Trampa Mortal los Baches en la Costera a Falta de Mantenimiento

649
Sectores productivos exigen a la SCT acciones para resolver esa exigencia que aqueja a la población; reclamo y malestar común de los habitantes de la región Soconusco.
Sectores productivos exigen a la SCT acciones para resolver esa exigencia que aqueja a la población; reclamo y malestar común de los habitantes de la región Soconusco.

Tapachula, Chiapas; 02 de octubre.- La carretera de la región Soconusco, por donde pasan diariamente millones de dólares en exportación a Centroamérica y decenas de miles de usuarios, se encuentra literalmente despedazada luego de que, desde hace mucho tiempo, fue suspendido su mantenimiento,
Por ello, representantes de los sectores productivos de la región hicieron un llamado al todavía presidente de la República, Enrique Peña Nieto, atienda esa problemática de inmediato, porque esa ruta se ha convertido en una trampa de muerte, que cada días está cobrando víctimas.
Sobre ese terma, el Centro Empresarial de la Costa de Chiapas indicó que la Importancia de esa carretera también radica en que es el paso obligado para la población y visitantes; siendo una vía de comunicación fundamental para el transporte y la realización de intercambios comerciales.
En una misiva enviada al mandatario nacional señalan que esa carretera “se encuentra verdaderamente en condiciones deplorables, llena de baches, hoyos, tramos a medio terminar, parchado mal realizado, entre otros”.
El organismo consideró que eso representa un peligro latente para la población, automovilistas y servicio de transporte público que circula continuamente sobre la Costa de Chiapas, quienes necesariamente tienen que transitar por ahí y se ven obligados a esquivar baches, invadir carriles, salirse de la carpeta asfáltica de manera brusca o con el riesgo de sufrir ponchaduras que amenazan la integridad física y hasta la vida de cada ciudadano.
Dejaron en claro que, incluso, se han registrado accidentes viales que han tenido como resultado pérdidas humanas.
“Lo más inconcebible es que, hasta el momento las autoridades responsables de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no han realizado acciones para resolver esa exigencia que aqueja a la población, porque es un reclamo y malestar común de todos los habitantes de la región Soconusco”, indicaron.
El Centro Empresarial, que aglutina a inversionistas de diversos sectores, indicó que la reparación es inaplazable, ya que con los proyectos de impulso de desarrollo en la región, debe ser una prioridad, que permita hacer de la región Soconusco un lugar de atractivos.
Opinaron además que las próximas administraciones, tanto federal como estatal, deben de centrar su atención en el bienestar y las exigencias de la población, con objetivos claros de desarrollo real e incluyente, con una visión de largo plazo.
Así mismo, que las vías de comunicación representan un factor fundamental en las negociaciones y transacciones comerciales, “motivo por el cual debemos garantizar a nuestros proveedores y sociedad en general certeza en materia de transporte y conectividad, además del bienestar de las familias chiapanecas”.
Consideraron que, solo de esa forma y basado en la inversión clara y real en ese tipo de necesidades, se impulsará un desarrollo económico que fortalezca la economía regional, sobre todo porque se está en vísperas de concretar el proyecto de la Zona Económica Especial de Puerto Chiapas.
“Las vías de comunicación juegan un papel de suma importancia para la solidez de ese proyecto. Esto con la finalidad de diversificar mercados y aprovechar las posibilidades de conectar con otras regiones del país y con el extranjero, facilitando la labor a los diferentes sectores”, abundaron.
Cabe recordar que el Gobierno Federal aprobó uno de los presupuestos más grandes en la historia para modernizar la carretera Panamericana, que atraviesa el Istmo la Costa y la Frontera Sur del Estado.
Pero, por alguna causa que muy pocos conocen, esos recursos fueron desviados para la construcción de la autopista de Frontera Comalapa, Comitán y San Cristóbal. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello