Robos, Asaltos y Narcomenudeo en Zonas Cafetaleras del Soconusco

965
Robos, Asaltos y Narcomenudeo en Zonas Cafetaleras del Soconusco
Robos, Asaltos y Narcomenudeo en Zonas Cafetaleras del Soconusco

*SE ESTÁN ROBANDO ALREDEDOR DEL 20 POR CIENTO DE LAS COSECHAS, SOBRE TODO EN LOS MUNICIPIOS DE HUIXTLA, HUEHUETÁN Y TAPACHULA. LOS PROPIOS POBLADORES HAN CREADO LAS GUARDIAS RURALES, COMO UN SISTEMA DE CONTROL INTERNO PARA COMBATIR LA DELINCUENCIA.

Tapachula, Chiapas; 16 de mayo.- De acuerdo al presidente del Centro Agroecológico San Francisco de Asís (CASFA), Jorge Aguilar Reyna, en las regiones cafetaleras de la región Soconusco ya hay serios problemas de robos de cosechas, asaltos y narcomenudeo.
Ante representantes de los medios de comunicación dijo que 2 de cada 10 jóvenes que están llegando a las zonas rurales de Chiapas, luego de haber sido deportados por el gobierno de los Estados Unidos, traen problemas de adicciones a las drogas y por eso se está activando el consumo, comercialización y producción de drogas.
Dijo que la cultura del narcomenudeo en las zonas cafetaleras trae consigo además otros problemas colaterales, como el aumento de la inseguridad y de actos delictivos.
Por ejemplo, los consumidores de estupefacientes salen a robar cosechas de café por la noche y las venden a precios accesibles para poder comprar sus enervantes.
Se teme que en esas acciones delictivas pudieran estar involucradas autoridades rurales y hasta policías.
De lo que tienen conocimiento como parte de la Red de Productores más grande en la entidad, entre los jóvenes que están cometiendo esos ilícitos hay tanto mexicanos, como centroamericanos.
Lamentó que los pocos que han sido detenidos “los meten en la mañana y salen por la tarde, gracias al Nuevo Sistema Penal Acusatorio”.
Por lo mismo, dio a conocer que en infinidad de comunidades, los propios pobladores han creado las Guardias Rurales, como un sistema de control interno para combatir la delincuencia.
La actuación de esos delincuentes en la región no es una cosa aislada ni pequeña. Según Jorge Aguilar, se están robando alrededor del 20 por ciento de las cosechas, sobre todo en los municipios de Huixtla, Huehuetán y Tapachula.
Paralelo a eso, denunció que grupos de delincuentes se están apostando en los caminos rurales para robar las cosechas que llevan en camiones, pero también para asaltar a quien transite por el lugar.
“Esa situación pudiera provocar que los pobladores hagan justicia por su propia mano”, advirtió al dejar en claro que se ha solicitado reiteradamente mayor presencia policiaca y patrullajes en las zonas rurales de toda la región.
La problemática se agudiza aún más luego de que en gran parte del Soconusco, Sierra y Frontera Sur de Chiapas no hay cobertura de telefonía celular o fija y, por lo tanto, las víctimas no tienen manera de pedir auxilio a las autoridades, lo que es aprovechado por los delincuentes.
Para ejemplo puso a los más de 40 barrios indígenas de la Zona de Pavencul, en la parte alta de Tapachula, donde gracias a una empresa de Guatemala, tienen acceso a la telefonía celular, pero a precios de llamada internacional.
Por si eso no fuera poco, reveló que en el Presupuesto de Egresos del año pasado, se quitaron 5 mil millones de pesos que estaban destinados para la rehabilitación de los caminos saca-cosechas en el Estado para enviarlos a otras regiones y que, al estar mal las carreteras, los hampones pueden realizar sus actividades más fácil.
“Es una ironía que tengamos en esta región más de 140 mil hectáreas rurales, sino tenemos como comunicarnos telefónicamente y mucho manos internet”, abundó.
En el caso de Tapachula, señaló que cuenta con 313 comunidades y que por ello requiere de mucho presupuesto para seguridad, y el municipio es muy extenso.
La mayor preocupación, según Reyna, es que también están arribando miembros de panillas juveniles, como la Mara Salvatrucha 13 y la Barrio 18, y que se podrían asociar con los jóvenes narcomenudistas e incrementar los niveles de inseguridad.
“En las zonas rurales no hay posibilidad de acceder al servicio de emergencia telefónica 911, ni tampoco los botones rojos que hay en algunas partes de la cabecera municipal, ni alumbrado público, así como caminos muy deteriorados, lo que le facilita todo a los delincuentes”, puntualizó. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello