“Tandas de Bieniestar” Para Pequeños Comerciantes: AMLO

907
“Tandas de Bieniestar” Para Pequeños Comerciantes: AMLO
“Tandas de Bieniestar” Para Pequeños Comerciantes: AMLO

Comprarán 500 Pipas Para Abastecimiento de Gasolina:

Ciudad de México; 15 de Enero.- La adquisición de 500 pipas para garantizar el abasto en diferentes zonas del país, fue anunciada hoy por el presidente Andrés Manuel López Obrador como otra de las medidas que se implementará para normalizar el abasto de combustible.
La medida permitirá transportar unos 200 mil barriles diarios de combustible, aseguró el mandatario en su conferencia de prensa matutina, lo que permitiría atender la emergencia en el Valle de México, particularmente, por las constante tomas clandestinas en el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, que abastece al centro del país.
La compra se realizará a partir del ahorro que significa evitar el robo de combustible, dijo.
Ayer, López Obrador anunció también el uso de ferrocarriles para transportar combustible, en tanto avanzan los operativos de vigilancia en ductos. Apro

CREDITOS A LA PALABRA SIN INTERESES PARA PEQUEÑOS COMERCIANTES Y EMPRESARIOS

Ciudad de México.- En Iztapalapa, la alcaldía más poblada de la capital mexicana, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que echará a andar el programa “Tandas para el bienestar” con el que se darán créditos “a la palabra” y sin intereses a pequeños empresarios.
Ante miles de asistentes en el deportivo Santa Cruz Meyehualco, dijo que en una primera etapa se tiene presupuesto para dar créditos a un millón de micro empresarios, por ejemplo, dueños de talleres, tiendas, negocios pequeños y comerciantes. Sin embargo, no mencionó la cantidad que les prestarán.
“El que tenga negocios pequeños y tiendas o talleres y necesite un crédito, va a recibir ese crédito a la palabra y sin interés. Van a ir pagando mes con mes, sin interés. Termina el año, cumple y paga y tiene derecho a pedir más”, afirmó.
El anuncio lo hizo como parte de la presentación de los Programas Integrales de Desarrollo de su administración, tales como pensión alimentaria a adultos mayores, becas de capacitación a jóvenes, apoyo a personas con capacidades diferentes y becas a estudiantes de preparatoria.
Durante su discurso de 30 minutos, López Obrador aseguró que todos estos programas “ya tienen presupuesto, pero todo lo que se vaya ahorrando en el combate a la corrupción va a reforzar estos programas, que cada vez haya más apoyo al pueblo”.
Agregó que se reducirá el proceso administrativo para la entrega de recursos, pues en algunas partes “resulta que se autoriza un apoyo arriba y cuando baja ya no llega nada, o si llega, ya llega con moche. Ya no va a ser así… por eso estamos haciendo un censo casa por casa, cada quien va a tener su tarjeta. Y desde la Tesorería de la federación hasta el beneficiario, de manera directa”.
Con esa tarjeta, continuó, el beneficiario podrá “ir a cualquier banco y sacar lo que por justicia y derecho les corresponde, sin intermediarios. Nada de que ‘yo soy del Movimiento Francisco I. Madero o soy de la Antorcha Mundial, dame a mí el dinero, yo lo voy a entregar a la gente’. ¡No, primo hermano, así no va a ser!”.
López Obrador reiteró las explicaciones que en sus conferencias matutinas ha dado sobre los resultados del combate al robo de combustible y aseguró: “No voy a ser cómplice, ya me colmaron el plato. No al huachicol”.
Además de integrantes del gabinete presidencial, al acto acudieron la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, quienes fueron descritas por el presidente como mujeres “inteligentes, honestas, trabajadoras y con convicciones” en quienes confía y le ayudan a quitarle “la carga” de gobernar al país.
A su llegada al deportivo y como sucede en actos públicos masivos que encabeza, el presidente López Obrador caminó durante 20 minutos mientras saludaba, abrazaba y se tomaba fotos con la gente detrás de las vallas metálicas. Unos le gritaban en coro: “¡El pueblo, consiente, apoya a su presidente!”.
Al subir al pódium, un chamán lo sahumó y realizó una ceremonia indígena a la que invitó a los miles de asistentes a participar. Apro