La Corrupción Gubernamental Hundió en Extrema Pobreza al Campo: Cafeticultores

869
La Corrupción Gubernamental Hundió en Extrema Pobreza al Campo: Cafeticultores
La Corrupción Gubernamental Hundió en Extrema Pobreza al Campo: Cafeticultores

*EL PRESIDENTE DE LA ALIANZA NACIONAL DE ORGANIZACIONES AGROPECUARIAS Y CAFETALERAS, MARCELO HERRERA HERBERT, DESTACÓ QUE LAS AUDITORÍAS HAN COMPROBADO QUE DIVERSOS RECURSOS QUE SE APROBARON PARA LA CAFETICULTURA, FUERON COBRADOS POR MUERTOS, MILLONARIOS Y VIVALES.

Tapachula, Chiapas; 15 de agosto.- Según el presidente de la Alianza Nacional de Organizaciones Agropecuarias y Cafetaleras (Anaorac), Marcelo Herrera Herbert, la corrupción durante décadas hundió en la extrema pobreza al campo mexicano y aún no ha acabado.
En entrevista exclusiva para este rotativo dijo, a razón de ejemplo, que las auditorías han comprobado que, en muchos de los casos, los recursos gubernamentales que se aprobaron para la cafeticultura en el país, fueron cobrados por muertos, millonarios y vivales que se aprovecharon como intermediarios.
Además, que los abastecedores de supuestas plantas de alta resistencia a las plagas falsificaron cifras; es decir, se reportaban millones de cafetos en viveros en los que no cabían ni 50 mil.
Aunado a eso, las plantas que se entregaban a los campesinos eran tan de mala calidad, que se perdía hasta el 70 por ciento, además de que era falso que fueran resistentes a las plagas.
De igual forma, que los millonarios recursos se manejaron través de personas que no tenían nada que ver con la cafeticultura, “a quienes les entregaban hasta 6 millones de pesos para 500 mil plantas, cuando con una tercera porte de eso se pueden producir mucho más”.
Dijo que ese cultivo en el Soconusco es un tema de prioridad nacional, porque no solamente se está produciendo uno de los mejores granos del mundo, sino que también genera miles de empleos para campesinos considerados en extrema pobreza, e incluso para centroamericanos, lo que evita que los productores se conviertan en migrantes.
Herrera, quien realiza una gira de trabajo por la frontera sur de Chiapas, comentó que alrededor del 62 por ciento de los cafeticultores en México son de origen indígena, manejan más de 60 lenguas autóctonas y, lamentablemente, viven en extrema pobreza y en situaciones que requieren urgente atención social.
Así también, que el gobierno federal debería, por siempre, haber tratado al aromático grano como un cultivo que produce grandes divisas al país, “ya que en el pasado generaba hasta mil millones de dólares al año”
Por eso consideró que, con esas divisas, se debió en tener anualmente un presupuesto por demás suficiente para atender a ese sector, y hasta los problemas sociales de los productores.
“Pero los apoyos se desviaron también a grandes empresas. Por eso hubo muchas marchas y manifestaciones de otros tipos en el país. Gracias a eso desaparecieron los supuestos viveros tecnificados y ahora hay la esperanza de las cosas cambiarán positivamente con el nuevo gobierno”, abundó.
El líder nacional reconoció también que la frontera sur ha permitido el contrabando de café centroamericano de muy mala calidad, para revolverlo con lo que se produce en el Soconusco, darle un certificado falso de autenticidad y comercializarlo en el mundo, como si fueran de lo mejor.
“Eso abate los precios y se vuelve un competidor, porque no puedes controlar y al mismo tiempo generar situaciones irregulares en los precios de calidad del café de la región Soconusco”, indicó.
Lamentó lo que ocurre con el contrabando en la frontera sur del país, aunque precisó que no es una franja limítrofe que esté abierta, sino más bien bajo una convivencia entre servidores públicos y personas que se dedican a ese tipo de actividades ilícitas.
Por eso señaló que la propuesta global de las organizaciones cafeticultoras de México, es que se generan prácticas generales, con transparencia y de atención al sector, en donde se integre todo el proceso del cultivo y exista –además- la solución a los problemas sociales.
Consideró que, en el cambio que se oferta en materia de combate a la corrupción en el país, será necesario que las autoridades investiguen a fondo todo lo ocurrido con los apoyos al campo y, de encontrarse responsables de irregularidades, se castiguen ejemplarmente.
Herrera encabezó éste miércoles en Tapachula el primero de cuatro foros de café que se tienen contemplado realizar en territorio nacional, en donde participan cientos de representantes de organizaciones productoras.
Comentó que se trata de hacer visible una propuesta que nació desde hace 40 años, cuando desapareció el Instituto Mexicano del Café (Inmecafé).
De entrada, detalló, se busca crear un organismo rector, autónomo, con recursos propios y que reste la falta de atención integral al sector.
De crearse, ese organismo integraría a unos 500 mil productores de 12 estados productores, en donde Chiapas es el número uno, tanto en superficie cultivada, total de productores y calidad.
En la última década, la plaga de la roya naranja hizo que la producción se desplomara a unos dos millones de sacos anuales, cuando había un promedio de 3.5 millones.
Sin embargo hay una recuperación y se espera que, para este ciclo, se supere una producción nacional por arriba de esos 3.5 millones de quintales. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello