Destrozadas las Calles del Mercado San Juan Nunca le Puso Atención el Actual Ayuntamiento

757
Así lucen las calles del mercado San Juan, principal centro de abastos; son calles de primera, porque si al vehículo se le mete segunda, se acaban los amortiguadores. ¿Y el presidente?...Bien gracias.
Así lucen las calles del mercado San Juan, principal centro de abastos; son calles de primera, porque si al vehículo se le mete segunda, se acaban los amortiguadores. ¿Y el presidente?...Bien gracias.

*LAS CENTRICAS AVENIDAS DEL PRIMER CUADRO DE LA CIUDAD, DEMUESTRAN LA INEFICIENCIA Y LA POCA ATENCIÓN DEL AYUNTAMIENTO HACIA LOS COMERCIANTES DE ESTE POPULOSO SECTOR.

Tapachula, Chiapas; 13 de Agosto.- El aún alcalde Neftalí Del Toro Guzmán, dejará como herencia para las autoridades entrantes y para toda la sociedad, calles completamente destrozadas y llenas de comercio informal.
Para muestra, comerciantes y habitantes que se encuentran en las inmediaciones del mercado “San Juan”, señalaron que nunca antes habían estado tan descuidadas esas arterias viales, en donde cada día transitan miles de unidades particulares y del servicio público.
Es una vergüenza esas lamentables condiciones en las que se recibe a los visitantes regionales, nacionales y extranjeros, dijeron; además de la población que acude a ese centro de abastos.
Hace menos de tres años, cuando Del Toro llegó a la alcaldía, ese sector de la ciudad tenía un tránsito fluido porque las calles eran transitables y estaban completamente libres de comercio informal, detallaron.
Sin embargo, ahora parecen calles para carretas por lo destrozadas que están, mientras que los estacionamientos, pasillos, accesos y todo alrededor del mercado están inundado de ambulantes, que religiosamente pagan todos los días por ese derecho al Ayuntamiento, aunque se desconoce el destino de esos recursos, que bien pudiera ser millones.
Mientras esas inconformidades persisten, Del Toro, en lugar de dar la cara y reparar las vialidades y limpiar a Tapachula de informales, como lo están haciendo en Tuxtla Gutiérrez y en otras regiones del Estado, resume sus actividades comiendo cocteles de mariscos en el centro de la ciudad.
Esas avenidas despedazadas y el desbordamiento de los informales, ha dañado severamente la economía de los establecidos, quienes también han alertado que gran parte de los ambulantes son extranjeros que se están apoderando de Tapachula, e incluso, de los municipios aledaños.
A la par de ello, al mercado “San Juan” entran diariamente infinidad de camiones y camionetas cargadas de verduras, frutas y todo tipo de mercancías de dudosa procedencia, de las que tampoco se percatan las autoridades.
Las condiciones de las calles en las inmediaciones de dicho mercado y la proliferación de informales no son una situación aislada y propia de ese sector. En el resto de la ciudad se pueden contabilizar muchos más ejemplos.
Se teme que al cambio administrativo habrá borrón y cuenta nueva y que, por lo mismo, las arbitrariedades que se hayan cometido en este periodo del Ayuntamiento, quedarán en la impunidad.
Sin embargo, hay la esperanza de que el Gobierno Federal y Estatal entrante cumplan su compromiso con la sociedad e investiguen a fondo lo ocurrido en Tapachula en los últimos tres años, y se castigue a quienes resulten responsables.
Por lo pronto, el aumento en los niveles de inseguridad, comercio informal, prostitución, antros de vicio, desabasto de agua, incumplimiento a bomberos y policías, deficiencias en la recolección de basura y otros reclamos sociales, hacen prever que esta será la peor administración que ha tenido Tapachula en su historia. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello