Personas Muertas Fueron Incluidas en Padrones de Programas Para el Campo

573
Personas Muertas Fueron Incluidas en Padrones de Programas Para el Campo
Personas Muertas Fueron Incluidas en Padrones de Programas Para el Campo

* DURANTE VARIOS AÑOS, ESOS RECURSOS NO LLEGARON A LOS BENEFICIARIOS, SINO QUE FUERON COBRADOS POR FUNCIONARIOS CORRUPTOS: CENTRAL CAMPESINA CARDENISTAS.
* GOBIERNO FEDERAL OFRECE PRECIOS DE GARANTÍA PARA CULTIVOS DE PRODUCTORES; SE ACABARÁ EL “COYOTAJE”.

Tapachula, Chiapas; 27 de Enero.- “La corrupción en México fue tal, que por décadas hubo infinidad de muertos en los padrones de productores y esos millones de Pesos fueron cobrados, pero cada año quedaban en los bolsillos de los funcionarios. Fueron denunciados, pero hubo impunidad e inmunidad”, sostuvo Max Correa Hernández, dirigente nacional de la Central Campesina Cardenista (CCC)
En entrevista exclusiva para rotativo EL ORBE, señaló que la manipulación utilizada por algunas asociaciones y algunos líderes, es superior a lo imaginable.
Para ello puso como ejemplo a Chiapas, “donde el Secretario de Desarrollo Rural, era al mismo tiempo el proveedor de los insumos para el campo en la entidad, líder de alguna organización y hasta beneficiario de los recursos y programas gubernamentales”.
Indicó que “el Programa de Apoyos para Productores de Maíz y Frijol (PIMAF), era un negocio redondo para funcionarios corruptos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), así como de los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural (CADER), y de los Distritos de Desarrollo Rural”.
De acuerdo a los primeros lineamientos que el Gobierno Federal les ha dado a conocer en torno a los programas y proyectos para el campo, los insumos se van a seguir entregando a los productores, pero ahora el recurso les llegará directo, y ellos decidirán qué marca comprar y a quién.
Con ello se busca terminar definitivamente con los intermediarios (llamados popularmente coyotes), con las compras fraudulentas con una sola empresa o marca, y que los recursos ya no se desvíen.
“Siempre hubo corrupción en la distribución de los recursos y los insumos para el campo. Nosotros los denunciamos, pero nunca se hizo nada”, aseguró.
Retomó el caso de Chiapas al asegurar que, al menos la mitad de los recursos que fueron enviados a la Entidad para atender los cultivos de maíz y frijol, “quedaron en manos de funcionarios e intermediarios, y estamos hablando de muchos millones de pesos”.
“Desde la Sagarpa, el Cader y los Distritos de Desarrollo Rural, se determinaban quién sería el proveedor para que les entregara una mochada. Además, el productor también les tenía que entregar parte de los recursos para que les liberaran los apoyos”, abundó.
De acuerdo al dirigente nacional, “todo eso era un negocio económico y político, porque también traían al campesino detrás de una zanahoria”.
Hay impunidad, afirmó, porque a pesar de las denuncias, el Gobierno en ese entonces no quiso tomar decisiones, “porque le salía más barato tolerar la impunidad que lidiar con los sindicatos o las organizaciones”.
Al referirse a los padrones alterados de productores, dijo que fue detectado en los programas Prospera, Pimaf, Procafé, entre muchos otros, donde había fallecidos como beneficiarios y que alguien cobró esos recursos.
Esas y otras irregularidades fueron denunciadas ante los órganos internos de control para que se investigara y se procediera penalmente en contra de quienes resultaran responsables.
Max Correa señaló que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho a la nación que no se a perseguir a nadie, pero que las denuncias por corrupción y desviación de recursos gubernamentales que se presentaron tendrán que seguir su curso para que nadie esté por encima de la ley, “y en nuestro caso vamos a exigir que las investigaciones vayan a fondo, se castigue y se termine con la impunidad”.
Los Precios de Garantía del Campo…Medio Siglo Después.
Ante los rumores de que los recursos de programas sociales y productivos podrían ser cancelados, Correa dio a conocer que los presupuestos serán aún mayores pero que, a diferencia de los sexenios pasados, estos serán canalizados directamente a los beneficiarios, para que nadie los utilice para otros fines.
Recordó que algunas organizaciones filiales al Gobierno, habían sido los principales beneficiarios económicos y políticos de los programas durante muchos años, “cuando el antiguo régimen les concedía esa posibilidad que, ahora, ya no será posible”.
Al analizar el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) aprobado para este año, aclaró que hubo una reducción considerable para los recursos del campo, “pero para los grandes agricultores, “los que siempre se beneficiaron”.
Ahora, según dijo, “habrá mayores apoyos, pero para los pequeños productores, esos que siempre estuvieron desatendidos por las políticas anteriores”.
De acuerdo a ese análisis, afirmó que no solamente se apoyarán de manera directa a los productores de maíz, frijol, arroz, trigo y otros cultivos, sino que también se va establecer a partir de este año un precio de garantía, como una demanda de más de medio siglo.
Todavía están por definirse las reglas de operación que se van a desarrollar a través de la Subsecretaría de Desarrollo Rural, y tampoco se sabe las que dispondrá la Financiera Rural (FIRA), aunque adelantó que se van a apoyar los proyectos productivos que presenten los campesinos por individual o de manera organizada, señaló.
Dejó en claro también que las nuevas disposiciones federales señalan que los programas sociales son distintos a los productivos.
En relación a los precios de garantía, dio a conocer que este año para el maíz será de 5 mil 600 Pesos por tonelada en el ciclo Primavera-Verano.
“Con el régimen anterior, no había un precio de garantía y con ello dejaban a los productores prácticamente en manos de los coyotes y de los monopolios alimentarios, como el caso de Maseca, quienes les ponían el precio que querían a los campesinos, aunque no sacaran ni siquiera los gastos de producción”, puntualizó. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello