Como se Inició la Construcción del Estadio Olímpico “Manuel Velasco Coello”

1958
Como se Inició la Construcción del Estadio Olímpico “Manuel Velasco Coello”
Como se Inició la Construcción del Estadio Olímpico “Manuel Velasco Coello”

* Cuenta con Todos los Requisitos del Máximo Circuito del Balompié Mexicano.

Tapachula, Chiapas; 4 de Mayo.- Luego de tres años de grandes inversiones por parte del Gobierno del Estado y la iniciativa privada, el estadio de futbol “Manuel Velasco Coello”, al sur de la ciudad, está listo para ser sede de los encuentros de primera división de la Liga Mx.

En la víspera de los dos encuentros en el que los Alebrijes de Oaxaca y los Cafetaleros de Tapachula se disputen el honor de ascender al máximo circuito del balompié mexicano, las instalaciones lucen esplendorosas y han sido el escenario de una multitudinaria afición, que literalmente las ha abarrotado durante cada partido.


Hablar de la historia del Estadio desde su inauguración en aquel 10 de Octubre de 1988 con un partido entre el América de México y el Aurora de Guatemala, hace 30 años, sería pérdida de tiempo por los años en que quedó completamente abandonado.
Fue blanco de la delincuencia ya que fue saqueado. Los ladrones se llevaron todo lo que pudieron, hasta las tazas de los baños, la tubería de cobre de las redes sanitarias, cableados, focos, entre otras cosas.
A falta de uso, su pequeño estacionamiento era utilizado para pensión de camiones de carga y aún cuando tenía una capacidad de alrededor de 8 mil personas en gradas de cemento, los encuentros que en algunas ocasiones se organizaron, no obtuvieron buena respuesta.
El 25 de Mayo del 2015 se dio a conocer que Chiapas tendría un equipo profesional, gracias a que Altamira FC hizo un cambio de sede a la frontera sur del país y modificó su nombre a Cafetaleros de Tapachula en la Liga de Ascenso MX.
Para entonces, el gobierno que encabeza Manuel Velasco Coello, ya llevaba tres años de planificar y realizar las primeras modificaciones a esas instalaciones.
En Junio del 2015 puso en marcha las primeras adecuaciones para aumentar la capacidad a 11 mil aficionados cómodamente sentados.
Sin embargo, la visión de Velasco fue siempre la de impulsar a ese equipo para que llegara a la primera división y, por lo mismo, inició el proyecto de reconstrucción total del recinto.
Para Junio del 2017, se iniciaron las obras de ampliación del estadio con la construcción de las tribunas ubicadas en las cabeceras de la cancha, por lo que la capacidad pasó a alrededor de 22 mil butacas y de esta manera cumplir satisfactoriamente con uno de los requisitos exigidos para formar parte de la Liga Mx.
El 10 de Noviembre se abrieron las puertas de las dos nuevas tribunas, por lo que la remodelación del estadio, en su objetivo principal, quedó finalizada.
Oficialmente, el gobernador Manuel Velasco Coello inauguró el nuevo Estadio Olímpico de Tapachula el 20 de Diciembre del año pasado, un hecho histórico para el deporte en la región del Soconusco y de la frontera sur del país.
Tras disfrutar junto a la afición del juego amistoso entre Cafetaleros de Tapachula y los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el mandatario destacó la importancia de contar con ese tipo de inmueble deportivo.
Durante ese encuentro, el mandatario dio a conocer que contar con un estadio de ese tipo era trascendental para las aspiraciones de Cafetaleros de Tapachula, en torno al ascenso a la Primera División.
Cabe destacar que por su posición geográfica, Cafetaleros tiene su casa en la frontera sur, considerada la puerta de entrada de Centroamérica a México, escuadra que además de tener un importante respaldo de aficionados locales y de todo el Estado, ha generado una gran empatía en la región, permitiéndole trascender fronteras y contar con el apoyo de aficionados centroamericanos durante sus juegos como local.
Asimismo, este proyecto integral permitió posicionar al deporte profesional como un atractivo más para la llegada de turistas nacionales e internacionales, permitiendo la generación de empleos y la reactivación económica de la frontera sur.
Desde entonces, el Estadio Olímpico de Tapachula cuenta con tribunas completamente nuevas en los cuatro puntos cardinales, palcos, cabinas de transmisión, estacionamiento, iluminación en todo el exterior, servicios para los aficionados, locales comerciales, entre otros espacios y accesorios.
La renovación del Olímpico también incluyó la pintura y la instalación de butacas. Además, se remodelaron las zonas de baños, el estacionamiento, vestidores, gimnasio, rampas de accesos, la entrada a la cancha, entre otros.
De acuerdo a algunos detalles de la obra, este nuevo estadio ya cuenta con cuatro tribunas (oriente y poniente) y dos cabeceras (norte y sur), estacionamiento para 500 autos, tres cisternas con capacidad de 45 mil litros de agua, dos vestidores climatizados, dos bodegas, y accesos para autobuses de jugadores.
De igual forma, varios sanitarios para hombres y mujeres en todas las tribunas, ocho accesos de entrada y salida, cuatro taquillas, locales comerciales, alumbrado profesional, entre otros.
Cabe recordar que al arribo de Manuel Velasco Coello a la Gubernatura, se pusieron en marcha grandes proyectos para impulsar al deporte en la Entidad y rescatar los espacios públicos.
Dentro de sus planes, el mandatario estatal manifestó al Soconusco desde el principio, la importancia de tener un estadio digno, incluso se comprometió a hacer las gestiones necesarias para traer un equipo profesional a la ciudad.
Por ello, dispuso hacer una inversión para la modernización del inmueble, en cuya primer etapa se construyeron las tribunas Poniente y Oriente, se colocaron butacas, escaleras y otros accesorios, así como cabinas de transmisión, alumbrado público, sistemas de drenaje, baños, locales comerciales, entre otros.
Esto permitió aumentar la capacidad de afluencia de 22 mil butacas y cumplir con ello los requisitos que se exigían para realizar encuentros profesionales para equipos en ascenso.
La segunda etapa incluyó la construcción del estacionamiento y otros espacios necesarios, como un moderno gimnasio, accesos y otros.
La población aún no olvida que el equipo Jaguares de Chiapas era para que tuviera sede en Tapachula, pero Gobernadores anteriores se lo llevaron a la capital del Estado, Tuxtla Gutiérrez.
Hoy, el de Tapachula es el segundo recinto más grande para la práctica del futbol en Chiapas.
El proyecto es un detonante social que ha unido a todas las familias de la región durante los fines de semana, al grado de que en esta temporada fue el Estadio con más aficionados presentes de toda la Liga de Ascenso, incluso por arriba de varios de la Primera División.
Desde la persona más rica hasta la más pobre, ha tenido la posibilidad de ver los partidos sin diferencia alguna, y con la garantía de que en Tapachula se presentan espectáculos familiares, con toda tranquilidad.
Esa visión de Velasco Coello, las inversiones de su Gobierno y de la iniciativa privada, dejaron atrás la marginación en la que vivió el Soconusco durante décadas por parte de las administraciones estatales.
Este sexenio estatal siempre ha tenido la responsabilidad de impulsar ese tipo de acciones y, en éste caso, al modernizar y facilitar las instalaciones del Estadio, permitió concretar las negociaciones que permitieron traer el equipo a la ciudad.
El proyecto es integral, porque incluyó utilizar al deporte como un gran atractivo turístico en la frontera sur y por ello, cada vez que hay partidos, también hay derrama económica en toda la región, ya que llegan visitantes de varias partes del país y abarrotan literalmente hoteles, restaurantes y comercios.
Antes, sólo había discursos y no hechos; se utilizaban trabalenguas mesiánicos por parte de quienes no permitieron la modernización del Soconusco ni el rescate de Tapachula, como la capital económica de Chiapas; ahora, con las acciones emprendidas por Velasco, se hace historia en Tapachula con obras de renombre. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello