Aterrado el Soconusco por el Arribo de la Nueva Caravana de Migrantes: Canaco

635
Aterrado el Soconusco por el Arribo de la Nueva Caravana de Migrantes: Canaco
Aterrado el Soconusco por el Arribo de la Nueva Caravana de Migrantes: Canaco

*LLEGAN LOS PRIMEROS HONDUREÑOS A LA FRONTERA CON CHIAPAS. *EMPRESARIOS TEMEN UNA CAÍDA EN LAS VENTAS EN HASTA 70 POR CIENTO. *CENTROAMERICANOS ENCABEZAN ROBOS, ASALTOS Y EXTORSIONES Y PROSTITUCIÓN EN TAPACHULA, AFIRMA EL LIDER DE LA CANACO CARLOS MURILLO

Tapachula, Chiapas; 16 de enero. – “Ante la inminente llegada de una nueva caravana de migrantes a Tapachula y a los municipios aledaños, la población del Soconusco está literalmente aterrada y preocupada”, dijo el presidente de la Cámara Nacional de Turismo (CANCO) local, Carlos Murillo Pérez.
Confirmó que este miércoles por la tarde, gran parte del comercio establecido en el municipio de Suchiate decidieron cerrar sus establecimientos y suspender sus actividades por esos motivos. Se cree que en Tapachula lo harán en el momento de que se conozca que ya están en territorio mexicano, que se prevé será este jueves.
En entrevista para el rotativo EL ORBE, dijo que en la última reunión en la que participaron en materia de seguridad en la región, les informaron que esa caravana, al igual que sus antecesores, han advertido que no habrá quién los pueda detener y que utilizarán de albergues los parques centrales de su ruta.
“El hecho de que se instalen en el centro de cada ciudad de la región representa inseguridad para todo el comercio establecido. Por lo mismo, estamos previendo cualquier desorden que se pueda generar en las próximas horas, porque entre ellos viajan también gente que se dedica a delinquir, que muy difícilmente podrán ser identificados”.
Indicó que han propuesto que los establecimientos comerciales sean reforzados y permanezcan cerrados, aunque admitió que es una decisión que tomará cada propietario.
Por lo mismo, según Murillo, en los últimos tres días decenas de locales en Tapachula colocaron cortinas metálicas en sus accesos, barandales y herrería, además de clausurar aparadores de cristal.
Hizo un balance de lo ocurrido entre octubre y noviembre del año pasado, cuando atravesaron la región al menos cinco caravanas de migrantes centroamericanos.
Dijo que ese periodo se desplomaron las ventas más del 60 por ciento y la llegada de turistas se redujo hasta en un 90 por ciento, “y por eso se teme que vuelva a ocurrir una situación similar”.
Reveló además que, basados en estadísticas oficiales, en los delitos que se cometen en Tapachula y en sus alrededores, cada vez hay más participación de centroamericanos, sobre todo en robos, asaltos con violencia, extorsiones y prostitución.
Mientras, en la tarde de este miércoles, unos 200 migrantes ya habían llegado a la comunidad de Tecún Umán, en los límites con Chiapas, en donde tenían previsto descansar y, en las próximas horas entrar a México de cualquier forma.
Además, tenían las intenciones de esperar a más connacionales porque, para ellos, entre más grande sea la caravana, las posibilidades de que no sean detenidos serán también mayores.
Este grupo de hondureños arribó al parque central de la comunidad y de inmediato empezaron a pedir limosna entre los pobladores, porque aseguran que no traen dinero, ni para comer.
Se confirmó que hay temor entre la población, luego de los enfrentamientos entre policías y migrantes que se dieron entre los meses de octubre y noviembre, y los de este miércoles por la mañana en la frontera entre Guatemala y Honduras, cuando la fuerza de seguridad chapina intentaba impedir el éxodo.
Según reportes de testigos, la policía guatemalteca se enfrentó con los hondureños, en un encuentro en el que se utilizaron gases lacrimógenos y bombas de humo.
Sin embargo, se calcula que unos 3 mil lograron atravesar los cercos de seguridad de manera violenta y por caminos de extravío.
En tanto, autoridades migratorias de Guatemala confirmaron a los medios de comunicación que, tan solo en la mañana de este miércoles, ya se había registrado el ingreso a ese país de mil 274 hondureños.
De ellos, 890 son hombres y 384 mujeres, además de 161 niños y 130 niñas, quienes entraron por la frontera ubicada en el departamento oriental de Chiquimula, todos de manera legal y con la presentación de sus identificaciones, aunque la columna de personas en espera era sumamente larga.
De acuerdo a los comentarios de los primeros migrantes en llegar a la frontera con Chiapas, ahora el objetivo es quedarse a trabajar y a vivir en México. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello