Comerciantes Exigen Seguridad al Ayuntamiento Para Evitar Actos Vandálicos en Las Fiestas Patrias

973
Comerciantes Exigen Seguridad al Ayuntamiento Para Evitar Actos Vandálicos en Las Fiestas Patrias
Comerciantes Exigen Seguridad al Ayuntamiento Para Evitar Actos Vandálicos en Las Fiestas Patrias

*TEMEN SE VUELVAN A REPETIR HECHOS DELINCUENCIALES COMO EL OCURRIDO A PRINCIPIOS DEL AÑO, DONDE PANDILLEROS UTILIZARON COMO BANDERA, LA PROTESTA POR EL ANUNCIO DEL AUMENTO A LAS GASOLINAS.
*LOS EMPRESARIOS EXIGIERON AL AYUNTAMIENTO ASUMA SU RESPONSABILIDAD Y GARANTICE LA PROTECCION DE LA POBLACIÓN.

Tapachula, Chiapas, 6 de septiembre.- Ante el temor de que vuelvan a suscitarse los destrozos y saqueos en el centro de la ciudad durante las fiestas patrias, tal y como ocurrió el año pasado, los empresarios de ese sector exigieron al Ayuntamiento que deje los pretextos, asuma su responsabilidad y garantice la seguridad de la población.
En rueda de prensa dieron a conocer que, por lo pronto, ya firmaron una minuta de acuerdos con las autoridades municipales, a fin que durante esas fechas no cierren los accesos al público a la zona y con ello se provoquen pérdidas económicas.
Además, que haya mayor vigilancia policíaca y que les proporcionen la logística a realizar, para poder estar prevenidos y garantizar que en realidad exista seguridad.
En el acto, el comerciante Roberto García, indicó «nos están asegurando que no va a haber cierre de calles, que va a ser una fiesta normal, como se hacía anteriormente. Sin embargo, tenemos el dato que el año pasado tuvimos un caos completo y que fue también vandalizado en diversos negocios”.
Añadió que, de lo que se trata en ésta ocasión, es lograr una mayor derrama económica en el comercio establecido, ya que es cuando más actividad se registra, y que por ello han decidido sumarse a las acciones preventivas en materia de seguridad.
En tanto, Abel Campuzano, otro de los comerciantes, mencionó, «consideramos que en el centro tenemos una gran responsabilidad para con nuestros consumidores, por lo que también nos preocupamos de velar porque las fiestas patrias se desarrollen en la ciudad bajo un clima de tranquilidad, de paz, de orden, y no como el año pasado donde desafortunadamente se vulneró la libertad de los tapachultecos».
Por su lado, César García indicó, “buscamos nos informen de las acciones que van a hacer. Es muy importante para nosotros los comerciantes conocer la actividad cívica para poder planear, organizar y ejecutar todas las medidas preventivas y no suceda lo del 2016″.
En aquella ocasión, las autoridades colocaron rejas metálicas en las calles circunvecinas al Parque Central y zonas aledañas, para impedir el paso.
Eso causó el malestar de la población y de los turistas, quienes se tuvieron que regresar a sus casas y lugares de origen, porque no los dejaron pasar.
Sin embargo, una centena de vándalos, maras y personas sin escrúpulos rompieron vidrios, exhibidores de mercancías de varios locales comerciales y robarse la mercancía.
Un grupo de policías decidió intervenir y disparó bombas de gas lacrimógeno, lo que empeoró aún más la situación.
Algo similar pasó al inicio del año, cuando grupos vandálicos se apoderaron de la ciudad y rebasaron la poca capacidad del Ayuntamiento.
Se sufrieron los mayores destrozos y saqueos que se tengan registrados en la historia Tapachula. Miles de personas entraron, durante tres días, a las tiendas de conveniencia, de electrodomésticos, de telefonía y otros, para robarse lo que podían cargar.
Esos días Tapachula se convirtió en noticia internacional por la impunidad con la que operaron los delincuentes, y porque la inseguridad se había desbordado, hasta que llegaron elementos del Ejército Mexicano y la Gendarmería Nacional para poner orden en la ciudad, ya que su presidente, Neftalí del Toro, no había podido con el paquete.
Los disturbios de enero de éste año supuestamente fueron en protesta por los aumentos a los combustibles, la canasta básica, el gas y la energía eléctrica que decidió realizar el Gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto, pero algunos opinan que fue una demostración de poder de los grupos delictivos ante una autoridad municipal impotente. EL ORBE/Rodolfo Hernández González