Aumenta Flujo de Migrantes Centroamericanos Hacia Territorio Nacional; Solicitan Refugio

915
Aumenta Flujo de Migrantes Centroamericanos Hacia Territorio Nacional; Solicitan Refugio
Aumenta Flujo de Migrantes Centroamericanos Hacia Territorio Nacional; Solicitan Refugio

* Cada Año se Quedan a Radicar Cerca de un Millón de Ilegales.

Tapachula, Chiapas; 18 de Mayo.- Las restricciones migratorias implementadas por el Gobierno de los Estados Unidos están ocasionando que miles de extranjeros que entran de manera ilegal a México, se estén quedando en territorio nacional y ya han empezado a desplazar a los mexicanos, sobre todo en las fuentes de empleos y servicios médicos.
Incluso, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), reveló este día que en México, el número de solicitantes de refugio ha aumentado más de 600 por ciento en los últimos tres años.
Esto porque, según el organismo internacional, el país se está convirtiendo en un lugar de destino para los solicitantes, y no sólo de tránsito.
En el documento titulado “Agenda para la protección de personas refugiadas en México: 2019-2024”, el organismo recordó que a la largo de su historia, México le ha dado protección y asilo a miles de personas que tuvieron que salir de su lugar de origen por violencia y persecución.
La mayoría de ellas provenientes del llamado “triángulo del norte” de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras), así como de Venezuela.
Eso ha provocado que la cantidad de solicitantes de refugio haya subido de 2 mil 137 en 2014 a 14 mil 596 en 2017, como parte de una tendencia que podría continuar en los años próximos.
Aunque el Acnur admitió que el país ha tenido avances en los años recientes en la protección de personas refugiadas, también resaltó que “es necesario hacer más para garantizar su plena protección”, por lo cual llamó a las autoridades a mejorar su política en la materia a través de una serie de reformas legislativas.
Asimismo, debe cumplir cabalmente con la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, buscar el fortalecimiento financiero e institucional de las Procuradurías de Protección de la Niñez a nivel estatal, y desarrollar modelos de atención distintos a los albergues “de puertas cerradas”.
De igual manera, el Acnur llamó a mejorar la identificación de personas con necesidades de protección internacional, no privarlas de la libertad y garantizar su regularización migratoria; fortalecer la asistencia humanitaria e integración local de los refugiados, y apoyar el surgimiento de comunidades de acogida en el sur de México.
Sin embargo, para la Asociación Mexicana Para la Protección del Empleo, son muy pocos los que piden el asilo a México o regularizan su situación migratoria y prefieren vivir ilegalmente.
Estimaron que diariamente unos cinco mil extranjeros indocumentados que no pueden ingresar a los Estados Unidos están optando por quedarse en México.
Los Estados con el mayor número de ilegales, según sus datos, son Baja California, Tamaulipas y Chihuahua, en el norte, así como Veracruz, la Ciudad de México, Puebla, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.
En su reporte señalan que los principales empleos en donde los mexicanos están siendo desplazados son las relacionadas con el comercio informal, la agricultura, la industria de la construcción, las manualidades, los prestadores de servicios, así como en talleres mecánicos, herreros, recolectores de basura, pintores y otros donde no se requiere su identificación.
Consideran que la necesidad de los indocumentados y el miedo a ser repatriados, les lleva a aceptar sueldos muy bajos, sin días de descanso, nómina y prestaciones sociales, lo que a los patrones les ha parecido una situación muy llamativa.
Hicieron hincapié que ahora, en al menos un 80 por ciento de taquerías, expendios de fritangas y tortas, ventas de refrescos y golosinas, los propietarios de esos establecimientos, ya sean en calidad de fijos y semifijos, están utilizando a personal extranjero sin documentación, para evadir el pago de impuestos, seguro social y otras obligaciones laborales, sin que ninguna autoridad haga algo para evitarlo.
En el reporte, también señalan que cada vez más las empresas constructoras tienen como obreros a extranjeros, también sin registro alguno, así como fincas de diversos cultivos, actividades de pesca comercial, procesadoras e alimentos, maquiladoras, empleados del transporte, ayudantes de cualquier tipo de actividad.
Sin embargo, también precisaron que infinidad de esas personas han sido afiliadas por organizaciones sociales para invadir predios propiedad del Gobierno o de particulares, y exijan además que les construyan todos los servicios públicos con la justificación de ser pobres.
Dejaron en claro que toda la manutención de todos esos refugiados sin trabajo y sus familias, así como aquellos que viven en el anonimato, no es pagado con los recursos de los funcionarios públicos o de los organismos de Derechos Humanos, sino de las contribuciones obligadas de los mexicanos.
Además de la preocupación por la pérdida de miles de empleos que han pasado a manos de los indocumentados, esa Asociación subrayó que muchas personas que evaden a las autoridades a la hora de entrar de manera ilegal al país, es porque quieren ocultar su identidad.
Y es que en los aseguramientos que han hecho las autoridades en pleno centro de Tapachula y de los municipios aledaños, se ha encontrado a extranjeros con órdenes de búsqueda y aprehensión en diversos países, por delitos que van desde el asalto armado, homicidio, violaciones sexuales y hasta terrorismo.
Subraya también que en los flujos de migrantes que están dejando sus países en busca de mejores oportunidades, también vienen miembros de pandillas como la Mara Salvatrucha 13 y la Barrio 18.
Varios de ellos han sido detenidos últimamente en los municipios de la frontera sur, justo cuando desarrollaban actividades ilícitas, como el narcomenudeo, asaltos, homicidios y extorsión.
Puntualizaron que es necesario impulsar reformas migratorias que permitan frenar los flujos ilegales de extranjeros, ya que alrededor de un millón de esas personas podrían quedarse en México cada año.
La agrupación, con presencia en gran parte del país, omitió su opinión sobre las miles de mujeres, hombres, transgéneros, niñas y niños extranjeros que son explotados sexual y laboralmente en México, regularmente por bandas que tienen relación con el crimen organizado. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello