Impune la Trata, Explotación Laboral y Sexual de Niños en la Frontera Sur

982
Según cifras de investigadores de México y Guatemala, un 80 % de los niños en esta situación son de origen centroamericano, y lamentablemente son explotados hasta por sus mismos familiares, quienes los envían a cruceros y avenidas transitadas a exponer sus vidas por una moneda.
Según cifras de investigadores de México y Guatemala, un 80 % de los niños en esta situación son de origen centroamericano, y lamentablemente son explotados hasta por sus mismos familiares, quienes los envían a cruceros y avenidas transitadas a exponer sus vidas por una moneda.

* CERCA DE MIL MENORES SON UTILIZADOS PARA PEDIR LIMOSNA EN LAS CALLES, LIMPIAR PARABRISAS, VENDER DULCES, BOLEAR ZAPATOS, ENTRE OTROS OFICIOS.

* BANDAS ORGANIZADAS OPERAN EN MÉXICO Y GUATEMALA.

Tapachula, Chiapas; 14 de Julio.- De acuerdo a cifras oficiales, en México 12 millones de personas son víctimas de trata; 79 por ciento son utilizadas para explotación sexual, 18 por ciento para explotación laboral y 3 por ciento para extracción de órganos.
Mientras que “cada día, cerca de mil menores de edad son explotados laboralmente en los municipios fronterizos de Chiapas, principalmente en Tapachula”, reveló Juan Antonio Cáceres Madrigal, dirigente de la Asociación Niños con Futuro, con sede en Guatemala.
Entrevistado poco después de sostener una reunión en Tapachula con representantes de Organizaciones No Gubernamentales, dijo que investigaciones de ambos países coinciden en que la explotación laboral y sexual en la franja fronteriza que los divide, ha ido en aumento alarmantemente.
De acuerdo a sus datos, cerca del 80 por ciento de los menores de edad que se encuentran en esa situación son de origen centroamericano.
Estos fluctúan entre los siete y trece años de edad, y son empleados para venta de golosinas en la calle, lustradores de calzado, cargadores, empleadas domésticas, limosneros, entre otros oficios, incluyendo actividades en antros de vicio.
Reconoció que en algunos casos se ha detectado la participación de bandas organizadas que operan en ambos lados de la frontera.
Sin embargo, lamentó, que también hay casos en los que los explotadores son los propios familiares del menor.
“Hay que reconocer que se han hecho muchas acciones de gobierno y legislativas para la protección de esos grupos vulnerables, aunque la problemática no se ha controlado y, por lo contrario, ha ido en aumento”, insistió.
Además, opinó que no se descarta que haya actos de corrupción entre las mismas autoridades, “ya que los niños son explotados a plena luz del día y en las principales calles de las ciudades fronterizas, y pareciera que son invisibles a los funcionarios”.
Como ejemplo, a un costado del Reloj Floral, en el Par Vial de la ciudad, durante casi todo el día se puede ver a un grupo de hombres y mujeres que envían a varios menores de edad, quizá de unos cinco años, a exponer en ese lugar sus vidas al transitar entre los vehículos para que pidan limosnas y se los lleven.
Por todo ello, afirmó que diversas organizaciones civiles de México y Guatemala están trabajando coordinadamente en un proyecto binacional que calculan entregarán a las autoridades federales al cambio de sexenio, es decir, en cinco meses.
Ahí están proponiendo una serie de acciones enfocadas a hacer frente al problema de explotación laboral y sexual de menores en la región, pero también castigar severamente a los responsables. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello