos a otros. Es más, se atreven a decir que todo está en completa calma y que los índices delictivos han bajado.
Mientras hacen esas alegres declaraciones, la población está sufriendo de asaltos a mano armada, extorsiones, robos de vehículos, motocicletas, comercios y a transeúntes; así como lesiones y homicidios, muchos de ellos perpetrados en contra de gente inocente.
Ese municipio, limítrofe con Guatemala, está convertido en la “Tijuanita del sur”, por donde ingresa de todo, y por ello la población se pregunta: ¿cómo justifican su salario las corporaciones adscritas a esa región?
Entre esas dependencias está el Mando Único, la Policía Fronteriza, la Federal, los Fiscales, entre otros, que supuestamente nunca se percatan de las toneladas de mercancías que pasan todos los días por la frontera sur.
Mientras que los municipales, encargados del orden local y de coadyuvar en la prevención del delito, tampoco dan buenos resultados.
Eso ha generado gran preocupación en los sectores productivos en Chiapas, “ya que en Suchiate pareciera que no hay quien frene a la delincuencia que ha sentado sus operaciones en esta zona fronteriza con Guatemala, y que amenaza con expandirse rápidamente”.
Es urgente que envíen elementos competentes, pero sobre todo, con tácticas de investigación para dar con quienes lideran a los delincuentes y se acabe con la impunidad.
No sirve de nada que funcionarios de primer nivel vayan a conocer Suchiate y los municipios aledaños, si no se actúa para atender de fondo su problemática.
El contrabando impune y descarado en la frontera sur y los altos niveles de inseguridad, hacen creer a la sociedad que están totalmente abandonadas a su suerte.
A un año de las elecciones federales, estatales y locales, pareciera que a los actuales funcionarios no les importa en lo más mínimo ni la corrupción ni la inseguridad de Suchiate y de los municipios aledaños, aun cuando se trata de la entrada de México para Centroamérica.
Hoy en día, en esa región hay personas sin empleo formal y ofrecen sus servicios para hacer cualquier “trabajito” a cambio de algunos pesos; y que después de realizarlos se cruzan rápidamente la frontera sin que puedan atraparlos.
¿Cuántos más tienen que morir en ese municipio para que el reclamo de seguridad por parte de la sociedad sea escuchado?
¿Cuántos inocentes más tienen que morir en el fuego cruzado que mantienen los Maras Salvatruchas y Barrio 18? EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello