Chiapas Reciclará su Basura y Saneará Ríos y Lagos con Tecnología de Punta

806
Luis Alberto Ranaud, representante de la compañía Prestadora de Servicios Ambientales y Ecológicos S.A. de C.V., presentó este sábado a las autoridades y empresarios de la región, dos proyectos que consisten en el reciclado de residuos sólidos, para transformarlos en material que puede ser usado para la edificación de viviendas. Entre los asistentes a la exposición estuvo nuestro Director General, el CP. Enrique Zamora Cruz.
Luis Alberto Ranaud, representante de la compañía Prestadora de Servicios Ambientales y Ecológicos S.A. de C.V., presentó este sábado a las autoridades y empresarios de la región, dos proyectos que consisten en el reciclado de residuos sólidos, para transformarlos en material que puede ser usado para la edificación de viviendas. Entre los asistentes a la exposición estuvo nuestro Director General, el CP. Enrique Zamora Cruz.

Luis Alberto Ranaud, quien presentó el proyecto.
* TUXTLA GUTIÉRREZ, TAPACHULA Y SAN CRISTÓBAL, LISTOS PARA CONSOLIDAR EL PROYECTO PARA RECICLAR RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS, EL CUAL REPRESENTA UNA OPORTUNIDAD DE EMPLEO Y LA GENERACIÓN DE RECURSOS QUE PODRÁN SER APLICABLES EN OBRAS Y SERVICIOS PÚBLICOS.

Tapachula, Chiapas; 22 de Diciembre.- Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de Las Casas y Tapachula se disputan desde ahora ser sede de la primera planta industrial para el tratamiento y disposición final de residuos sólidos urbanos (RSU) en la entidad, que permitirá reciclar la basura y sanear sus reservas acuíferas con tecnología de punta.
Sin embargo, el municipio de El Centro, en Tabasco, a través de su alcalde, Evaristo Hernández Cruz y con el respaldo de su Cabildo, expidió una carta de intención en las últimas horas, con la que convertirá a esa ciudad del sureste mexicano en la primera en el país que utilice ese sistema, que ya se emplea con éxito en varios países del mundo.
Luis Alberto Ranaud, en representación de la compañía Prestadora de Servicios Ambientales y Ecológicos S.A. de C.V., presentó este sábado a las autoridades y empresarios de la región, dos proyectos que prometen ser los más importantes en ese rubro en la historia del Estado.
Acompañado de Sergio López León, del Corporativo Industrial Olmeca; de Dilman Cauich Suaste, de Industrias Iuxdil, y de Carlos Alberto Pereyra Salazar, de la Asociación de Empresarios Chiapanecos de la Industria de la Construcción, explicaron que ese método está solucionando el problema de recolección de residuos y desapareciendo la contaminación que producen miles de toneladas en los basureros al aire libre.
Ese proyecto integral representa una oportunidad de empleo y la generación de recursos que podrán ser aplicables en obras y servicios públicos, y que, por medio de la suma de esfuerzos entre la iniciativa privada, la sociedad y el Gobierno, sin duda, cambiarán la historia del Estado.
Adiós También a los Basureros en Chiapas.
Los especialistas en la materia hicieron la presentación de lo que sería la Planta de Industrialización que, de entrada, no requiere de un solo Peso del erario, no cobrará a las empresas y las familias por la recolección, ni quitará el empleo a los llamados tricicleros.
Se trata de aprovechar de manera conjunta los adelantos tecnológicos que ya se están utilizando de manera separada en otras regiones del planeta para el proceso de la basura.
De acuerdo a lo que explicaron, esas empresas llevarán a cabo el proyecto ejecutivo, la obra y la instalación de los equipos a través de inversionistas privados.
También se elimina la posibilidad de actos de corrupción, puesto que no maneja recursos gubernamentales y porque ese lugar será manejado por un Patronato integrado por la sociedad civil, con la colaboración de éste y de los próximos Ayuntamientos, así como del asesoramiento técnico de la empresa.
La planta puede ser instalada en un espacio de dos hectáreas, aunque puede tener un crecimiento gradual.
Los camiones de basura y los recolectores en triciclos llevarán los residuos hasta ahí y los depositarán en dos tolvas diferentes. Una que iniciará el proceso sin la separación y otra con clasificados.
No habrá basurero ni contaminación porque inmediatamente los residuos se canalizan a diversas máquinas que la procesan en productos terminados o en la materia prima que se requiere para la elaboración de artículos del hogar, bloques para la construcción y vigas plásticas que suplirán la madera, con los cuales se frenará en gran parte la tala de bosques.
El proceso implica la eliminación de hongos, bacterias y cualquier virus, con lo que los productos terminados son de muy alta calidad.
Se contempla que esos lugares trabajarán mujeres, hombres y jóvenes de la región, y los productos terminados serán comercializados a bajos precios para la población en general de Chiapas y otros Estados.
Con los recursos generados se pagarán sueldos y se podrán adquirir más camiones recolectores y maquinaria, además de que podrán ser canalizados para la construcción de obras sociales.
De aplicarse en Tapachula, habrían cerca de cien camiones recolectores al servicio de la sociedad, más la contribución de unos 3 mil tricicleros.
Dentro de los productos terminados está un block sumamente parecido al utilizado actualmente para la construcción, pero es aún más resistente, barato, sin olor alguno y su elaboración no requiere de productos químicos ni genera contaminación, con el cual se podría solucionar el problema de vivienda, sobre todo en familias de escasos recursos económicos.
También se hacen losetas con mayor duración que las de concreto, que podrían adquirir los mismos Gobiernos Municipales para la modernización de sus calles, parques, oficinas y banquetas, a precios sumamente más bajos que cualquier otro artículo similar.
Gas, Electricidad y Materiales Ecológicos.
Durante el proceso de la industrialización de la basura, según explicaron, esa planta producirá el Plasti-play en forma de vigas, tablas o plafones de diversos tamaños y grosores, cuyo material es tan resistente como el acero, pero con características de flexibilidad microscópica, idóneos para la industria de la construcción en Chiapas, por ser la Entidad con mayor actividad sísmica en el país.
En la elaboración de esos productos, se generará también gas butano y electricidad, con los cuales se cubrirá la demanda energética de la Planta y los excedentes para determinados servicios, como el alumbrado público, con lo que también se podría reducir considerablemente la facturación eléctrica en la ciudad.
Por su naturaleza ecológica, en el caso de las losetas, blocks y otros materiales de la construcción, servirían también para el cuidado del medio ambiente y el calentamiento global.
La maquinaria utilizada no es sofisticada ni requiere de grandes espacios. Son inventos que aprovechan al máximo la ingeniería y las leyes de la física, mecánica, gases y presión, por lo que ese lugar también puede ser utilizado para las prácticas de jóvenes universitarios de carreras afines.
Se requiere de alrededor de tres meses para la elaboración del proyecto y un tiempo similar para la construcción de la planta.
El beneficio que traería esa obra también se ampliaría para los municipios aledaños en la Costa y Frontera Sur del Estado.
En términos generales, se trata de que se concesione a ese Patronato la recolección de alrededor de 400 toneladas de basura que se producen diariamente en el municipio y lugares circunvecinos; además de liberar de contaminación para las próximas generaciones; solucionar uno de los grandes rezagos; y provocar un ahorro sustancial al Ayuntamiento.
No se cobraría absolutamente nada por ese servicio, ni a las autoridades ni a la sociedad o a la iniciativa privada, durante los años que dure el convenio.
Como el objetivo es la de recolectar la mayor cantidad de basura posible para transformarla, la recolección sería diaria y en todas las rutas posibles.
Se aplicaría también la limpieza de ríos, playas, lagos y lagunas, con la finalidad de aprovechar también esos residuos y sanear los afluentes.
La empresa pide a cambio una concesión de al menos 25 años, en la que las tareas de recolección en el o los municipios que participen sean exclusivos para ellos, sin remuneración económica a cambio.
Además, la compra de materiales elaborados en la planta sería fundamental para permitir su autosuficiencia, su crecimiento y los beneficios también para sus trabajadores.
En torno a los tricicleros, según el proyecto, se les aceptaría cualquier tipo de basura, sin restricciones de horarios y sin pago alguno. Por lo contrario, se establecerían beneficios para los pepenadores.
Según los expositores, tratarán de consolidar el proyecto en la próxima semana con las tres ciudades chiapanecas.
Si en alguno de esos tres casos hubiera algún impedimento por parte de las autoridades locales, el proyecto se trasladaría de inmediato a otras regiones del país que lo están solicitando o, incluso, a cualquiera de los diez municipios en Guatemala que ya han firmado su carta de intención y esperan una sola oportunidad. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello