Ayuntamiento de Tapachula Paga Laudos con Terrenos y Áreas Verdes de Ciudadanía

1189
La empresa “Productos y Construcciones El Pilar, S.A. de C.V.”, responsable de construir el fraccionamiento Jardines de Guadalupe dio a conocer que los habitantes manifestaron su molestia por ser despojados de las áreas verdes, que ahora sirven como pago que realiza el ayuntamiento por despido de trabajadores.
La empresa “Productos y Construcciones El Pilar, S.A. de C.V.”, responsable de construir el fraccionamiento Jardines de Guadalupe dio a conocer que los habitantes manifestaron su molestia por ser despojados de las áreas verdes, que ahora sirven como pago que realiza el ayuntamiento por despido de trabajadores.

* EXTRABAJADORES DEL MUNICIPIO EMBARGAN EL ÁREA VERDE DE UN FRACCIONAMIENTO, DONDE SE CONSTRUIRÍA UNA ESCUELA.
* EXPERTOS EN LA MATERIA ASEGURAN QUE ESTA MEDIDA ES ILEGAL Y QUE VIOLA LOS DERECHOS DE LOS TAPACHULTECOS.

Tapachula, Chiapas; 20 de Julio.- Ante la incapacidad del Ayuntamiento que aún preside el alcalde, Neftalí Del Toro Guzmán, extrabajadores municipales están embargando -vía laudos- los bienes de los tapachultecos.
Una prueba de ello es el embargo No. 460/2014, que promovió un particular en contra del Ayuntamiento y que se adjudicó con toda el área verde donada al fraccionamiento “Jardines de Guadalupe”
De acuerdo a la empresa “Productos y Construcciones El Pilar, S.A. de C.V.”, que tuvo la responsabilidad de construir el fraccionamiento, han tenido reclamos de los habitantes de ese sector ubicado al sur de la ciudad, porque se han enterado de esa situación.
“Las áreas de donación se entregan al municipio con la finalidad de que se ocupen para el equipamiento urbano en beneficio de sus habitantes; así lo marca la Ley de Fraccionamientos del Estado de Chiapas. De ninguna manera para que sirvan para solucionar adeudos que el Ayuntamiento tenga con sus proveedores o prestadores de servicios”.
Así lo señalaron los representantes legales de la empresa en un documento remitido a la todavía síndico en el Gobierno Municipal, Rosario Vázquez Hernández.
“Tenemos un reclamo muy fuerte por parte de los habitantes, ya que consideran un atropello el que un particular utilice esas áreas para fines completamente diferentes a los que marca la ley y que los perjudican para una confortable convivencia que deban tener los moradores de un fraccionamiento que ha cumplido con lo que la ley exige”, señaló en el documento, que es parte de un expediente en manos de ésta Casa Editorial.
Ante esa problemática, según narran, desde el 19 de Enero de éste año solicitaron una audiencia con Del Toro Guzmán para presentarle, en forma pacífica y legal, las inconformidades.
Días después, fueron recibidos pero solamente por el titular de la Secretaría Particular del alcalde, José Antonio Ovando Matías, quien en lugar de permitir el acercamiento con el Presidente, los remitió a una reunión intermunicipal, con la justificación de que era un asunto que debería de atender la Secretaría de Desarrollo Urbano.
En esa mesa de trabajo estarían presentes los representantes de la inmobiliaria propietaria del fraccionamiento, la mesa directiva de los colonos, así como la Sindicatura, donde el compromiso fue que se daría una amplia explicación sobre ese lamentable caso.
Sin embargo, según la misiva, la reunión fracasó en virtud de que el representante de la Sindicatura no presentó la documentación requerida.
Desde entonces aseguran que insistieron, una y otra vez, para que fueran atendidos sus reclamos, tanto en la alcaldía como en la Sindicatura, pero no tuvieron más que respuestas negativas.
El fraccionamiento está ubicado en el kilómetro 3.5 de la carretera Tapachula-Puerto Madero. La inmobiliaria entregó las áreas verdes al municipio el 02 de Febrero del 2012, a través de las escrituras públicas No. 4 mil 630, volumen 238, así como la 4 mil 631, volumen 239.
Adiós Escuela…
Ante el problema, la Oficina de la Presidencia Municipal remitió el oficio RS-93 al titular de la Secretaría General del Ayuntamiento, Carlos Esquipulas Juárez Mejía, en el que se le señala atienda ese caso por ser de su competencia.
Incluso, se le instruyó que se diera el seguimiento correspondiente y contestara de forma escrita a los interesados, de acuerdo a la normativa, “a la brevedad posible”.
Como se echaron la bolita unos a otros sobre lo que estaba ocurriendo, el Coordinador Jurídico del Ayuntamiento, Laureano Rodríguez Arcuri, respondió a Juárez Mejía.
En el oficio 039/2018, hace referencia al documento 3630/2017 de la Secretaría General Gobierno Municipal, relacionadas a las áreas verdes donadas a los pobladores del fraccionamiento “Jardines de Guadalupe”, de 423 y 6 mil 292 metros cuadrados, respectivamente.
“Dichas fracciones fueron donadas a la Secretaría de Educación, para construir la Escuela Superior de Trabajo Social ‘Jesús Aquino Juan’, mediante Acuerdo de Cabildo de fecha 10 de diciembre del 2014”, aclaró Arcuri.
En ese mismo oficio, reconoció que esos predios se encontraban embargados dentro del Juicio Ordinario Mercantil, radicado mediante el No. 460/2014, del índice del Juzgado Primero del Ramo Civil.
Según el funcionario, todo ello le fue informado también a los directivos de la Escuela, “quienes tengo entendido promovieron los recursos legal con respecto a dichos predios”.
De acuerdo a los representantes de la inmobiliaria, el laudo era de alrededor de 1.5 millones de Pesos, pero el terreno tiene un valor superior a los 20 millones de Pesos, por lo que también les ha provocado la sospecha de algún tipo de arreglo.
Se teme que, así como ese caso, pudieran haber muchos más en Tapachula, ya que las áreas donadas por las empresas constructoras en los fraccionamientos han ido desapareciendo rápidamente. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello