Afinan Empresa que Tendrá a Cargo Obra del Gasoducto Salina Cruz-Tapachula-Guatemala

2720
La empresa Enagas, será la encargada de construir la obra que tendrá una longitud de 600 km, recorrerá los Estados de Oaxaca y Chiapas, y parte de Guatemala, con un costo estimado de 25 Mmdp.
La empresa Enagas, será la encargada de construir la obra que tendrá una longitud de 600 km, recorrerá los Estados de Oaxaca y Chiapas, y parte de Guatemala, con un costo estimado de 25 Mmdp.

* El Proyecto se Construirá en 4 Años.

Tapachula, Chiapas; 08 de junio.- La empresa española Enagas participará en la construcción del gaseoducto de Chiapas, que atravesará toda la Costa del Estado, e incluso, su frontera con Guatemala.
De acuerdo a especialistas en materia de economía de la UNAM, informaron en un adelanto de lo que será el proyecto, que la compañía contempla instalarse en Salina Cruz, Oaxaca, como parte de la estrategia de construcción de esa obra, en la que además podría participar Pacific LNG y Tag Pipelines.
La idea es unir, lo más pronto posible, al Istmo de Tehuantepec y enlazar a Salina Cruz con Tapachula en un negocio de miles de millones de dólares.
Enagas es la principal operadora de Gas Natural en España y tiene terminales en México, España y Chile, además de que ha sido la encargada de construir y operar gasoductos y estaciones de comprensión en la Madre Patria, así como en Suecia, Perú, Italia, Albania, Grecia y en territorio nacional.
Se calcula que el 27 por ciento de su capital es de origen español y el restante de otras partes del mundo. Sus ingresos totales fueron de mil 384 millones de euros el año pasado.
En México esta empresa fue la encargada de la construcción de la Estación de Compresión de Soto La Marina, la terminal de GNL de Altamira y del gasoducto Morelos que abarca 172 kilómetros.
Enagas, informaron, construirá los gasoductos sobre el Istmo de Tehuantepec y la zona costa de Chiapas utilizando las facilidades de la Zona Económica Especial de ambos estados.
La meta es que, al final de este mismo año, se cuente con la expansión del sistema de gasoductos a unos siete mil 400 kilómetros construidos o en proceso,
El gaseoducto de Chiapas está contemplado en el Plan Quinquenal 2015-2019 presentado por la Secretaría de Energía (SENER) del Gobierno Federal.
Ahí se consideran dos nuevos desarrollos para transportar gas natural en Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Chiapas, en cuyas entidades no ha llegado ese combustible útil para la industria manufacturera.
El primero de esos proyectos será el gasoducto Lázaro Cárdenas-Acapulco, que irá desde Michoacán hasta Guerrero; mientras que el otro será el de Salina Cruz-Tapachula, que unirá a Oaxaca con Chiapas, el cual se prevé que traspase la frontera sur para conectarse con la República de Guatemala.
Coincidentemente, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, fueron consideradas en la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para crear Zonas Económicas Especiales (ZEE), en donde se pretende otorgar incentivos fiscales y desarrollar infraestructura para atraer inversiones a estados con rezagos.
LA OBRA DE 25 MIL MILLONES DE PESOS
De acuerdo a lo que ha dado a conocer la empresa Gas Natural Fenosa, la llegada del combustible a esos Estados no sólo beneficia al sector industrial, sino también a los comercios.
A manera de ejemplo, comentó que el que tenga una tintorería o una tortillería en Chiapas y le llegue gas natural, tendrá reducciones en sus costos de hasta un 40 por ciento. Además, la experiencia internacional muestra que ese tipo de proyectos impulsa el desarrollo industrial de las entidades.
En el caso de México, los estados que ya cuentan con gas natural, tienen en promedio un ingreso per cápita 50 por ciento mayor al de aquellas que no cuentan con él.
El gasoducto que compartirán México y Guatemala será un proyecto privado y no una alianza público privada como en algún momento se había pensado.
De acuerdo a la Secretaría de Energía de México, Petróleos Mexicanos (PEMEX) será el desarrollador de la parte nacional, la cual partirá desde Salinas Cruz, en el Golfo de Tehuantepec, recorrerá toda la Costa de Chiapas, pasará por Tapachula, hasta llegar a la frontera. Luego continuará en territorio guatemalteco y concluirá en el Departamento de Escuintla, cerca de la capital.
En kilómetros, se calcula que tendrá una longitud de 420 en México y 180 en Guatemala, es decir, unos 600 kilómetros en total. El costo del megaproyecto será de unos mil 200 millones de dólares, que son alrededor de 25 mil millones de Pesos.
Es una obra promovida por ambos gobiernos, pero será totalmente privada. Los trabajos requerirán de cerca de cuatro años para ser concluidos.
En el caso de Guatemala, el país deberá realizar una licitación para el tramo que conectará de Tapachula a Escuintla. Hay diversas empresas privadas interesadas para desarrollarlo y Pemex podría asesorar para llevar a cabo ese proceso con un nuevo organismo mexicano. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello